Ingrese

FOTO DE PERFIL SEPTIEMBRE

CABECERA PAGINA

[PROPUESTAS] ¡Por la unidad campesina venezolana YA!

Compartir

Siembra-y-cosecha-del-campo

Para nadie es un secreto, la fragmentación ideológica-política, del movimiento campesino venezolano, el cual en los 19 años de revolución, no ha podido consolidarse y pasar a ser, la genuina vanguardia, que ilumine y direccione la verdadera transformación de los medios y modos de producción de nuestra  agricultura nacional.

Fragmentación, que si bien es cierto nos descifra, des-dibuja y refleja, la relativa precaria producción primaria de alimentos. También, en lo inmediato nos demanda,  avanzar y superar los banales resquemores; y los resentires acumulados  de las agendas personalizadas-partidistas impuestas.

Lo exige el Presidente Nicolás Maduro, se requiere audaz-mente, pasar hacia la definición-discusión-acción de las líneas políticas agroalimentarias operativas. No tenemos más tiempo que perder.

En Venezuela, la guerra o cerco económico que se vive, ha agudizado la situación productiva agroalimentaria que estamos confrontando. Sin embargo se dan algunas condiciones, que pudiésemos convertirlas en válidas oportunidades coherente-mente no sólo para avanzar en la consolidación de los espacios de producción de alimentos, también nos ayudaría a la unidad de nuestros sectores campesinos y productivos.

A continuación, les presentamos algunas premisas, que nos permiten visualizar  la autenticidad y su combinación lógica, para avanzar, por la unidad de las organizaciones de productores de alimentos primarios.
 
PREMISAS:

1) La nueva arquitectura financiera fiscal, monetaria y cambiara que se estructura en Venezuela, exige activar la producción real y aceleradamente la producción primaria de siembras.

2) Afirmamos, debemos saber avanzar en la unidad campesina nacional por y para la organización social de la producción de agro-alimentaria.

3) Unidad, que se amalgama en el carácter socio-político e ideológico bolivariano  y es condición básica, estratégica, oportuna e indispensable. Para:- defendernos de la inminente agresión e intervención militar anunciada y en camino; -proteger los logros de nuestro proceso revolucionario; -mantener el impulso de nuestra producción primaria de alimentos y consolidar las bases de la economía agro-alimentaria nacional.

4) A las instituciones y funcionarios del estado agrícola, también se les exige en toda su expresión, des-burocratizarse y superar las deficiencias técnicas-políticas; los modelos ego-ideológicos y los protagonismos conspirativos. Deben aprender a  integrarse y coherente-mente, apoyar a los sectores más demandantes de la producción, nuestros campesinos.

5) Los tecno-burócratas-corruptos del agro-venezolano ya tienen su paupérrimo y negativo balance. Sus errores y omisiones son más que reconocidos. Debemos evitarlos, superarlos y mitigar las severas secuelas sociales y políticas que le han proporcionado al sector agroalimentario nacional.

6) Para asentar las bases y consolidar los sectores productivos primarios,  están emergiendo las posibilidades de conformar: nuevas, frescas, flexibles, activas, eficaces y honestas formas de articulación y sinergias. Oportunidades, que se integran a los cambios en la nueva economía y que por ello, se requieren nuevas formas de producir nuestros alimentos.

7) De algunas experiencias productivas nacionales exitosas en rubros específicos, se destacan “redes de referentes articulables”. Procesos productivos, que se han confeccionados con otras lógicas de funcionamiento. “Producir-Participar-Promover”, brindándonos agendas de aprendizajes, dignas de valorarse e incluirlas en los lineamientos políticos por exponer. Nace un “saber con ciencia” que debe ser valorado por las diversas instituciones académicas y de investigación en el sector agroalimentario.

8) En estas urgentes contingencias y a partir del histórico de 19 años, se trata de: “recuperar lo recuperable”: -en las ideas, propuestas que no se lograron impulsar; -las que se quedaron a medias por diversas razones y otras; por consolidarse. De “recuperar lo recuperable”: en materia de infraestructura, maquinarias, instalaciones y agrosoporte en general.
 
9) Afirmamos, la falta de unidad y coherencia técnico-política entre las distintas tendencias de productores, campesinos y entre algunos representantes de instituciones que hacen vida en la agricultura nacional, no terminan de entender, las inmensas potencialidades que tiene nuestra diversidad agro-alimentaria nacional. Somos un país mega-diverso, nos ofrece: 462 especies agro-alimentarias, concentradas en 26 socio-bio-regiones a nivel nacional.

10) La condición anterior nos habla, nos reta, nos OBLIGA a valorar, estudiar, proponer e impulsar en todos los niveles de interacción social; acciones: formativas, productivas e investigativas, las cuales vayan encaminadas, en potenciar las inmensas condiciones agroclimáticas, que nuestro país nos brinda y que conforman las eco-bases de nuestra riqueza agroalimentaria.

11) Nuestra condición natural tropical y agrobiodiversa, nos orienta a que debemos  potenciar la organización social de la producción territorial local. Desde, la producción konuquera, pequeño y mediano productor, articulándose con lo comunal, comunitario, municipal y los Consejos Productivos de los Trabajadores que impulsa la Central Bolivariana Socialista de los Trabajadores y otras instancias orgánicas abocadas a la producción primaria de alimentos.

12) El resultado de esta sinergia, debiese ser; la conformación de las eco-redes agroalimentarias destinadas a visibilizar nuestra ECONOMIA CAMPESINA, la cual sigue siendo subestimada en el valor real de su producción. Las eco-redes también estarían fomentando, los medios culinarios o comidas regionales, según el potencial de producción de los alimentos locales.

