Ingrese

logo sencillo fondoazul

Banner azul 2018 portal

"Sin ti no podré vivir jamás"

Compartir

Image 3

Un hombre acuchilla a su pareja ante su hijo de 3 años porque ella se enamoró de otro, y lo va a dejar.

Un hombre dispara tres veces a su mujer porque no le gustó que ella tenga la ilusión de terminar el bachillerato y tal vez iniciar una carrera en el Sena.

Un hombre asesina a su pareja porque no soportó que ella le pida el divorcio.

Un hombre se suicida después de asesinar a su mujer y a sus tres hijos: ella, después de soportar ocho años de violencias, le había contado que se iba a donde sus padres.

No seguiré, pues son más de mil feminicidios al año en Colombia.

Y sí, los males del amor, los estragos del amor matan todos los días o casi todos los días. Y no solo metafóricamente, como en los boleros con ese “quiero todo de ti”. No, matan físicamente, con mucha determinación y con una violencia difícil de soportar, a veces en el frío de la noche bogotana, a veces en una cálida tarde lejos de Bogotá. El amor fue la razón de la muerte, dicen casi todos los victimarios.

Se llamaban hace poco crímenes pasionales; feminicidios se llaman hoy. Pasión amorosa desgarrada o pérdida de control y de la posesión de ese objeto mujer. Pasión versus posesión.

Y sí, estos hombres matan porque de repente se dan cuenta de que la posesión de este objeto amado que era su mujer es una ilusión. El objeto amado, su mujer, huye de su control y –cosa insólita e insoportable– tiene sueños y quiere ser feliz. Y, claro, nuestros sueños son verdaderamente las pesadillas de los patriarcas.

Para ellos, es impensable que su mujer, exmujer, novia o mujer trans, pueda desear otra vida que ya no sea al lado de él, otra vida sin él.

Amar a otro, pertenecer a otro no hace parte de lo posible. “Sin ti no podré vivir jamás; sin ti es inútil vivir”; las letras del bolero se hacen realidad y la muerte de ella se vuelve la única salida válida para estos monstruos del amor.

De hecho, lo que los hombres hoy día no logran aceptar, no logran interiorizar y entender es que las mujeres han aprendido los primeros pasos de otra canción que nombra la autonomía y la felicidad y que, de alguna manera, representa su revancha después de una muy larga historia de desgracias, de posesión, de control y de asfixia del menor átomo de independencia y libertad.

Es que durante demasiado tiempo mujeres y hombres fuimos, todas y todos, prisioneros de definiciones, de arquetipos y roles estereotipados de tal fuerza que lograron encerrarnos en lo que podríamos llamar la cárcel del género, paralizándonos para la reinvención, el riesgo y la huida adelante.

Y el amor es un fermento ideal para que ese flagelo florezca y logre transformar los goces del amor en estragos mortales que 90 por ciento de las veces pagan las mujeres.

Se hace urgente y necesario repensar el amor, encontrar nuevas pedagogías del amor para reinventar Colombia. La paz necesita con urgencia que los hombres y las mujeres aprendan nuevamente a hablarse construyendo nuevos pactos amorosos en la lentitud, en el silencio de un diálogo que acepte la diferencia y el reconocimiento del misterio del amor que ninguna letra del bolero podrá nunca traducir.

Compartir

VIDEO [A UN CLICK]: El imperio de las corporaciones

Compartir

a un click

¿Cuántas corporaciones se reúnen en una cumbre del G8? ¿Sabías que las grandes trasnacionales están involucradas en casos de explotación laboral y hasta esclavitud? ¿Sabías que Obama es sólo un empleado de ese grupo económico que es el que -verdaderamente- determinan e influye el ejercicio del poder? La línea entre lo "público" y "privado" se retroalimentar y diluyen en un sistema en el que cada vez menos parece importar el ser humano

Compartir

Leer más: VIDEO [A UN CLICK]: El imperio de las corporaciones

VIDEO: [A UN CLICK] Desarrollo de tecnología para inducir al cáncer

Compartir

a un click

Se trata de las investigaciones científicas que se desarrollan en EEUU sobre la inoculación de células cancerígenas en personas, o experimentos que afectan a cientos de ciudadanos en el mundo. En éstos días que recordamos con amor a nuestro Comandante también nos preguntamos: Y si nos lo arrebataron?. Si todo es parte de una reconquista del imperialismo que ha avanzado en nuestro continente en estos, los más tristes tres años de la historia contemporánea. La muerte de Chávez, para el continente, sólo es comparable con el duelo a Bolívar. Con amor, les comparto ésta iniciativa que sólo busca darle una razón científica al más grande de los dolores: el acumulado de los abrazos que nos queda por darle a Chávez, los besos que nos guardamos hasta la hora del reencuentro. VIVA CHÁVEZ, CARAJO. VIVA UNA Y MIL VECES!

Compartir

Leer más: VIDEO: [A UN CLICK] Desarrollo de tecnología para inducir al cáncer

El asesino de Gisella Rubilar Figueroa

Compartir

1gisella

El 8 de marzo de 2014, alrededor de las 8 de la noche un certero disparo, en plena cara, mato a Gisella Rubilar Figueroa, mujer merideña (de origen chilena, pero merideña, al igual que Leticia que como ella también es merideña), educadora, artesana, pero sobre todo luchadora… En pocos días se cumplen dos años de su asesinato y aún estamos esperando que ocurra algo parecido a la justicia.

En una nota publicada el 14 de marzo (1) el presidente Maduro afirmó en ese momento: “Las investigaciones están muy avanzadas, ya están identificados los asesinos, estamos tras de su pista” pero, repetimos, a casi dos años seguimos esperando algo parecido a la justicia.

