Ingrese

logo sencillo fondoazul

Banner azul 2018 portal

Noel Rodriguez "una voz desde el silencio." Por Valentina Vadell

Compartir

Desde el interior de una casa, sentada en un mecedor, Zenaida Mata de Rodríguez lee una carta. Viste un vestido de flores en blanco y negro, lleva unos lentes puestos bajo gruesas cejas y el pelo canoso por los años. Al fondo, del lado derecho, una pintura enmarcada muestra el rostro de un joven sobre un fondo rojo con letras negras en donde se lee: “seguimos la línea de nuestros mártires”.

“Querida Mamá, les escribo para saludarlos...” con estas palabras comienza la última carta escrita por Noel Rodríguez a su madre, Zenaida.

Compartir

Leer más: Noel Rodriguez "una voz desde el silencio." Por Valentina Vadell

Yorsiño: es por tu sangre preciosa, más roja nuestra bandera

Compartir

Como nos duele tu suerte

si apenas amanecida

la limpia flor de tu vida

la cortó el gang de la muerte.

No quedó tu mano inerte,

ni es de silencio tu espera

no hay oración plañidera

sino canción victoriosa

y es por tu sangre preciosa

más roja nuestra bandera.

Extraído de la Revista Guaicaipuro. Agosto 1976

Ya se cumple un año del asesinato de Yorsiño Carrillo y la incertidumbre mantiene en vilo al pueblo humilde merideño.

Aquel funesto 25 de enero de 2010, cuando masas disociadas movilizadas por la dirigencia fascista, se dispusieron a encender las calles para crear un clima de desestabilización nacional, excusados en la crisis eléctrica que atravesaba la nación, y ante la indiferencia de los organismos de seguridad del estado, un grupo de jóvenes guiados por la indignación irrumpieron y confrontaron la guarimba destructiva, que desencadenó en el deceso de Yorsiño, quien se encontraba repartiendo panfletos en medio del caos del momento.

No cayó por inocente sino por valiente. Y esa valentía mueve hoy a su familia y a la juventud merideña en el reclamo por justicia y por el cese de la impunidad. Se mantiene un juicio en el que se señala con pruebas suficientes al Sr. Freddy Orta, como responsable del asesinato de Yorsiño. Debe pagar con cárcel el crimen cometido. Pero no es suficiente. Quedan librados de responsabilidad los autores intelectuales de la muerte de Yorsiño, aquellos que azuzaron, movilizaron e instigaron a guarimberos a crear el clima para justificar un golpe de estado. Orta es apenas el eslabón más débil de esa cadena criminal. Muchos de estos criminales impunes se lavan hoy las manos en la Asamblea Nacional. ¿Es posible la conciliación con ellos?

La vida de Yorsiño merece más que homenajes. Necesita ser reconocida en toda su magnitud, entender que entregó su vida por ser consecuente con sus ideas y por esa dosis de ingenuidad que caracteriza a la juventud rebelde que se mueve por principios y no por intereses.

Nos queda su sonrisa, y el ímpetu que lo acompañó en su lucha. Nos queda hacer todo lo que dejó por hacer. Y parafraseando a Fidel decimos: “No clamamos venganza para Yorsiño. Como su vida no tenía precio, no podrían pagarla con las suyas todos los criminales juntos. No es con sangre como pueden pagarse las vidas de los jóvenes que mueren por el bien de un pueblo; la felicidad de ese pueblo es el único precio digno que puede pagarse por ellas”.

Compartir

Cien años de la muerte del genial escritor hispano paraguayo (1876-1910)

Compartir

Rafael Barret

Gallinas

De Rafael Barret.

Mientras no poseí más que mi catre y mis libros, fui feliz. Ahora poseo nueve gallinas y un gallo, y mi alma está perturbada.

La propiedad me ha hecho cruel. Siempre que compraba una gallina la ataba dos días a un árbol, para imponerle mi domicilio, destruyendo en su memoria frágil el amor a su antigua residencia. Remendé el cerco de mi patio, con el fin de evitar la evasión de mis aves, y la invasión de zorros de cuatro y dos pies. Me aislé, fortifiqué la frontera, tracé una línea diabólica entre mi prójimo y yo. Dividí la humanidad en dos categorías; yo, dueño de mis gallinas, y los demás que podían quitármelas. Definí el delito. El mundo se llenó para mí de presuntos ladrones, y por primera vez lancé del otro lado del cerco una mirada hostil.

