Ingrese

FOTO DE PERFIL JUNIO

CABECERA DE PAGINA

[OPINIÓN] !Felicitaciones, Señor Presidente!

Compartir

enredos 1

-¡Felicitaciones de nuevo! Ahora sí se las puedo dar abiertamente. Antes no nos convenía a ninguno de los dos. Usted ha sido elegido dos veces. Eso evidencia una autoridad que pocos mandatarios tienen. Es hora de actuar decididamente. Dejar de lado consignas muy bonitas pero que son poco efectivas a la hora de la verdad. Como usted mismo lo dijo: pasar a una Venezuela Moderna, acorde con la realidad. ¿Y cuál es la realidad? Aquí se la señalamos, Presidente, en el documento: “un fuerte desequilibrio en la balanza de pagos, que originó un déficit… un amplio desequilibrio fiscal… una alta tasa inflacionaria, un fuerte desequilibrio cambiario y una baja tasa de inversión”.

  -En dos platos: Venezuela tiene fuertes requerimientos financieros externos  para este año. Usted mismo ha reconocido “la necesidad de instrumentar un amplio programa de ajuste para enfrentar los desequilibrios externos e internos que tiene el país”. Eso requiere, vea, aquí está señalado, “importantes reformas estructurales en el área fiscal, cambiaria, comercial y en el sector financiero”.   Y eso sólo se logra con  medidas puntuales, que usted no podrá negar. Primero y principal, y por sobre todo:  “Promover la entrada de capitales extranjeros”. Luego, “Diversificar la economía a través de un proceso de ajuste y liberalización que permita reducir los desequilibrios macroeconómicos, aumentar la eficiencia económica y reforzar la estrategia de desarrollo hacia fuera”. Y eso no es posible sin medidas  cambiarias: “El establecimiento de un sistema de cambio único y flexible”. “Reducción en la protección efectiva”. “Financiamiento Externo”. “Nuevos préstamos provenientes de los organismos multilaterales y a través de acuerdos de financiamiento con la banca comercial”. “Reestructuración de la deuda vigente y otras opciones que permitan la deuda comercial externa, mediante el mecanismo de recompra y conversión de la deuda”. “Flexibilización de las tasas de interés”. “Simplificación de los instrumentos de política monetaria”.

  -¿Y de dónde va a salir el dinero? Como siempre, del pueblo. Vea: “Aumento en el precio de la energía y el combustible, hasta aproximarlos a los niveles internacionales”. “Aplicación de un impuesto general a las ventas que se transformaría en forma progresiva en un impuesto al valor agregado”. “Las empresas públicas, establecerán un sistema de ajuste periódicos de tarifas para la mayoría de los servicios públicos, así como a los precios de bienes producidos por las empresas públicas”.  “Aumento de las tarifas de las empresas del Estado, reducción de costos y una evaluación cuidadosa de los programas de inversión, así como un proceso de reprivatización de algunas empresas”.

   -Ah, pero eso no funcionará sin las medidas financieras. Vea: “Establecer un tipo de cambio único, flotante para el bolívar”. “Eliminación de todos los controles cambiarios”. “Las transacciones externas, tanto del sector público como del sector privado, se efectuarán a la tasa de cambio que rija en el mercado interbancario”. Y, lo fundamental, para que entremos en el ámbito del mercado: “el sistema previo de control de precios será eliminado”. Y lo mismo para el precio del trabajo: “la fijación de salarios en el sector privado continuaría siendo convenida mediante la contratación colectiva o a través de acuerdos individuales”.

    -Ahí está el detalle, Presidente. No se puede retardar más. Precios a niveles internacionales, los salarios más baratos del mundo. Con promoción y protección sí van a venir las inversiones extranjeras. Siempre que no tengan que traer capitales, y en cambio nosotros nos endeudemos para darles créditos para que inviertan. Que no tengan que pagar impuestos.  Que cuando nos demanden, puedan sentenciarnos  con sus propios tribunales en el extranjero. Que sus intereses puedan derogar cualquier normativa ecológica, social o laboral que se les oponga. Y que pongamos todos los recursos naturales a su disposición.

   -¿Qué todo eso puede tener efectos sociales? No se preocupe, Presidente. El pueblo lo aguanta todo. Uno que otro subsidio para canasta básica, mucha promesa, y a votar en la próxima elección. Pero ya usted estará por encima de las elecciones. Por encima de todo. Usted estará en las grandes ligas. Sólo falta que firme aquí, Presidente. Nombre y apellido: “Carlos Andrés Pérez”. Anjá. Y la fecha: “16 de febrero  de 1989”. No se arrepentirá.

Compartir