Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

"Yankis hijos de puta" - Humberto Costantini (A propósito de la Injerencia Yanky en nuestra Patria)

Compartir

En realidad

sólo quería decir

eso.

En realidad, la vida

es,

pongamos por ejemplo,

una manzana.

Entonces,

uno la mira, la toca,

le hace fiestas,

la besa, le habla,

tal vez

hasta dibuja manzanitas

imitándola.

La quiere así, manzana,

rica, pulposa, viva,

indescifrable,

sabia.

Si la quieren romper,

si viene

un bicho, por ejemplo,

un yanqui hijo de puta,

para ser más precisos,

a matarla,

ya no se puede hablar

así nomás de la manzana.

Hay que matar al bicho,

es necesario

odiarlo,

destruirlo.

Es casi obligatorio

decirle hijo de puta,

decirle yanqui hijo de puta

todos los días, religiosamente

y encontrar la manera

de acabarlo.

Por amor a la vida,

simplemente.

En realidad

tal vez

no me he explicado bien.

Si uno tiene,

pongamos por ejemplo,

un amor, una cosa

que le anda por la piel

por todas partes.

Digamos

Buenos Aires.

Digamos

un octubre, un poema, una muchacha.

O digamos la esquina

de Nazca y Tequendama

los domingos, a las seis de la tarde.

(Estoy casi seguro

que había una esquina así en Santo Domingo

donde había un viejo,

una silla,

un cielo inverosímil,

muchachos que volvían del fútbol,

señoras apuradas,

bocinas, qué sé yo

y tal vez

hasta un tipo solitario

como yo

que miraba)

Si uno tiene un amor, entonces,

eso que le camina por la piel,

decíamos,

y pasa algo,

ocurre

que viene el mal, la peste, una desgracia,

o para no ir más lejos

vienen

los marines

idiotas,

los cretinos mascadores de chicle,

odiadores de todo lo que crece,

y desembarcan.

Entonces,

ya no se puede hablar así nomás,

hay que matar la muerte de algún modo,

hay que pelear con rabia,

destruirlos,

salirles al encuentro como sea

y además

decir, decirles: hijos de puta,

decir marine yanqui hijo de puta,

decirlo y masticarlo

y enseñarlo a los chicos

como a un rezo.

Por amor a la vida,

simplemente,

me parece.

Compartir

Yo soy de las FARC (Espero en las próximas horas mi deportación a Colombia)

Compartir

Hace unos años, en el inicio de la Misión Robinson, estábamos entrando a una reunión de organización de la Misión en un pueblo de Mérida, iba con nosotros un campesino conocido en la zona por su compromiso con las luchas del pueblo. Alguien, desde fuera le grito: “¡Aja!, ¡Conque estas con Chávez!” y él respondió: “No, compadre. Chávez está conmigo…. Que se desvie pa que vea…”

Ahora que veo, que vivo, la traición que significa la entrega de Joaquín a las manos de una muerte casi segura, la traición que esa acción representa a toda la historia de luchas de la izquierda nuestramericana, sólo me queda pensar  en aquel compa, en aquellos momentos…

Yo creo que la decisión del gobierno de entregar el compañero Joaquín Pérez Becerra al imperio, no es un error, es simplemente la respuesta a un compromiso adquirido. Hay demasiadas señales que desde hace algo así como un año se vienen mostrando y que desde nuestro imaginario no queríamos aceptar. Chávez ya llegó hasta donde estaba dispuesto. Para él, el Compromiso con el Imperio (desgraciadamente con mayúscula y en negritas) es cuestión de simple sobrevivencia.

¿Qué le queda a los pueblos y sus luchas?  Pues como decía aquel compa: ¡Ver!, nada más que eso y claro ¡Hacerle ver!. Nada más que eso. 

Yo creo que en este momento, cualquier revolucionario relativamente decente debe declararse miembro de las FARC. Yo por lo menos lo hago… Ya es demasiado tarde para que haga otra cosa. Soy de las FARC y desde mi trinchera esperare, luchando, la respuesta que la traición me dará. No me queda otra. 

