Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[ARTICULITO 0]¿Un cuento sobre la economía? Parte V.

Compartir

 

negra

La imagen es una foto de hace años de la Laguna Negra en el Páramo de Mucubají.
Intenta mostrar que a pesar de toda la tontería actual y toda la superficialidad presente, siempre habrá un lugar hermoso donde descansar la mirada.

 

Un monstruo que se devora a sí mismo.

El ouroboros (también uróboros o uroboros) es un animal con la forma de una serpiente que se devora a si misma por su cola, y que aparece en las más diversas culturas. De alguna manera propone el hecho positivo del ciclo eterno de las cosas, del esfuerzo, de la lucha eterna de un ciclo que vuelve siempre a comenzar a pesar de las acciones para impedírselo, una imagen del mito del eterno retorno. Pero también representa la imagen del esfuerzo inútil de repetir una acción que solo conduce a si misma, sin ninguna alternativa. En la parte anterior de este cuento ([ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte IV) mostramos una caricatura del ouroboro del mercado, que come lo que el mismo defeca, como un símbolo de que se come y se defeca a si mismo eternamente. Hablaremos un poco aquí de ese asunto, pero ya no situado en una visión que pudiera ser positiva, más bien en la visión del monstruo que se destruye a si mismo, con el agravante de que, en este caso, el monstruo no es un algo particular, sino, como ocurre en la sociedad-mercado, lo es todo, el todo.

Compartir

Leer más: [ARTICULITO 0]¿Un cuento sobre la economía? Parte V.

[ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte IV

Compartir
OuroborosSMetaphor
Las máquinas y la maquinización del trabajo
 
La fetichización del trabajo, es decir su transmutación en mercancía, facilita la aparición de las máquinas, aparición que cual epifanía trae consigo grandes promesas de beneficios para la humanidad que pretenden justificar todo este lío.
Compartir

Leer más: [ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte IV

[ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte III

Compartir

 

banco asalta a enmascaradp www Humor12 com

“Banquero no es gente…” Dicho popular.

Los bancos, el Estado, las crisis.

Comencemos esta parte, diciendo que la figura del actual empresario nace con la aparición de la sociedad de mercado, simultáneamente a esa otra figura mágica y siniestra, el banquero, quien no es otro que el originario usurero con nuevo ropaje.

Compartir

Leer más: [ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte III

[ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte II

Compartir

articulito 0 II

Del valor al precio.

Seguiremos aquí, discutiendo, o más bien proponiendo elementos para discutir, sobre eso que llamamos economía y que hemos calificado, simultáneamente como arma de destrucción masiva y como única religión efectivamente global.

Compartir

Leer más: [ARTICULITO 0] ¿Un cuento sobre la economía? Parte II

[ARTICULITO 0] - ¿Un cuento sobre la economía?

Compartir

salariominimo

Quizá el arma de destrucción masiva más efectiva o eficiente, que existe actualmente es la economía. A lo largo de la colección que hemos llamado “Articulitos”, colección incompleta por cierto, hemos intentado en un lenguaje claro y cotidiano, tomando imágenes de la vida concreta, exponer los elementos esenciales del funcionamiento de dicha arma. El asunto es que esos elementos que llamamos esenciales son los que definen no solo eso que fácil y fatalmente llamamos “economía”, sino más allá aun, a la vida misma, toda lo que ella realmente es, y determina no solo la sobrevivencia del ser, sino más aún la coherente relación entre el ser y el hacer, es decir eso que en lenguaje coloquial referimos como “felicidad”.  

Compartir

Leer más: [ARTICULITO 0] - ¿Un cuento sobre la economía?

Articulito 20: ¿Qué es la banca? ¿Dónde se guarda el dinero? Y ¿Por qué?

Compartir

banco1

En la época en que las personas trabajaban solo para satisfacer necesidades (ver Articulito 02: ¿Qué es una mercancía?) el dinero no era necesario, pues cuando algo faltaba en el hogar se cambiaba con alguien que lo tuviera, y no en relación de valor, sino simplemente por solidaridad, principio vital en esa etapa. Era una actividad muchos más simple aún que el trueque que ya implicaba una relación de valor, para poder intercambiar dos cosas que “valieron lo mismo”.

Compartir

Leer más: Articulito 20: ¿Qué es la banca? ¿Dónde se guarda el dinero? Y ¿Por qué?

Página 1 de 5