Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[PROPUESTAS] - Venezuela, Petróleo y Asamblea Nacional Constituyente

Compartir

index

Algunos Antecedentes

Ante todo debemos hablar de historia, como siempre lo hacía nuestro querido Comandante Chávez, y sobre todo porque desde hace más de un siglo hasta hoy, la historia de nuestro país ha estado consustancialmente ligada a la industria petrolera.

La tendencia privatizadora iniciada con la apertura petrolera y el proceso de internacionalización, que buscaban revertir la llamada “nacionalización chucuta” que hizo la cuarta república, tenían como propósito, entre otros aspectos, impedir la acción del Estado sobre su principal recurso natural.

Es así como los profesionales que dirigían Pdvsa en los primeros años del Gobierno del Comandante Chávez se oponían al despliegue de un nuevo régimen fiscal petrolero basado en el aumento de las regalías, así como un nuevo régimen impositivo, a contracorriente lo que impulsaban era la “minimización del ingreso petrolero”, argumentando como pretexto que regalías e Impuesto Sobre La Renta altos atentaban contra la inversión extranjera, que invocaban no esperando transferencia tecnológica o el impulso a la producción nacional, sino que bajo este esquema boicoteaban la OPEP y empujaban a la baja los precios del petróleo.

Justamente esta tendencia fue revertida por esfuerzos bien dirigidos del Comandante Chávez que podemos condensar simbólicamente en la II Cumbre de la OPEP en Caracas en el año 2000.

No obstante, luego de atacado el problema de los precios, la integridad de la OPEP, la tarea la Revolución Bolivariana y el Comandante Chávez se traslada a enfrentar la caída de los ingresos fiscales. Este nuevo reto es asumido con la promulgación de la nueva Ley de Hidrocarburos, redactada por Álvaro Silva Calderón.

Llevar a cabo esta tarea tuvo importantes costos políticos: un golpe de Estado y el sabotaje petrolero, sucesos que crearon las condiciones que permitieron que PDVSA pasara realmente a manos del pueblo a través del Estado Venezolano dirigido por Chávez. Además, se hizo palpable la conciencia de la necesidad de continuar con el camino de fortalecimiento del Estado Venezolano, no sólo para acometer las tareas inherentes a la elevación de los ingresos fiscales e impositivos, sino además para sincerar los costos de la industria petrolera y establecer reglas claras de juego al migrar los convenios operativos a empresas mixtas, además de revertir la privatización iniciada a partir de la internacionalización y la apertura petrolera que ya referimos antes, todo este esfuerzo se resume en la Nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, de la cual en 2017 se cumplieron 10 años, y la Política de Plena Soberanía Petrolera, ancladas en el Decreto 5200 de febrero de 2007 que establece en su artículo 2:

“La Corporación Venezolana del Petróleo, S.A., u otra filial de Petróleos de Venezuela, S.A., que se designe al efecto, será la empresa estatal accionista de las nuevas Empresas Mixtas, correspondiéndole como mínimo, en cada una de ellas, una participación accionaría del sesenta por ciento (60%).”

De todo lo anterior se desprende la importancia que tiene el rol de Petróleos de Venezuela S.A., como garante de los intereses de un Estado puesto al servicio del pueblo venezolano, como herramienta fundamental al servicio de esa política, este es un logro esencial de la Revolución Bolivariana que debe preservarse, atrás quedaron los presidentes de Pdvsa como aquel que se opuso a la Ley de Hidrocarburos nacida de la Ley habilitante de 2001.

Hoy la industria petrolera venezolana es otra, sus trabajadores la defienden palmo a palmo no sólo en las movilizaciones constantes, sino también aportando soluciones, reduciendo costos, optimizando procesos, avanzando en la investigación y el estudio sistemático, confluyendo en un esfuerzo común conducido por nuestro Presidente Nicolás Maduro Moros. En la industria petrolera venezolana el compromiso político es acompañado de la alta calificación técnica, trabajadores comprometidos con el presente y futuro de nuestro país y así legar a las generaciones por venir una Patria Socialista.