Pues, si no fuera PLOMO (Patria Libre o Morir) fuera MIERDA.

Edgar Gutierrez.

Compartir

La OTAN tiene licencia para matar. Por Herminda Ramírez*

Compartir

OtanEl teatro cotidiano muestra la cruda realidad que enfrentamos, nadie la puede obviar porque de alguna manera nos toca. Los organismos internacionales creados después de la Segunda Guerra Mundial, para garantizar la paz y el equilibrio en el reparto del mundo o el Nuevo orden Económico Internacional (NOEI); desangra a los pueblos y les saquea sus riquezas.

EEUU ganó la guerra a Alemania Nazi juntos a los aliados, fue el momento histórico más importante para los EEUU, su hegemonía en ascenso lo llevó al dominio de la energía nuclear, espantando al mundo con la destrucción de Hiroshima y Nagasaki; todos comprendieron quien era el más fuerte y como satélites estos países aliados sobreviven apoyando la crueldad  institucionalizada por estos  organismos.
 

La extinta Unión Soviética contribuyó en la lucha por la paz en contra  del fascismo, más temprano que tarde fue acusada de comunista y alejada de nuestra órbita; sin embargo mientras existió, fue el contrapeso en las relaciones internacionales; existían dos potencias y se temían. Desde los años 80 EEUU asumió ser la única potencia y el desbarajuste neoliberal se acentuó, el derroche, la banalidad, la influencia del sionismo en el gobierno hizo lo demás, es decir quebró la economía norteamericana.

La temible industria militar cada día tiene más presupuesto, es decir el dinero de los contribuyentes estadounidenses va a parar al pentágono, a las partidas asignadas a los países con proyectos militares comunes como Colombia, Israel, Egipto etc; para llevar a cabo proyectos como la destrucción de Palestina, Irak, Afganistán y ahora Libia; con la licencia para matar que expide la OTAN (países del norte) y las otras instituciones que  ahora cuentan   con la aprobación de China y Rusia que dieron carta blanca a la invasión del pueblo libio.

China es la primera economía del mundo y seguramente tuvo razones de peso para no vetar la resolución, probablemente las saludables arcas del pueblo libio le paguen las cuantiosas deudas contraídas por los gobiernos de turno que quebraron el Estado estadounidense o temen que les propaguen una ola expansiva desestabilizadora tanto financiera como climática (HARRP, proyecto  de manipulación climática)

Rusia sufrió el año pasado la ola de calor más intensa, con incendios que destruyó su producción cerealera, además de un terrible atentado en el aeropuerto internacional de Moscú en enero de este año, dejo 35 muertos y cientos de heridos, la prensa reseña como responsable a un joven caucásico de veinte años, pero el mundo entero sabe que el terrorismo internacional tiene grupos especiales para intimidar a través del miedo; o tal vez el acuerdo del tratado START o rectificación de armas nucleares, firmado recientemente con Obama; no obstante la historia no los absolverá.

Un poco más de historia

La política exterior de EEUU siempre ha sido expansionista y cruel, está determinada por lo que los fanáticos protestantes que colonizaron América del norte llamaron el Destino Manifiesto o sea que encontraron el Paraíso Terrenal que Dios les mostró en la biblia; por lo tanto son los elegidos para gobernar, en esa creencia han despreciado cualquier otra religión.

No obstante desde la creación del Estado de Israel y el fortalecimiento del sionismo internacional (capitales transnacionales) que poco tiene que ver con el pueblo judío, los gobiernos estadounidenses y británicos hicieron suyo el proyecto único del sionismo de dominación planetaria, tal como lo concibe el Destino Manifiesto. Estaconfluencia de intereses religiosos, político-económicos marcan laestrategia geopolítica del momento; sustentado  en la hasvará o propaganda sionista que involucró a occidente en la búsqueda insaciable del poder.

