Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

Cómo el uso de la energía eléctrica marca la desigualdad

Compartir

Brenda-Moreno 10

 

¿Puede la luz convertirse en un baremo para medir la desigualdad social? Para la fotógrafa mexicana Brenda Moreno, el uso de la energía eléctrica entraña mucha información sobre el nivel económico de una persona, un núcleo familiar, un barrio e incluso una ciudad entera o un país. La energía generada por el ser humano brinda un estatus social específico, a diferencia de lo que acontece con la luz natural que emana del Sol.

Partiendo de esta premisa, Brenda Moreno se sumerge entre las imágenes de la NASA para trazar un mapa luminoso del planeta. Lo hace motivada por lo que está pasando en su país. «Poco antes de llegar al poder Peña Nieto, el presidente Felipe Calderón hizo una obra llamada Estela de Luz. Gastaron miles de millones de pesos», cuenta. Se refiere al monumento conmemorativo y luminoso en Ciudad de México, construido entre 2010 y 2011 con motivo del bicentenario de la Independencia Mexicana y el centenario de la Revolución Mexicana.

En este caso, la luz es el elemento escogido para celebrar los principales hitos de la historia mexicana. Sin embargo, hay un pero. «Tras la campaña de privatizaciones empezada por el nuevo Gobierno, el precio de la electricidad ha subido mucho en los últimos años. Es algo que me llama poderosamente la atención», señala la fotógrafa. De esta crisis energética nace Año Luz, un trabajo fotográfico que pretende explorar las relaciones de clase a través de algo tan (aparentemente) banal como las luminarias navideñas que los más pudientes cuelgan en sus casas.

«El DF está dividido por zonas. Existen los llamados cinturones de pobreza: son casas de bajos recursos construidas alrededor de las áreas residenciales, donde viven las personas que prestan servicio en los domicilios de clase alta», explica Moreno. «Así es cómo se expandió la ciudad. Hoy, si la atraviesas en línea recta, puedes ver cómo se van alternando las zonas pobres y las de más dinero. Las diferencias saltan a la vista», añade.

Brenda-Moreno 01

En Navidad, el abismo social se hace más profundo y visible gracias a una tradición importada desde Estados Unidos, el todopoderoso vecino. «Me interesa investigar fotográficamente estos domicilios que se disponen a pagar un precio absurdo en electricidad con tal de dejar las luces encendidas toda la noche», explica Moreno, que usa una cámara de medio formato.

Pero la fotógrafa decide ir un paso más allá y recurre al banco de imágenes de la NASA para averiguar en qué zonas de los Estados Unidos hay más luminarias navideñas. Y se encuentra con algo mucho más amplio que el típico cliché. «Inicialmente solo quería ver cómo se aprecia este fenómeno desde arriba. Pero descubrí que hay incluso estudios de la NASA que registran un aumento del consumo de luz durante la Navidad», cuenta Moreno. «Las fotos de la Navidad pueden parecer a primera vista algo superficial, cuando en realidad la mismísima NASA se ha dedicado a estudiar este fenómeno», agrega.

Visto de forma cenital, el mapa nocturno del planeta muestra claramente quiénes son los países que ostentan más poder. Brenda Moreno hace incluso un seguimiento a lo largo de los años y nos revela cómo se ha iluminado el este de Europa desde 1992, es decir, después de la caída del Muro de Berlín y de la Unión Soviética. «Es un work in progress. Voy a seguir investigando la desigualdad a través de la luz», asegura la autora.

Brenda-Moreno 12

Desde México, Moreno, que ha vivido seis años en Madrid, se sirve de imágenes públicas colgadas en la web del mayor organismo mundial dedicado a la exploración espacial. ¿Es más un trabajo a lo Google Earth? «Creo que hay mucho por explorar en este campo. Tal vez el tema de las vistas aéreas esté un poco sobreexplotado, pero en este caso la imagen funciona como detonante para comparar», reconoce la fotógrafa.

«Es muy obvia la diferencia entre ciudades y países a través de la luz. He encontrado una foto de El Paso, en Texas, que es una frontera bastante problemática entre México y Estados Unidos. Hay otra de Dubai, que muestra el poderío económico de los Emiratos Árabes», añade. Para ella, la luz es el instrumento que permite delimitar un espacio, una propiedad, un territorio. Es, en definitiva, la verdadera (y desconocida) imagen del poder y la desigualdad.

«Otro aspecto que me llama la atención es cómo un país como México escoge algo tan superficial como las luces de Navidad para intentar parecerse a una gran potencia», concluye Moreno, que está pensando en viajar a aquellas ciudades de Estados Unidos en las que se hacen concursos de luminarias.

Compartir