Ingrese

logo tatuytv

tatuytv banner 2

Se busca medio con agenda Propia. Por Luis Britto

Compartir

1

Llevo militando en  medios subversivos más tiempo del razonable. Pedí mi inscripción en el Partido Comunista el mismo día que lo ilegalizó Acción Democrática. Mi miopía y la habilidad para dibujar afiches me salvaron de ser enviado a la guerrilla. Me reclutaron para  una célula de propaganda de la cual sólo confesaré que si caía, se acababan  las artes plásticas venezolanas. En la primera reunión, ya se planteaba sacar con riesgo de la vida una hojita clandestina para repetir un discurso de Rómulo Betancourt. Mozo ingenuo,  argumenté: “Señores, la publicidad de la Colacola no dice: ‘No beba Sevenseven’, dice: ¡Beba Colacola!” Varias horas defendí que la propaganda revolucionaria debe versar sobre la Revolución, y no sobre la reacción. Al cabo, el Comité Regional Clandestino dictaminó: “Bueno ¿cuándo sacamos la hojita para repetir el discurso de Betancourt?”.

Compartir

Leer más: Se busca medio con agenda Propia. Por Luis Britto

Propuestas de amor al público

Compartir

1

Públicos y amadas se conquistan con cariño. Hay audiencias y damas masoquistas, pero el maltrato no enamora. La comunicación es diálogo amoroso, que cortan el atropello y el abuso. No se seduce a pescozones, sino con propuestas. Van varias, para que los medios enamoren a las audiencias.

2

Amor con hambre no dura: con discriminación menos. Los medios de servicio público deben insistir en los temas que garantizan la hegemonía del discurso bolivariano: Democracia contra dictadura, igualdad contra privilegio, inclusión contra prejuicio y racismo, educación, seguridad social y asistencia médica gratuitas contra desamparo, solidaridad contra egoismo, soberanía contra dependencia, socialismo contra capitalismo.

3

Lo que más odia un enamorado es la interrupción ¿Habrá algo peor que cuando el suspirante empieza a sentirse a gusto con la homenajeada, se meta entre ambos una sarta de mentecatos a hablar cada cual de una cosa distinta? ¿Sufrirá mayor barranco la audiencia que cuando interrumpen sus programas adorados con avalanchas de cuñas, digresiones e interferencias? ¿Extraña que el público termine detestando tanto al canal como a los cortanotas? Repito: en 2010 la Televisión Estatal Española dominó la audiencia eliminando las cuñas. Los medios privados viven de ellas: los de servicio público no, pues los pagamos con nuestros impuestos. El programa es el mensaje; si es bueno ¿Para qué interrumpirlo?

4

¿Quieres destruir el amor? Entiérralo con matapasiones. No importa cuán ilusionados estemos con una emisión: el diluvio de cintillos, logos, rótulos e inserciones en la pantalla nos pondrá en fuga hacia los canales de la competencia. Propongo aplicar la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión (Resorte) a medios públicos y privados, desterrando la prohibida publicidad por inserción, que destroza el corazón de toda audiencia ahogándolo con vómitos de imágenes, signos, símbolos y mensajes intrusos.

5

No se puede separar amor de dicha, ni divorciar Información de Educación y Entretenimiento. Para esta boda propongo iniciar la producción de contenido con una telenovela, un programa humorístico y otro de concursos de emulación socialista de calidad. Expandir la magnífica producción de dibujos animados de VIVE TV y otras instituciones. Llevar a versión televisiva amena los pensum de Educación Primaria, Secundaria y de algunas ramas de Educación Técnica y Superior. Enfatizar todavía más las temáticas de la Historia, la Cultura y la identidad nacional. Difundir el cine, la dramaturgia y el documental progresistas venezolanos, latinoamericanos, caribeños y mundiales.

6

Propongo definir políticas claras para la acreditación de los medios comunitarios y alternativos y para detectar las empresas mercantiles que se disfrazan de tales. Planteo abrir espacios para la participación protagónica de comunidades, movimientos sociales, comités de usuarios. Sugiero mantener la iniciativa en las nuevas formas de comunicación, tales como páginas web, blogs, twitters, redes sociales, grafitos y códigos contraculturales. Recomiendo culminar la dotación de receptores de televisión satelital para aprovechar las magníficas posibilidades de difusión continental y mundial de los satélites Simón Bolívar y Miranda.

7

Exijo obligar a cumplir con la Ley Resorte a la televisión por suscripción, que cubre el 33,1% de la audiencia, o quizá la mitad, pues operan doscientas cableras ilegales. Propongo que por Ley se la reserve para el capital nacional.

8

Exijo aplicar la Ley Resorte. Demando donarle un televisor a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para que se entere de que es la más violada de las leyes en Venezuela.

9

El amor contagia. Intelectuales y artistas son los novios de las ideas. Propongo que en vez de esconderlos, los medios los convoquen y promuevan. Y que se les reconozca el derecho a vivir de su trabajo. Se supone que el intelectual es el único que debe ejercer su oficio gratis, y además aceptar que cualquier antojadizo lo firme. Todo lo que existe fue primero una idea. Menospreciar las ideas es anular el futuro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Domingo, 09/12/2012

http://albatv.org/Propuestas-de-amor-al-publico.html

Compartir

Regalos de Verdad. Por: Luis Britto García.

Compartir

Diciembre regala a los creyentes un Niño Dios y el Dios trae su regalo a cada Niño.