Retrato de Rafael BarretMi gallo era demasiado joven. El gallo del vecino saltó el cerco y se puso a hacer la corte a mis gallinas y amargar la existencia de mi gallo. Despedí a pedradas al intruso, pero saltaban el cerco y aovaron en casa del vecino. Reclamé los huevos y mi vecino me aborreció. Desde entonces vi su cara sobre el cerco, su mirada inquisidora y hostil, idéntica a la mía. Sus pollos pasaban el cerco, y devoraban el maíz mojado que consagraba a los míos. Los pollos ajenos me parecieron criminales. Los perseguí, y cegado por la rabia maté uno. El vecino atribuyó una importancia enorme al atentado. No quiso aceptar una indemnización pecuniaria. Retiró gravemente el cadáver de su pollo, y en lugar de comérselo, se lo mostró a sus amigos, con lo cual empezó a circular por el pueblo la leyenda de mi brutalidad imperialista. Tuve que reforzar el cerco, aumentar la vigilancia, elevar, en una palabra, mi presupuesto de guerra. El vecino dispone de un perro decidido a todo; yo pienso adquirir un revólver.

¿Dónde está mi vieja tranquilidad? Estoy envenenado por la desconfianza y por el odio. El espíritu del mal se ha apoderado de mí. Antes era un hombre. Ahora soy un propietario...

(Publicado en El Nacional el 5 de julio de 1910)

Se puede encontrar en Rebelión la Selección de textos de Rafel Barrett con prólogo de Santiago Alba Rico(.zip 560KB) publicada en la editorial Ladinamo en 2003 en el siguiente vinculo:

Fuente:http://www.rebelion.org/noticia.php? id=2232

Compartir

En Homenaje a la Conmemoración de su Nacimiento "Soy mosca y soy abeja". Alí Primera

Compartir

No me doblegará señor sistema,

No me atemorizará señor gobierno.

En 1967, estando detenido en los calabozos de Las Brisas, junto a muchos compañeros estudiantes, debido a las "medidas de alta policía" del gobierno de Raúl Leoni, después del allanamiento de nuestra Universidad Central, pude constatar algo que me marcaría para siempre, para toda mi vida: la música cuando se pone a cabalgar en ella versos donde el protagonista es el hombre hecho combate, cuando el amor que se nombra ya no es tan solo el individual, el intimo, sino el amor solidario por todos los seres humanos cuando el verso además de divertir proporciona elementos reflexivos y concientizadores, cuando la canción cumple estas características, repito se convierte en un arma popular.

Arma popular que defiende al pueblo contra la transculturización que niega su identidad y su memoria libertaria, canción que ayuda a sostener la esperanza en una patria mas digna y solidaria, en una patria más bolivariana. Desde ese momento (1967) y manteniendo un compromiso más profundo con mi militancia revolucionaria, que se inició en 1959, he andado un solo camino, acompañado de la canción y acompañando la canción, con una presencia activa en los combates que ha ido librando mi pueblo, no apropiándose del papel de dirigente sino buscando que desde su propio seno salga su vanguardia.

Pero desde ese momento he tenido que enfrentar todos los peligros y situaciones desagradables que como cantor se me han presentado. Entiendo como canto no sólo el que escribe y canta canciones sino el que arma con su conducta militante y solidaria a la canción misma, el que no trafica con el entusiasmo que la canción despierta en el pueblo sino el que trabaja todos lo días para organizar ese entusiasmo, esa conciencia despertada, en un movimiento popular donde el pueblo pase a ser de espectador sumiso de su realidad a un activo luchador por transformar a la misma.

Por eso nuestro canto ya no pertenece a un partido político sino a todo el pueblo, por eso nuestro canto no es ejercido por un solo cantor sino por todo un colectivo de cantores con estilos diversos pero que buscan un mismo objetivo: ser apoyo firme de la identidad de nuestro pueblo y ser impulso en el desarrollo de nuestra cultura popular, a ustedes señores del sistema, del gobierno, les disgusta esto:

Que incorporemos a este hermoso trabajo a militantes de las bases de los partidos AD y COPEI, por que es obvio el deslinde que existe entre las bases de esos partidos y sus dirigencias, que han trampeado y mentido tanto que han llevado a la democracia, que el pueblo se ganó, a una grotesca parodia donde la corrupción, la marginalidad, el analfabetismo, la inseguridad personal, el desempleo, son los signos mas resaltantes.

Que no obtengamos un solo centavo cuando cantamos frente al pueblo, y que cuando se cobra una módica entrada el resultado neto de las mismas se invierta en ayuda a grupos y centros culturales, en crear instituciones populares, en solidaridad con los pueblos que ustedes negando nuestro propio pueblo y su hermosa historia libertaria, ayudan a masacrar; y también por que no decirlo? En solidaridad con las organizaciones de vanguardia de nuestro pueblo.

