Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

Tres películas que condicionaron tu imagen sobre los rusos

Compartir

Drago

¿Quién no se acuerda de algún típico villano ruso? Durante la Guerra Fría y después, algunos de los 'malos' favoritos de Hollywood remitieron a Rusia, algo que contribuyó a construir falsos estereotipos sobre el país.

La escena final de 'Rocky IV' es épica. El boxeador protagonista, interpretado por el entonces astro de Hollywood Sylvester Stallone en aquel 1985, vence al rival soviético, Iván Drago, en una emocionante pelea en Moscú. Rocky no solo era el personaje bueno que luchaba por su país, tenía motivos nobles para enfrentarse con Drago, que había matado a su amigo, el también boxeador Apollo Creed.

Drago, un gigante que no parecía humano, representaba la Unión Soviética y todo lo malo y mezquino en una ficción insertada en el contexto de la Guerra Fría, cuando EEUU y la URSS se disputaban el título de primera potencia mundial. El villano no tenía principios, había llegado a matar a un adversario en el cuadrilátero, utilizaba técnicas de dopaje, etc. En cambio, Rocky representaba el sueño americano. Un luchador salido de la pobreza que, con tesón, trabajo duro y determinación, lograba las metas más altas. Era la lucha del bien contra el mal, de David contra Goliat.

Convertido en un clásico actor de filmes de acción en los años 80, Stallone también se ganó el olimpo del celuloide metiéndose en la piel del soldado de élite John Rambo. En una saga de cuatro películas, algunos villanos marcaron un hito en el refuerzo de una pésima y gratuitamente cruel imagen de Rusia. Los militares de la Unión Soviética eran torturadores y sádicos, como los emblemáticos teniente coronel Podovsky y sargento Yushin en 'Rambo II' y el coronel Alexéi Zaysen en 'Rambo III'.

Pese a que la última película del héroe Indiana Jones data de 2008, 'Indiana Jones y la Calavera de Cristal', está ambientada en los tiempos de la Guerra Fría, retoma la figura de la Unión Soviética como encarnación del mal. Sin embargo, en el intento de seguir el tradicional estereotipo del villano ruso, la trama termina otorgándole a los personajes soviéticos características nazis, que retrotraen más al período de la II Guerra Mundial.

La lista es mucho más larga. 'Misión Imposible', 'Duro de Matar' y una gran parte de la saga de películas sobre James Bond.

 

Compartir