Ingrese

logo tatuytv

tatuytv banner 2

[COMUNICADO] Ante el asesinato de Jesús Sulbarán en Mérida

Compartir

55036-sustento-sulbaran

Desde la Fundación La Casa del Costurero, instancia que agrupa a organizaciones sociales y Consejos Comunales de Santa Elena, Mérida estado Mérida, fijamos postura frente a los escenarios de conmoción, golpismo y violencia fascista, que son palpables en la sociedad venezolana y que constituyen otro horrendo capítulo más entre las continuas arremetidas contra la revolución bolivariana y la sociedad venezolana toda.

Rechazamos los actos de violencia articulada, perpetrada por actores de la derecha fascista, quienes han adquirido cualidades propias de variantes del terrorismo paramilitar, para imponer la dictadura del miedo sometiendo a la sociedad venezolana al oprobio del irrespeto sistemático del derecho ajeno, de personas y comunidades.

Despreciamos la reedición de las guarimbas como supuesta estrategia de lucha. Pues en ella yace el odio inoculado, la intolerancia, la violencia indiscriminada y la imposición de la fuerza entre hermanos de clase. La Mesa de Unidad Democrática, alineada a la Organización de Estados Americanos y al nuevo gobierno protofascista de Estados Unidos, se han articulado en una componenda contra el chavismo como propuesta de destino político. En esta vorágine por el control de la política y los recursos venezolanos, han acudido a las estrategias de fabricación de conmociones nacional, muertes y caos, como parte de su expediente legitimador del injerencismo contra Venezuela, alterando la paz y tranquilidad que aspiran las grandes mayorías de la comunidad nacional.

Nos oponemos al saldo de muerte y destrucción que el terrorismo de la derecha está dejando a su paso. Lo rechazamos de manera contundente y sin cortapisas. La MUD, beneficiarios políticos del caos, necesitan sangre y muerte para legitimar su supuesta lucha, que no es pacífica y mucho menos democrática. Fijamos postura contra las formas de terrorismo germinal que está arrastrando cada vez más vidas a lo largo del territorio venezolano.

Lamentablemente para la comunidad merideña, la sangre ha vuelto a correr en medio de lluvias de balas escupidas por la gendarmería del odio. El día 24 de abril del presente año, dos vidas humanas han sido segadas por actores obcecados por la intolerancia y el desenfreno. Se trata de los compañeros, Jesús Leonardo Sulbarán y Luis Márquez, quienes fueron dados de baja por tiros francos a manos de asesinos cooptados por los golpistas. Estas tres personas caídas, fueron asesinadas junto a otros que resultaron heridos en una refriega de sangre y fuego, donde las balas fueron teledirigidas dispuestas a segar vidas, esperanzas, sueños y luchas por el mundo socialista posible. No eran balas perdidas, eran balas contra hermanos chavistas.

Hacemos especial énfasis en la caída del compañero Jesús Sulbarán, padre de familia, trabajador de la Gobernación en la Dirección de Política Integrales, criminólogo, miembro de la Federación Venezolana de Criminólogos, camarada solidario, cercano a nuestra casa de sueños emancipatorios. Hijo de Santa Elena y miembro querido de esta comunidad.

En medio de la violencia desatada, estas acciones propias de un enfrentamiento civil en edad temprana y que es promovido por la derecha fascista, desata emociones nuevamente en las familias merideñas que hoy lloran a sus hijos caídos. Nuevamente el luto vuelve a nuestros hogares y la tristeza se posa como una negra nube sobre nuestras casas. Los actores promotores de la violencia política, han acudido al asesinato de integrantes de las fuerzas chavistas para intentar detonar con estos hechos, la reacción, la explosión del chavismo, para de esa manera recrudecer la espiral violenta y alargar la lista de muertes. No lo permitiremos.

En estas horas infaustas, nuestro llamado debe ser a nuestra propia conciencia. A mantenernos firmes en el legado de la paz, la concordia y la cordura, para no caer en la trampa del enemigo. La victoria del chavismo y la mayoría de la gente de bien de Venezuela, es la paz. La paz como conquista, frente al chantaje de los asesinos, los terroristas y criminales.

Necesario es apegarnos a la conciencia del chavismo original y profundo. Convocar nuestra inteligencia y amar, como diría el poeta Mario Benedetti, en defensa propia, en estos tiempos en que los odios se encuentran desatados. Que nuestra rabia e indignación, se conviertan en fuerza creadora, en ímpetu revolucionario y en trabajo, para construir el destino posible, el de la sociedad nueva y el del manso pueblo venezolano hecho libre, prospero y cada vez más solidario.

Nos declaramos defensores del verdadero cambio, el de la Venezuela libertaria, empoderada, organizada, constructora y socialista. No sería nada nuevo para nuestro tiempo histórico, la devolución del poder a la élite económica que ya tuvo consigo el poder político nacional durante más de dos siglos. De ahí nuestro sentido profundo en apegarnos a la idea de la organización popular como destino necesario para construir lo nuevo, el socialismo. Por estas y otras causas, Jesús Sulbarán cayó una tarde del lunes 24 de abril. Por eso le reconocemos como hermano de clase caído en combate. Por eso le recordamos y le recordaremos en nuestras luchas.

A los familiares y amigos más cercanos de Jesús Sulbarán y de Luis Márquez, enviamos nuestra solidaridad y afecto. Que estas horas funestas les sirvan para atesorar en familia toda la fuerza y sabiduría necesaria para superar estas circunstancias. No hay palabras que puedan calmar el dolor que pesa sobre ustedes, pero tengan en cuenta que estos golpes recaen sobre todos, como signo de las tragedias de nuestros tiempos, tiempos estos en los que mueren por la vida quienes han salido a defenderla.

A toda la comunidad merideña y a la comunidad nacional venezolana, a nuestros amigos del mundo que observan, enviamos el mensaje fuerte y claro: Hay un pueblo en resistencia en Venezuela y es el pueblo chavista que sigue peleando su patria contra la gendarmería del odio. No nos dejaremos arrebatar el destino. La historia la haremos quienes paridos por las entrañas de este pueblo seguiremos en pie de lucha, por la reivindicación del destino posible.

Desde La Casa del Costurero de los Sueños Emancipatorios Eulogio Paredes, enviamos nuestra convocatoria a enjugar las lagrimas y a seguir de pie. Firmes. Siguiendo el ejemplo de Taita Chávez y sus hijos que nunca escatimaron un día y una vida entera, para darla por nuestro derecho a la historia, por nuestro derecho a una revolución.

Fundación Casa de los Sueños Emancipatorios Eulogio Paredes "El Costurero"

 
Grupo de Intercambio Solidario Comunicaciones "El Costurero"

Consejo Comunal Santa Elena

Consejo Comunal Maestro Heriberto

Consejo Comunal Bellavista

Brigada Jóvenes de la Patria Robert Serra Santa Elena Sector A

Comité Local de Alimentación y Producción Nicolás Maduro

Comité Local de Alimentación y Producción Eulogio Paredes

Colectivo de Textileras Casa del Costurero

Comuna Bicentenaria 16 de Septiembre

Tatuy Televisión Comunistaria

Compartir