Esto debe explicar el  deseo de exterminar a Palestina que según la historia es la tierra sagrada, tiene la memoria de pueblo que no posee el joven Estado  guerrerista de Israel. Por otro lado occidentalizar al mundo islámico (musulmán) a la fuerza, lo más pronto posible dado el descalabro económico; siendo esta la religión más numerosa del mundo, tiene títeres pro-occidentales gobernando Arabia saudita (mar de petróleo), donde nació el Islam.

Geoestrategia conjunta

El poder de los lobbies sionistas en las decisiones del gobierno estadounidense, el predominio en los centros de poder como los Think-thanks donde se tomó la decisión de golpear la cultura musulmana; es de allí donde sale la Islamofobia. A partir de la publicación de los Versos Satánicos de salman Rushdie en 1.988 en Inglaterra (obra que descalifica a Mahoma), Y que despertó una ola de protestas en el mundo musulmán; que dejó muertos, heridos y conflictos diplomáticos.

Según el músico y filósofo Israelí Gilad Atzman es el momento en que comienza la descalificación del mundo musulmán por occidente y, que lleva a la satanización como terroristas a los musulmanes con la caída de las Torres Gemelas. Abren camino hacia Irán, invaden Irak, Afganistán, buscando el control de Asia central y sus inmensas riquezas. En este escenario de guerra es que le doran la píldora al Coronel Gaddafi en África (frente el mediterráneo) después del 11de Septiembre con Al-Qaeda y lo hacen cómplice para perseguir terroristas; la decisión fue tomada, la invasión de Libia fue planificada armando las fuerzas retrógradas en nombre del Islam.

El  fanatismo religioso y político-militar- económico de este binomio los coloca  como pueblo elegido, superior a los demás y es el cemento  que mantiene unido a los gobiernos (no a los pueblos) estadounidenses e israelí desde hace algunas décadas. Ya lo dijo en su momento el autor de los Versos Satánicos que “detestaba el fanatismo cristiano de Tony Blair y Bush”.Recientemente la periodista decana de la casa blanca Helen Thomas, perdió el cargo por referirse al tema de Palestina.

Proyecto Único

El relato de la Tierra Prometida (versión sionista) y el Destino manifiesto, se han unido peligrosamente para darle peso histórico y sentido de unidad a la dominación más extraña de superioridad humana  y control permanente sobre los pueblos del mundo, el terror y el miedo  sembrado por décadas en los territorios musulmanes recrudecido hoy por las protestas populares antioccidentales, anuncian el nuevo reparto del mundo, como si fuera la continuación del proyecto Nazi de Hitler y sus adláteres.

Estados Unidos se ha convertido en un Estado espía, lleva implícita la ideología de la judeidad, que como explica Atzman no tiene nada que ver con la espiritualidad del pueblo judío, pero es lo que caracteriza a los sionistas, la acumulación de grandes capitales en pocas manos; aunque tengan que sacrificar su propio pueblo, como ocurre con las protestas en Wisconsin, Michigan, Pensilvania, Indiana y Ohio; silenciadas por la gran prensa.

Mientras la humanidad se conmueve por el desastre en Japón, las hienas se enriquecen con la venta de armas que destruyen las culturas que  se resisten al Proyecto Único de dominación. El premio Nóbel de la guerra se luce en las favelas brasileñas demostrando control en su área de influencia; mientras centenares de personas protestan su visita. En el otro extremo del mundo se cumple su mandato de apoderarse de las sumas millonarias del Estado libio y el despojo de sus territorios en nombre de la Cruz y la Estrella de David.

*Herminda Ramírez/ comunicadora Social UBV/Mérida

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Compartir

OTAN desafía al mundo y a la coalición Euroasiática. Por Herminda Ramírez Moreno (*)

Compartir

Ante el desprecio por la paz y el derecho internacional para discernir los conflictos globales y la imposición de la guerra en los territorios africanos y euroasiáticos. Algunos países de la zona han unido fuerzas para enfrentar el poderoso enemigo occidental, como es la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), conformado por más de 20 países europeos, Canadá, Estados Unidos e Israel.

