Ingrese

logo sencillo fondoazul

Banner azul 2018 portal

El Fascismo contra los Nuestros

Compartir

lenin tren

1. "Escribí e imprimí un libro por el que he sido declarado por el Santo Oficio como vehementemente sospechoso de herejía, por haber sostenido y creído que el Sol era el centro del mundo e inmóvil, y que la Tierra no era el centro y que se movía...Yo, Galileo, hijo del difunto Vincenzo Galilei, florentino, de setenta años de edad, compareciendo personalmente como acusado ante este tribunal y arrodillado ante vosotros, eminentísimos y reverendísimos señores Cardenales Inquisidores Generales contra la depravación herética a lo largo y a lo ancho de toda la comunidad cristiana, teniendo ante mis ojos y tocando con mis manos los Santos Evangelios, juro que he creído siempre, y que creo ahora, y que, con la ayuda de Dios, creeré en el futuro, todo lo que sostiene, predica y enseña la santa Iglesia Católica Apostólica Romana. Pero en vista de que…he sido declarado por el Santo Oficio como vehementemente sospechoso de herejía, es decir, por haber sostenido y creído que el Sol era el centro del mundo e inmóvil, y que la Tierra no era el centro y que se movía…prometo cumplir y observar en toda su integridad todas las penitencias que me han sido impuestas por este Santo Oficio. Y me someto a todas las penas y penitencias impuestas y promulgadas en los cánones sagrados…Que así me ayuden Dios y estos Santos Evangelios que toco con mis manos. Yo, el antedicho Galileo Galilei, he abjurado…". Después de pronunciar este discurso, Galileo murmuró "y sin embargo se mueve". Fue condenado a prisión de por vida por la iglesia en la que militó.  La difusión de su obra fue completamente prohibida. Fue obligado a abjurar. Confinado en cárcel por casa, consiguió que sus  demostraciones científicas pasaran la frontera gracias a ciertas visitas. Humillado, viejo, cansado y ciego, murió en 1642.

Compartir

Leer más: El Fascismo contra los Nuestros

Elecciones en la ULA (I) y (II)

Compartir

ula

No había tenido la desdicha de ir a la universidad el día de las elecciones, o bueno, digamos mejor, ese simulacro que se efectúa en torno a los recintos académicos, sobre un supuesto proceso eleccionario. Lo confieso, siempre he sido una persona apática, por tanto, cuando ingrese a la universidad, no me deje engatusar por las planchas estudiantiles que saltan sobre los estudiantes de nuevo ingreso como animales rapaces, vendiendo ilusiones sobre cómo debería actuar un estudiante universitario, palabras que fácilmente se las lleva el viento, cuando reparas que la mayoría de quienes te endulzan la oreja tienen más de una década vegetando en el campus ulandino.

Compartir

Leer más: Elecciones en la ULA (I) y (II)

Muerte y descomposición

Compartir

serra

Robert nos habla desde su vida y sus asesinos nos hablan desde la muerte. Pero son unos badulaques con quienes es imposible todo diálogo. Horas antes del asesinato de Robert Serra un diputado amenaza que los bolivarianos «tienen sus días contados» y luego denuncia que se siente amenazado. Porque hablan, como se dice, «palante y patrás». No asumen nada. Cometen algo e inmediatamente lo niegan. Nunca hubo el «Paro Cívico» que propagaban ruidosamente cada minuto que duró. Como tampoco dicen nada del golpe de 2002 cuyo decreto demente firmaron y divulgaron orgullosos, erguidos, estentóreos.

Compartir

Leer más: Muerte y descomposición

Un Golpe de Estado sin resistencia de la población chavista

Compartir

guardih9x2

“Yo no pertenecí, ni pertenezco a ningún sector político, o militar. Hoy estoy muy cerquita de los 80 años y en aquellos años yo trabajaba. Más allá de los errores que hayan podido cometer las Fuerzas Armadas, preferí a ellos en el poder y no el caos que reinaba por culpa de las organizaciones civiles armadas…Yo amo mi Patria, amo que reine el orden y la cultura del trabajo y la educación ¿Usted no?.... Ese gobierno “de facto” fue apoyado por todos los sectores de la sociedad, políticos incluidos, quienes fueron a golpear las puertas de los cuarteles para que pusieran orden. Más allá de lo que muchos digan de la boca para afuera, añoran aquellos años de Paz en que vivía el pueblo entero. No me salgan con cosas como que no había libertades... No soy hipócrita y sigo mi propia conducta de vida y de cosas vividas…Solamente que si hay una historia, me gusta que se cuente y que sea la historia verdadera. Me interesa poco que me digan facho, viejo loco, asesino o cualquier otro mote…Si a esta mínima expresión volcada por mí, se la llama apoyar a la dictadura, pues bueno, entonces he apoyado la dictadura”.(1)

Compartir

Leer más: Un Golpe de Estado sin resistencia de la población chavista

Los Obreros Petroleros hablan: Sólo el Socialismo derrotará al fascismo

Compartir

petroleros

Las guarimbas tienen varias lecturas, no vamos a entrar aquí a analizar si triunfaron o no, sería una simpleza cargada de subjetivismo. Intentemos examinar cómo salió la sociedad de ese episodio, qué cambios hubo en la hegemonía, qué transformaciones en el rumbo. Las guarimbas se pueden enfocar desde lo militar, lo social, lo político, pero será lo ideológico lo que defina la situación posguarimba. Veamos.

Compartir

Leer más: Los Obreros Petroleros hablan: Sólo el Socialismo derrotará al fascismo

El juicio a Leopoldo López: Teatro mediático, plumas tarifadas

Compartir

Ética repujada por la mentira y la doble moral

24391npadvsinglephoto

TRADUCIENDO A LÓPEZ

Los acontecimientos violentos acaecidos el 12 de febrero en Caracas y su vinculación con el plan de golpe de Estado iniciado por un sector sedicioso de la oposición, provocó una acusación de la Fiscalía General de la República contra Leopoldo López como responsable intelectual de estos hechos. Un tribunal de la República le imputa nueve delitos, entre ellos, el de terrorismo, intimidación pública e instigación a delinquir. Por su parte el partido “Voluntad Popular” del cual es su Coordinador General, es acusado de propiciar en el país un tipo de protesta marcada por la violencia extrema física y simbólica de alta peligrosidad psicosocial y ambiental, ejercida a través de un aparato táctico militar denominado “guarimbas”. La rápida evolución del plan requirió, por la gravedad del caso, la inmediata intervención del Estado, a través de las fuerzas del orden público y de la Fuerza Armada Bolivariana, para lo cual la sociedad en general espera que el rigor de la Ley se aplique de manera ejemplar y no desfallezca en su intento de lograrlo.

Compartir

Leer más: El juicio a Leopoldo López: Teatro mediático, plumas tarifadas