Pedimos lo que creemos necesitar y recibimos lo que creen que nos falta. Un regalo es un mensaje.

Se juntan vecinos para enviar regalos de verdad y nos reunimos ciudadanos en guardianesdelaverdad.org.ve para enviar verdades que son regalos.

Compartir

Leer más: Regalos de Verdad. Por: Luis Britto García.

¿Qué sucedería si Guaicaipuro Cuauhtémoc cobra la deuda a Europa?. Por Luis Britto García

Compartir

La presentación del libro El Fantasma de la Xenofobia recorre Europa nos convida a reflexionar: ¿Qué sucedería si Guaicaipuro Cuauhtémoc cobra la deuda a Europa?

Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuauhtémoc, he venido a encontrar a los que celebran el Encuentro. Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que se la encontraron hace quinientos. Aquí pues nos encontramos todos: sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.

El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me Descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una Deuda contraída por Judas a quienes nunca autoricé a venderme. El hermano leguleyo europeo me explica que toda Deuda se paga con intereses, aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento. Ya los voy descubriendo.

También yo puedo reclamar pago. También puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo, firma sobre firma, que sólo entre el año de 1503 y el de 1660 llegaron a Sanlúcar de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América. ¿Saqueo? No lo creyera yo, porque es pensar que los hermanos cristianos faltan a su séptimo mandamiento. ¿Expoliación? Guárdeme Tonatzin de figurarme que los europeos, igual que Caín, matan y después niegan la sangre del hermano. ¿Genocidio? Eso sería dar crédito a calumniadores como Bartolomé de las Casas, que califican al Encuentro de Destrucción de las Indias, o a ultrosos como el doctor Arturo Uslar Pietri, quienes afirman que el arranque del capitalismo y de la actual civilización europea se debió a esa inundación de metales preciosos.

No, esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de varios préstamos amigables de América para el desarrollo de Europa. Lo contrario, sería presuponer crímenes de guerra, lo cual daría derecho, no sólo a exigir devolución inmediata, sino a indemnización por daños y perjuicios. Yo, Guaicaipuro Cuauhtémoc, prefiero creer en la menos ofensiva de la hipótesis. Tan fabulosas exportaciones de capital no fueron más que el inicio de un Plan Marshalltzuma para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, defensores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización. 

Por ello, al acercarnos al Quinto Centenario del Empréstito, podemos preguntarnos: ¿han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable, o por lo menos productivo de los recursos tan generosamente adelantados por nuestro Fondo Indoamericano Internacional?  

Deploramos decir que no. En lo estratégico, lo dilapidaron en batallas de Lepanto, Armadas Invencibles, Terceros Reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin más resultado que acabar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como Panamá (pero sin canal). En lo financiero, han sido incapaces -después de una moratoria de 500 años- tanto de cancelar capital o intereses, como de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta el Tercer Mundo.

Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman conforme a la cual una economía subsidiada jamás podrá funcionar. Y nos obliga a reclamarles -por su propio bien- el pago de capital e intereses que tan generosamente hemos demorado todos estos siglos. Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a los hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas flotantes de interés de un 20% y hasta un 30% que los hermanos europeos cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo de un 10% anual acumulado durante los últimos trescientos años.

Sobre esta base, y aplicando la europea fórmula del interés compuesto, informamos a los Descubridores que sólo nos deben, como primer pago de la Deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y otra de 16 millones de kilos de plata, ambas elevadas a potencia de trescientos. Es decir: un número para cuya expresión total serían necesarias más de trescientas cifras, y que supera ampliamente el peso de la Tierra. Muy pesadas son estas moles de oro y de plata. ¿Cuánto pesarían calculadas en sangre?

Aducir que Europa en medio milenio no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar este módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo. Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos. Pero sí exigimos la inmediata firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y los obligue a cumplirnos sus compromisos mediante una pronta Privatización o Reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera como primer pago de su Deuda histórica.

Dicen los pesimistas del Viejo Mundo que su civilización está en una bancarrota que le impide cumplir sus compromisos financieros o morales. En tal caso, nos contentaríamos con que nos pagaran entregándonos la bala con la que mataron al poeta.

Pero no podrán: porque esa bala, es el corazón de Europa.

Nota: *
LUIS BRITTO GARCIA: Periodista de opinión e investigador en Ciencias Sociales, nació en Caracas en 1940. En 1970 obtuvo el Premio Casa de las Américas con la colección de relatos Rajatabla. En 1979 ganó el mismo galardón internacional por su novela Abrapalabra. En 1981 recibió el Premio de Literatura Humorística Pedro León Zapata por Me río del mundo y en 1984 navegó por el mar narrativo de las utopías con La orgía imaginaria. Su pieza Venezuela Tuya fue galardonada con el Premio de Teatro Juana Sujo 1971 y representada en gira por América Latina durante dos años. En 1975 ganó el Premio Municipal de Teatro con El tirano Aguirre y en 1980 el Premio Latinoamericano de Dramaturgia Andrés Bello por La misa del esclavo. En 1997 estrenó La ópera Salsa, con música de Cheo Reyes.

El 18 de octubre de 1990, el diario "El Nacional" de Caracas, Venezuela, le publica la conocida carta "Guaicaipuro Cuauhtémoc cobra la deuda a Europa", que algunas personas y medios desinformados la toman como propia de un cacique.

Compartir

Página 15 de 15