La incontenible agresión de este órgano político-militar, ha declarado el territorio del Cáucaso, África y Asia central como “zonas de Interés Estratégicos para los Estados Unidos y sus aliados”, aplicando políticas que van desde invasiones hasta la desintegración de países, acompañados de guerra y miseria. Tal comportamiento obedece a la extirpación de los gobiernos que le son hostiles o de influencia socialista que se oponga al disfrute de sus riquezas naturales.

Compartir

Leer más: OTAN desafía al mundo y a la coalición Euroasiática. Por Herminda Ramírez Moreno (*)

Halcones sobrevuelan la tierra de Bolivar. Almendra Amarga. Comunicadora social. UBV/ Mérida

Compartir

neocons group Venezuela es un país cuya posición geoestratégica está aunada a grandes reservas de petróleo, gas, carbón, oro entre muchos otros, que hacen de él un exquisito banquete para las grandes potencias que se mueven a golpe de energía y que promueven con energíalos golpes de Estado, para aniquilar los cambios políticos de los pueblos suramericanos y del mundo; que buscan superar el atraso al que fueron sometidos gracias al saqueo imperial.

Esta situación de riqueza fue controlada por los estadounidenses durante el siglo pasado y, comenzó a modificarse desde la llegada del presidente Chávez al poder, despertando gran preocupación en el departamento de Estado, quien profundizó el Plan Colombia y le asignó la tarea de desestabilizar la región; para frenar el proceso de integración y la expansión del socialísmo. Trabajo impecablemente desempeñado por Alvaro uribe hasta los últimos días de su mandato.

Ante el descalabro de la economía mundial ( antes de la caída de las Torres Gemelas) a causa de las multimillonarias inversiones en armas para promover la guerra y la acumulación de capital en pocas manos, el gobierno de Bush (hijo) con la asesoria de los llamados “halcones” apretó las tuercas en las políticas para América Latina y en especial para Venezuela; buscando asegurar el control de los recursos petroleros, los mercados para el ALCA y la vigilancia del proceso político venezolano.

Los asesores de Bush salieron de la administración de Reagan y Bush (padre), considerados la linea guerrerista y conservadora; estos halcones tras la caída de la Unión Soviética en 1989, consideraron que no tenían obstacúlo para expandir su poder por el mundo; crearon el documento denominadoThe Project For New American Century (PNAC, siglas en ingles) Proyecto para el Nuevo Siglo Americano (PNSA siglas en español). en él se proponen dominar militarmente el mundo, incluyendo toda la tierra, el espacio, el ciberespacio e incluso el derecho a intervenir en todos los conflictos políticos sin excepción.

Compartir

Leer más: Halcones sobrevuelan la tierra de Bolivar. Almendra Amarga. Comunicadora social. UBV/ Mérida

Todo es dolor, todo es orgasmo

Compartir

Santiago Alba Rico

Novas de Galiza

Cuando se cumplen seis años de la invasión, ocupación y destrucción de Iraq, con más de 1 millón de muertos y 5 millones de desplazados en un país hoy sin médicos ni maestros ni poetas, desprovisto de servicios mínimos, hambreado y enfermo, entregado a fanáticos y criminales, abandonado a su suerte por el resto del mundo, que está más pendiente del menú del G-20 o del vestuario de Hillary Clinton, sólo la Konami Digital Entertainment nos devuelve a la memoria la existencia de ese horror distante. A la empresa estadounidense no le importa ganar dinero si es para aumentar la insensibilidad; no le importa vender sus productos en todo el mundo si es para disminuir la conciencia. Con un esfuerzo combinado de erudición y maestría técnica, recogiendo imágenes de archivo y testimonios de protagonistas, inspirándose en Shakespeare y Hemingway, la empresa ha creado el videojuego Seis Días en Faluya, que permite a sus usuarios experimentar minuto a minuto las emociones del fósforo blanco y la ejecución de prisioneros, en medio de estruendos tan falsos que parecen reales, con gráficos tan imposibles que parecen auténticos. Resignados a hacerse ricos con tal de dañar más mentes, transigiendo a la fama a cambio de degradar un poco más los espíritus, los creadores de Seis Días en Faluya afrontan el desafío –dice Peter Tamte, presidente de la compañía- de “presentar los horrores de la guerra en un juego al mismo tiempo muy divertido”. ¿Nos parecerán más horribles los horrores o más divertida la diversión? ¿Nos horrorizará divertirnos o nos divertirá horrorizarnos? ¡Qué horror el placer de matar! ¡Qué placer el horror de matar! La primera conquista de Faluya en noviembre del 2004, poco creíble, inspiró esta versión original que la próxima conquista de Faluya imitará; los marines que participaron en la primera conquista de Faluya, asesores hoy de Konami Digital Entertaintment, se sacrificaron para que los marines que conquisten por segunda vez Faluya –dondequiera que esté- hayan podido destruirla en un juego real antes de destruirla en una realidad recreativa.