Que nuestra supervivencia económica la obtengamos solamente de las regalías autorales y de intérprete que resulta de la divulgación de nuestros discos. Que les calienta, además, que un alto porcentaje de esas regalías sean aportadas al desarrollo de otros cantores ( a nivel de grabación) sin que obtengamos por ello otra ganancia que la alegría que le queda al hombre cuando ha cumplido con su deber.

Que esta actitud nos lleve a vivir tan sencilla y modestamente, como pudiera vivir cualquier obrero, si ustedes no ejercieran tan inhumana explotación sobre él.

Que seamos abiertamente antiimperialistas Soy mosca y soy abejay anticolonialistas y que esta conducta no sea sino el resultado de una profunda y hermosa herencia del pensamiento de nuestro libertador Simón Bolívar.

Que los denunciemos a ustedes como hipócritas, demagogos y mentirosos cuando invocan el sagrado nombre de la Patria y son los causantes de que una inmensa mayoría de los hombres que la forman vivan de privaciones, de negación de sus más elementales derechos (votar no es el único derecho que exige la Patria Democrática). Al hombre cuando se le miente se le hace indigno y una Patria de lacayos no puede ser la Patria que soñó Simón Bolívar.

Que tengamos profunda fe en nuestro pueblo y que por que él seamos Mosca y Abeja. Mosca porque nos meteremos en la mierda si es preciso para defenderlo y sacarlo de ella y abeja porque añoramos y cantamos a la flor de la victoria. El cantor no puede cantarle a la flor solamente, sino que cuando le llegue el tiempo debe cantar también contra la mierda y llamarla por su nombre.

Ustedes y los intelectuales que se hacen los locos cuando los cantores son agredidos, saben que no formamos parte de un ejército de salvación del arte puro, sino que inscribimos nuestro quehacer en un proceso político que nos lleva a decir sin complejos:

EL ARTE QUE NO MILITA EN LA DEFENSA DE LA DEFENSA DE LA CONDICIÓN HUMANA DEL HOMBRE NO ES ARTE POPULAR.

A ustedes les disgusta que sin padrinos, ni representantes artísticos, hayamos divulgado nuestro canto en el mundo entero y lo hayamos hecho querer y respetar y que este rol lo hemos ejercido con la humildad y sencillez de quien sabe que no hay mayor poeta que el pueblo mismo.

A ustedes les disgusta que andemos por el camino que nos tocó caminar llamando hermano a todos los hombres, que para sentir amistad y amor por los seres humanos no pidamos carnet político, sino frente digna y mano solidaria. A ustedes les disgusta que andemos sin amargura, sin paranoias, que nos hayamos olvidado de las torturas que a nivel personal hemos recibido o que al menos su recuerdo no nos perturbe ni nos convierta en seres torpes y rumiantes de lo trágico.

A ustedes les disgusta que los que han caído heroicamente en este camino de combates sean para nosotros un compromiso, un reto, un hermoso estímulo sin que por ello nuestra canción se haga "mortuoria", ustedes saben que no olvidamos. A ustedes les disgusta que todos los que hoy son prisioneros políticos (en las cárceles que ustedes construyen) por llevar a su más alto riesgo el derecho a llamarse patriotas son también nuestros hermanos y que no tenemos miedo alguno en hacer activa nuestra solidaridad con ellos. Ustedes saben que no tenemos miedo.

Esas y otras razones son las que los llevan a usted señor sistema y a usted señor gobierno a tomar medidas tan torpes y abyectas como estas:

La calumnia a través de los medios de comunicación donde se nos pone a ostentar riquezas que sólo caben en las mercantilistas mentes de ustedes, por ejemplo: lujosas quintas, gruesas cuentas bancarias, lujosos automóviles, etc.

Evitar por todos los medios que nosotros consigamos los sitios donde realizar nuestros eventos, sin tomar en cuenta que estos son organizados por el pueblo mismo y que además todos los locales públicos (culturales o deportivos) le pertenecen al pueblo y no a ustedes.

Realizan escaladas fascistas donde se nos hace aparecer como terroristas que "atentan contra la familia, las buenas costumbres, la propiedad privada y la cultura occidental". Recuerden lo que hicieron en Maturín hace cuatro años donde además de pintar las paredes de la ciudad en contra mía, intentaron matarme.

Pero pesar de esta situación de zozobra a que ustedes quieren someterme a mi y a mi familia quiero decirles lo siguiente:

Siento un profundo amor por la vida, pero enfrentaré con entereza la muerte que ustedes quieran darme (si es que lo han decidido así).