PDVSA y la Asamblea Nacional Constituyente

El aspecto de los costos de Pdvsa debe mirarse desde la óptica de las filiales, las cuales escaparon al impedimento constitucional de privatización de la industria petrolera, como lo señala el propio Comandante Chávez en el año 2007, cuando corregir este aspecto era parte de las discusiones y lo debe ser ahora nuevamente, el Comandante Chávez señalaba los artículos 302 y 303 constitucionales y recomendaba: (Ver el video de Chávez en: https://www.youtube.com/watch?v=2pjJw3kMzN8)

“(...) Fíjense, Luis Brito apunta bien aquí en algunos artículos de nuestra Constitución que deben ser reformados –no cabe duda–. El artículo 302 por ejemplo, donde el Estado se reserva la actividad petrolera, pero no así la gasífera, es una sola palabra pero las palabras son las palabras. Ahí debe estar es, la actividad de hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos, el asfalto y todo eso.

(...) El Artículo 303 también dice que el Estado se reserva la soberanía, por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, pero viene aquí el pero, exceptuando la de las filiales, asociaciones estratégicas, empresas y cualquier otra que se haya constituido, o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela, la privatización, pues, esto hay que cerrarlo, hay que modificarlo, ni filial, ni nada, aquí no se privatiza más nada...” (1)

Lo citado anteriormente Chávez lo define como gazapos que lograron ser colados en la Constitución del año 1999, los trabajadores petroleros han asumido el llamado a la defensa de la Política de Plena Soberanía Petrolera y proponen modificar los referidos artículos 302 y 303 en los términos que propone el Comandante Chávez, y agregan incluirlos como parte de un capítulo especial referido al régimen de los hidrocarburos en Venezuela, cuya propuesta es respaldada por la Federación de trabajadores petroleros y del gas (FUTPV) en un comunicado del cual citamos textualmente la propuesta:

“Título VI
Del Sistema Socioeconómico

Capítulo (por numerar)
Del Régimen de los Hidrocarburos Líquidos, Sólidos y Gaseosos

Artículo por numerar. El Régimen de los Hidrocarburos Líquidos, Sólidos y Gaseosos de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en la Política de Plena Soberanía Petrolera ejecutada por el Estado en beneficio del pueblo de Venezuela como garantía del uso soberano de su recurso natural fundamental. No únicamente honrando la tradición establecida por el Libertador Simón Bolívar con sus decretos, sino correspondiendo a lo establecido en esta Constitución por razones de estrategia nacional, soberanía y por razones de seguridad y defensa integral de la nación.

Artículo 302. El Estado se reserva, mediante la ley orgánica respectiva, y por razones de conveniencia nacional, la actividad de los hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos, y de otras industrias, explotaciones, servicios y bienes de interés público y de carácter estratégico. El Estado promoverá la manufactura nacional de materias primas provenientes de la explotación de los recursos naturales no renovables, con el fin de asimilar, crear e innovar tecnologías, generar empleo y crecimiento económico, y crear riqueza y bienestar para el pueblo.

Artículo 303. Por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, incluyendo la de las filiales. En el caso de las asociaciones, empresas mixtas y cualquier otra que se haya constituido o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela el Estado mantendrá la mayoría accionaria de acuerdo a lo establecido a partir de la Migración a Empresas Mixtas de los Convenios de Asociación de la Faja Petrolífera del Orinoco; así como de los Convenios de Exploración a Riesgo y Ganancias Compartidas.”

Son parte de las propuestas de los trabajadores petroleros, fundamentales para cerrar el paso a la posibilidad de privatización de la actividad medular del país, son modificaciones concretas que justifican la Asamblea Nacional Constituyente y la discusión previa que se está gestando por toda la nación en medio de las dificultades.

Notas:

(1) 10/01/2007. Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante acto de juramentación como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2007-2013. Palacio Federal Legislativo, Caracas, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

(*)  Artículos 302 y 303 de la actual Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

Artículo 302. El Estado se reserva, mediante la ley orgánica respectiva, y por razones de conveniencia nacional, la actividad petrolera y otras industrias, explotaciones, servicios y bienes de interés público y de carácter estratégico. El Estado promoverá la manufactura nacional de materias primas provenientes de la explotación de los recursos naturales no renovables, con el fin de asimilar, crear e innovar tecnologías, generar empleo y crecimiento económico, y crear riqueza y bienestar para el pueblo.

Artículo 303. Por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, exceptuando la de las filiales, asociaciones estratégicas, empresas y cualquier otra que se haya constituido o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela.

Compartir