ALGUNOS LINEAMIENTOS POLÍTICOS OPERATIVOS U ORGÁNICOS  PARA LA ORGANICIDAD DE LAS PREMISAS

1) Fortalecer y darle valor a la participación de la mujer campesina, de los jóvenes y grupos de la tercera edad, en los distintos procesos de producción agrícola.

2) Urgentemente, Incorporar a las comunidades y organizaciones de base, en la creación y consolidación de núcleos de producción de semillas autóctonas y a través de distintas actividades participativas, generar intercambios de conocimientos en los procesos de ensemillamientos establecidos y conforme a nuestra Ley de Semillas.

3) Avanzar hacia la consolidación de los nuevos medios y modos de producción agrícola, por ello, se exige la formación técnica-política-agroecológica acelerada y que promovamos, la consolidación de las eco-tecnologías apropiadas en cada una de las localidades productivas.

4) Participación de las organizaciones de productores y de campesinos de base en la conformación de las contralorías agrarias, para desmantelar las practicas bachaqueriles y las mafias de especuladores que se acobijan en las instituciones, ocasionando problemas y distorsiones de precios, comercialización y distribución de los insumos agrícolas.

5) Para confrontar y progresivamente desmantelar el sicariato y las mafias de para-militares que en alguna medida controlan la comercialización y distribución de los insumos y varios medios de transporte de alimentos, se deben re-impulsar las milicias campesinas y estas, tener un papel más protagónico en la defensa de los intereses de la producción.

6) En conjunto con los sectores productivos, activos e involucrados se debe y tiene que realizar una contraloría juridica-social, para avanzar en una revisión y corrección de todos los procedimientos viciados otorgados por el Instituto Nacional de Tierras y valorar las medidas cautelares viciadas, emitidas por los tribunales agrarios de las tierras que han sido denunciadas por los productores y campesinos como tierras ociosas. Frenar la restauración del latifundio, combatirlo y justicia para los campesinos, y productores criminalizados.
    
 7) Participación de las organizaciones de productores en la re-estructuración de las políticas públicas de los medios de producción: Financiamiento, Mecanización, Insumo, Servicios, Riego, Educación, Vivienda, Salud, Seguro Campesino, Casas Campesinas como asientos rurales, vialidad, distribución, almacenamiento.

8) En conjunto con los sectores productivos, re-cuperar, y rescatar todas las infraestructuras de agro-soporte que se encuentran en estado de abandono a nivel nacional. Además deben re-programarse sus actividades en concreto.

9) En cada socio-bio-región específica y en conjunto con los productores de la zona se debe establecer un programa de manejo, gestión de los suelos y de la cosecha de agua, apoyando y fomentando iniciativas y proyectos de restauración de cuencas hidrográficas.

10) En conjunto con las comunidades productivas, se deben activar los laboratorios de bioinsumos creados y avanzar local-mente, en la fabricación de abonos nitrogenados a partir de la re-utilización, recuperación y reciclaje de materiales orgánicos.

11) Promover la producción asociativa local, con las organizaciones existentes y las escalas de articulación de los pequeños productores a los mercados locales. Los campesinos deben estar integrados a los espacios de mercadeo y distribución de los cultivos.

12) Establecer alianzas con los medios de comunicación alternativos, para establecer los flujos de intercambio de información y movilización de los sectores primarios de la producción.

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LO PROPUESTO:

Los lineamientos políticos agro-alimentarios presentados, están compuestos por actividades y otros lineamientos específicos, los cuales se encuentran en la amplia literatura y que son productos, de un sin número de reflexiones que se han recogidos en estos últimos 19 años para organizar el campo venezolano.

Evidentemente, para fortalecer estos lineamientos se tienen que debatir, corregir, modificar y proponer unos nuevos, que sean pertinentes para cada socio-bio-región específica y los sectores productivos involucrados. Quienes, en sus espacios productivos y sectoriales, deben definir sus necesidades, capacidades y potencialidades. Visualizar la operatividad de lo inmediato y mediato de cada uno de los lineamientos elaborados para su presentación.

Es en la localidad, donde deben contrastarse estos aspectos, con los lineamientos y otros que puedan surgir. Si funcionan o no?. De este resultado, de cada realidad concreta, surgirán las dinámicas de lo “-urgente, -importante, -necesario” para iniciar y avanzar con las acciones.  Por ejemplo: - urgente: actividades de siembra plan norte verano; labrar el suelo; sembrar en menguante.

-importante: Programar siembras según datos de la demanda local y los ciclos productivos.  -necesario: garantizar la semilla, el abastecimiento de agua.

Estamos convencidos y lo reafirmamos, que los tantos y otros lineamientos políticos agroalimentarios que podamos confeccionar, se alcanzarán con mayor coherencia, pertinencia e impacto, si logramos avanzar en la nueva unidad campesina revolucionaria que el sector agrícola nacional lo demanda.

Nuestra unidad debe y tiene que ser originaria, enmarcada en las realidades locales de cada territorio y desde allí, invitar a los distintos sectores sociales, institucionales y académicos articularse, para avanzar en los distintos procesos productivos. Unidad en la diversidad que la realidad lo requiere.

A escala local, es también donde se darán: las luchas por la defensa de nuestros espacios productivos; las luchas por la transformación nuestros paradigmas,  las luchas por la resistencia y sobre-vivencia inmediata y las luchas permanentes con nosotros mismos por mejorar y seguir modestamente aportando, en los avances hacia la construcción de un nuevo modelo civilizatorio planetario.

¡¡¡¡¡Hacia un Congreso Campesino Constituyente UNITARIO!!!!!

Propuesta elaborada:
Miguel Angel Núñez.
Cell:0416-6732190
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Compartir