Yo no hago trabajo clandestino, ando con la frente en alto y el pecho abierto cumpliendo con mi deber de cantor de mi pueblo.

La única arma que poseo es mi canción y el apoyo de mi pueblo, tengo una profunda fe en la humanidad y en el reto que tiene que enfrentar. Vencer contra los que llenan de hambre y de guerras nuestro planeta.

¡CLARO QUE NUESTRO CANTO ES SUBVERSIVO, EN ESTE PAÍS HASTA LA SONRISA LO ES!

¡SOY FELIZ AUNQUE NO ME DEN PERMISO!

ME BENDICE DIOS Y ME GUÍAN BOLÍVAR Y MARX.

NO TENGO ENEMIGOS PERSONALES A EXCEPCIÓN DE LOS NATURALES ENEMIGOS IDEOLÓGICOS Y ENVIDIOLÓGICOS.

Alí Primera.

3 de Mayo de 1982.

Compartir

Victor Jara. A 78 años de su Nacimiento. "Canto que ha sido valiente siempre será Canción Nueva."

Compartir

"Lo mataron simplemente por dedicar sus canciones, su arte, su danza y el folclore al mundo popular, y fue tomado casi como un trofeo para los militares"
Nelson Caucoto.

Víctor es el mayor exponente de la Nueva Canción Chilena cuyos temas están inspirados en la cultura popular. Víctor, continuó la herencia artística de su madre, Amanda Martínez, cantora popular. A pesar del disgusto del padre, ésta le inscribió en la escuela. Junto con su familia se traslada a  Santiago  donde regentan un local de comidas para obreros. Allí, Víctor conoce a Omar Pulgar, que le enseñará a tocar  guitarra.

Después del servicio militar se dedica al arte, ensayando en el Coro Municipal que prepara la  obra Carmina Burana; en dicha representación conoce a su futura esposa, la bailarina Joan Turner. Víctor ingresa a la Facultad de Teatro de la Universidad de Chile y en el café Sao Pablo, entabla amistad con Violeta Parra, ésta le invita a cantar profesionalmente cediéndole unos villancicos, pero Víctor decide primero documentarse en los orígenes de la canción chilena, iniciando una investigación de las raíces folklóricas, del canto, por lo que se traslada al campo a conocer  las canciones de los campesinos.

A pesar de los éxitos teatrales con obras como "Parecido a la felicidad", "Las de Caín" y "La remolienda", las dificultades económicas de Víctor le hacen pasar muchas noches en los camerinos del teatro. Junto con el conjunto folklórico Cuncumén inicia una gira por Europa en la que comienza a componer sus primeras canciones, como "Palomita verte quiero" dedicada a su mujer Joan:

"Lloro con cada recuerdo
a pesar de que me contengo
lloro con rabia p'a fuera
pero muy hondo p'a dentro
Palomita verte quiero".

Los sesenta representan un renacimiento cultural y popular en Chile en el que Víctor será uno de sus máximos componentes junto a Neruda o Violeta que tenía un local conocido como la Peña de los Parra, dónde Víctor realizará numerosas actuaciones. Sus canciones están dedicadas al campo y a los campesinos que tanto conoce, como "Cuando voy al trabajo", "El cigarrito", "El pimiento", "El arado".

El 11 de septiembre de 1973 Víctor fue junto a otros músicos a cantar en la exposición contra el fascismo y la guerra civil que se inauguraba en la Universidad Técnica del Estado, cuando les sorprendió el Golpe de Estado. En esos momentos el periodista Sergio Gutiérrez le dijo a Víctor: “compañero, parece que llegó el momento de cambiar la guitarra por el fusil”. El  contestó “no compañero, yo no sé disparar. La guitarra siempre sirve, aunque sea para animar a los combatientes”. Rodeados por el Ejército fueron arrestados y conducidos al Estadio Chile, dónde lo torturaron; en esos momentos empezó a escribir en pequeños papeles su último poema, que terminaría en el Estadio Nacional antes de que 34 balazos acabasen con su vida:

Somos cinco mil

en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿Cuántos seremos en total
en las ciudades y en todo el país?
Solo aquí
diez mil manos siembran
y hacen andar las fábricas.
¡Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,

presión moral, terror y locura! 

Fuente: http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/verContenido.aspx?ID=185734

Podrán encontrar información más amplia en:

http://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADctor_Jara

http://es.wikisource.org/wiki/Carta_de_%C3%81ngel_Parra_a_Victor_Jara

Compartir

Conmemoración del 26 de Julio. Glorioso Asalto al cuartel Moncada

Compartir

Rebeldía Nacional

Compartir