Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[LA MANDARRIA] - Un momento dedicado a La Traición

Compartir

LaManda

Vamos a dedicar esta edición a un tema bastante particular: La Traición. Sin ánimos de ser corteses ni amables, ni nada parecido; vamos a reflexionar en torno a cómo la Traición es capaz de despertar el más feroz monstruo interior, eso sí, lo más importante en la afirmación anterior es “despertar” porque ante la ceguera, es imposible dar cuenta de que somos víctimas de una traición.

Cabe aclarar que en este espacio sólo aludiremos a La Traición en términos Políticos (con P mayúscula) y no es que la traición del amante o del amigo no sean importantes, sólo que para los fines reflexivos que nos convoca el momento histórico actual, necesitamos hacer foco en la Traición como generadora de la desmotivación, la desesperanza y la desmoralización colectivas o dicho de una manera romántica, La Traición como una acción mutiladora de sueños colectivos.

Bien, esa sensación de fraude ubica al individuo en un escenario de absoluta incertidumbre e inseguridad. Nos sentimos traicionados cuando lo inesperado ataca a la lealtad y a la confianza que hemos esgrimido en alguien. No existen situaciones traidoras, la traición es sólo atribuible a las personas. ¿Qué pasa cuando descubrimos una traición? Se ha comprobado científicamente que el ser humano una vez que reconoce la traición (un acto totalmente racional) pasa a ser vulnerable a la emocionalidad, bien porque se niega a aceptar lo que está sucediendo o bien porque reacciona desde la rabia, la tristeza y el resentimiento; todos muy malos consejeros para ver con claridad las decisiones que se deben tomar.

Hoy día, La Traición parece ser el plato servido en nuestra cotidianidad. Sí; cuando nos dicen una cosa y hacen otra por ejemplo; cuando se muestran como ciertas algunas ideas que no son más que espejismos de la realidad: “Seguimos en Resistencia porque esta dictadura va a caer”; “Defiende tus Derechos para ser Libres”; “Con mejor distribución de Renta saldremos de la pobreza”; “Si hay elecciones, somos más demócratas”; “Si protestamos 100….200 días lograremos derrocar al Gobierno”; “ Los que te trancan la avenida y te cobran peajes son héroes nacionales”; “Somos Poder Comunal pero ¿Y las Comunas?”

Y ¿Qué sucede con el traicionado? generalmente se despierta ante la deslealtad con un clamor de justicia o exigiendo explicaciones que al menos intenten justificar La Traición; pero también ocurre que una vez que hemos aceptado La Traición, es posible levantarse con fortaleza y en lo sucesivo, ser más perspicaces y atinar para saber en quien creer o no.

Recomendamos revisar nuestro contexto, tratemos de olfatear a La Traición desde lejos. Estos son tiempos en que debemos mirar agudamente todos los escenarios, sólo así podremos tener un criterio que permita valorar la realidad. ¿ Y cómo se logra esto? Evalúe cesudamente las incoherencias, trate de identificar si lo han tratado como un estúpido a merced de informaciones que corren por los medios y compare todo eso con lo que verdaderamente sucede, allì seguramente usted se plante cara a cara con La Traición.

Compartir