Mientras en España 5.000 nuevos parados se suman todos los días a las listas del INEM y las clases medias recurren a los comedores municipales, mientras en EEUU 663.000 trabajadores perdían sus empleos en el mes de marzo y miles de personas son cotidianamente desalojadas de sus casas, sólo la cadena de televisión Fox afronta e interviene decisivamente en la crisis económica mundial. Resignada a ver aumentar sus índices de audiencia con tal de imitar a Nerón, transigiendo a la riqueza si es para apoyar y estimular la esclavitud, el canal estadounidense estrenará en las próximas semanas un nuevo reality show de nombre Alguien tiene que irse . En la antigua Roma los espectadores del circo disfrutaban viendo cómo los esclavos se mataban los unos a los otros y se ensañaban entre sí para sobrevivir hasta la próxima batalla; los espectadores estadounidenses –y enseguida españoles- disfrutarán viendo cómo los empleados de las empresas en crisis deciden entre ellos, contra ellos mismos, quién debe ser despedido para ahorrar gastos al dueño de la compañía o, lo que es lo mismo, quién debe sobrevivir hasta el próximo despido. A la empresa holandesa Endemol, contratada para la producción, no le importa tener que revalorizar su cotización en bolsa si es para despreciar a las víctimas del capitalismo; a la Fox no le importa superar en audiencia a la CNN si es para degradar, humillar y desmovilizar a los trabajadores amenazados. Mike Darnell, el genio de la telerrealidad de Fox, declaró al Washington Post sin ningún empacho que está “convencido de que los millones de estadounidenses que temen perder su empleo o ya lo han perdido se pegarán a la televisión para seguir la serie”. Programa de esclavos para esclavos, el número de espectadores aumentará a medida que se agrave la crisis; programa de infelices para infelices, la crisis proporcionará así a los rencorosos el exutorio emotivo de una venganza dirigida –no hacia los responsables, no, excluidos de las deliberaciones- sino hacia los que todavía sobreviven a los zarpazos del capitalismo. La crisis, después de todo, vale la pena: unos ganan mucho dinero y otros sienten el placer de perderlo todo ante las cámaras o el de ver a otros seguir el mismo destino en la pantalla.

Seis días en Faluya y Alguien tiene que irse son apenas dos muestras de un rutinario “estado del mundo y estado del alma”, por evocar la definición que hacía Kafka del capitalismo. En ambos casos, aceptamos como natural, como normal, como deseable, como inevitable, una realidad que nunca es tan horrible como para que –gag visual mediante- no nos proporcione también placer. El capitalismo indemniza cada horror real con un juego mucho más real aún; compensa cada dolor auténtico con un placer de ficción mucho más intenso y mucho más auténtico. Las revoluciones no hechas prolongan el sufrimiento y aproximan el Apocalipsis, pero es que el sufrimiento y el Apocalipsis constituyen lo mejor de la programación. Matar, matarse, hacer daño, hacerse daño, no inducen a la revuelta; reclaman sencillamente nuevas dosis.
Todo es Apocalipsis; todo es orgasmo.

Compartir

Más artículos...

  1. ANTE LA VISITA DE URIBE