Ayer, en “El mazo dando”, Diosdado cabello anunció la detención de Ricardo García Sanz, militante de “Voluntad Popular” que estaba siendo solicitado como responsable material del asesinato de Gisella. Y eso proporciona algo de tranquilidad pero no significa justicia, de hecho nada está resuelto. En días pasados se presentó en rueda de prensa en la ULA, apoyado por el señor que dirigió las guarimbas en Mérida, Williams Dávila, que por ser diputado goza de inmunidad y de impunidad, al delincuente Nixon Moreno. Y no pasa nada, salvo algunas declaraciones aquí o allá, no pasa nada y menos cuando la aprobación de una “Ley de Amnistia” es inminente.

En días pasados el pequeño ser que ahora dirige la Asamblea Nacional, y discúlpenme, pero a una persona que habla así de una persona muerta, sea amigo o enemigo, solo se le puede calificar de esa manera, se refirió a uno de los muertos de esos terribles días del fascismo desatado a lo largo y ancho del país como “el tal muerto ese…”. Está claro que para ellos Gisella es apenas la tal chilena muerta y estoy seguro que para ellos es importante insistir en que es chilena y no venezolana, para así justificar que lo de la bala certera fue un azar por estar metida donde no debía.

Y lo triste es que no son ellos los únicos, las cuentas oficiales hablan de 43 y cientos de heridos, las cuentas extraoficiales nos muestran muchos más. Cientos de camaradas muertos (campesinos, trabajadores, dirigentes, hombres, mujeres, jóvenes, niños) y la mayoría de ellos sin asesino identificado. Pero es una tontería insistir en el problema legal de la identificación policial de un responsable. Estos son víctimas de una guerra que existe así se quiera negar, aquí o allá: la guerra entre los desposeídos, los pobres empobrecidos, los proletarios y los desposeedores, los empobrecedores, los propietarios. Una guerra que existirá mientras exista un 1% de personas en el planeta que posea el 90% de las riquezas existentes y que necesita para mantener esa situación, someter al pueblo pobre y hacerlo a costa de lo que sea, incluyendo cualquier tipo o forma de represión. Es lo que Marx llamó “la lucha de clases” es decir la contradicción absolutamente antagónica entre la clase poseedora del capital, y la riqueza y los trabajadores que lo único que tienen es su capacidad de trabajar y producir.

Ningún paño tibio resolverá esto, y menos ningún acuerdo es posible. Está claro. La derecha, por ejemplo, va a aprobar, pronto, una ley que libere de culpa a los asesinos de Gisella aun antes de ser culpados y otra ley que le regrese al trabajo su condición de forma de control sobre los trabajadores. Ya lo decía bien claro uno de ellos: “La Ley del trabajo no puede favorecer al trabajador”. Es decir, ellos no pueden permitir la existencia de una ley de los trabajadores, solo de una ley del trabajo que haga legitima y ética la explotación. Y estos son solo unos pequeños ejemplos.

Y por eso hablábamos antes, de que dos años después de la muerte de Gisella, pero que son seis o 16 o quien sabe cuántos, en tantos y tantos otros asesinatos, apenas esperamos algo parecido a la justica. Y es que la verdadera justicia solo se logrará cuando la propiedad como forma de explotación, es decir el derecho de unos pocos a explotar a la mayoría, basados en el dios “propiedad” se termine. Pero eso significa una verdadera revolución, no un simple cambio de unos dueños por otros o el simple cambio de fachada de algunas cosas para seguir escondiendo la realidad. La verdadera justicia solo se logrará cuando el pueblo trabajador desmonte el capitalismo y construya un sistema social donde desaparezca la propiedad privada de cualquier  tipo, un sistema social donde el ser humano pueda dar según su capacidad y recibir según su necesidad.

Yo conocí a Gisella, como conocí a Leticia a la cual nombre al principio de esta nota, o como he conocido a tanta otra gente, por ahí, en la calle, en la acción, en los hechos concretos. La recuerdo como una mujer alegre, dispuesta a la tarea, activa, clara políticamente y muy merideña. Sus hijas menores son todas merideñas y ella, Gisella, estaba dedicada a trabajar por lo que consideraba su tierra concreta, pensaba como todos nosotros que “la patria es América” pero luchaba en lo concreto por su pedacito de patria en la cual le había tocado vivir.
Para la foto de esta nota hemos tomado esa, que es parte apenas de una foto más grande, y donde está ella como la recordamos, activa y sonriente. Y ese es el camino, la lucha por la igualdad, pero no basada en el odio de los pequeños seres, sino en la verdadera felicidad, esa de la que hablan Bolívar, el Che y Chávez y en la lucha por la cual, los mataron.

¡La lucha tiene que seguir!

 

Compartir

Las dos tácticas de la Derecha

Compartir

EstrategiaDerecha

Mucho se ha hablado de que la derecha no hizo campaña para las elecciones del Domingo 6 de Diciembre en Venezuela. No es así. En realidad, la MUD (Mesa de Unidad Democrática) trabajó intensamente para tratar de derrotar al gobierno de Nicolás Maduro. Sólo que su campaña no la hizo en el terreno electoral, porque es un espacio en el cual ha sido sistemáticamente derrotada desde el triunfo del Comandante Hugo Chávez Frías en las elecciones presidenciales de Diciembre de 1998.

Compartir

Leer más: Las dos tácticas de la Derecha

EEUU y Alemania financian la imposición del imaginario del fraude

Compartir

CNE-3

Hoy, cuando la Unasur ya comenzó sus labores de acompañamiento de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, donde expertos de once países encabezados por el expresidente dominicano Leonel Fernández, la oposición sigue clamando por la injerencia de políticos y observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea, y expresidentes conservadores no sólo de América latina.

Compartir

Leer más: EEUU y Alemania financian la imposición del imaginario del fraude