Ingrese

logo sencillo fondoazul

Banner azul 2018 portal

Claves para entender la huelga de Francia. Por Kaos en la Red

Compartir

La última huelga, en marcha desde el pasado 12 de octubre, ha contado con la adhesión de multitud de sectores y se renueva desde entonces cada 24 horas sin fecha de caducidad establecida.

Francia hace gala de su tradición reivindicativa y son ya nueve las convocatorias de huelga a las que ha tenido que hacer frente el Gobierno del presidente Sarkozy en lo que va de año como respuesta a sus planes de ajuste y su endurecimiento de la normativa laboral. La última, en marcha desde el pasado 12 de octubre, ha contado con la adhesión de multitud de sectores y se renueva desde entonces cada 24 horas sin fecha de caducidad establecida. Los estudiantes también se han echado a las calles, y cada vez se oyen más comentarios que aventuran un nuevo Mayo del 68. La falta de combustible en gasolineras está contribuyendo a la parálisis del país. Estas son las claves para entender una huelga compleja y masiva.

¿Desde cuándo está en marcha esta huelga?

Desde el pasado día 12 de octubre, en que los sindicatos celebraron la séptima huelga contra el Gobierno de Sarkozy este año. Ese día montaron la manifestación más multitudinaria de este año en Francia: 1.230.000 asistentes según la policía, más de tres millones según los organizadores.

¿Hasta cuándo va a durar?

Dada su peculiaridad de ser renovable cada 24 horas, es difícil determinarlo. De momento es previsible que, como poco, los paros continúen hasta hoy martes 19, fecha en la que los sindicatos han convocado movilizaciones que supondrán la novena jornada de paros en lo que va de año (y la quinta del otoño).

¿Qué reivindica la huelga?

La retirada de un proyecto de ley del Gobierno de Nicolas Sarkozy, que se debate actualmente en el Senado y que pretende retrasar la edad legal de jubilación de 60 a 62 años y la edad a la que debe jubilarse un trabajador que no haya cotizado el tiempo necesario para cobrar la pensión entera, de 65 a 67 años.

¿A qué sectores afecta?

De momento al de transportes, a las refinerías (sector de mayor presión), educación (los estudiantes de secundaria se sumaron la semana pasada) y camioneros. A diferencia de las huelgas anteriores, esta es por sectores y regiones, y renovable indefinidamente.

¿Qué margen tiene Francia hasta llegar a una situación de desabastecimiento por el paro de las refinerías?

Según los sindicatos, las 12 refinerías del país están en huelga y tienen problemas de suministro de crudo. Diez de ellas planean parar totalmente la producción. Hay más de mil gasolineras, de las 13.000 con que cuenta en país, sin combustible, según han anunciado esta mañana las grandes distribuidoras de petróleo. El Gobierno ha dado luz verde a las petroleras para que usen las reservas que tienen obligación de mantener por ley, que suponen entre 10 y 12 días más de abastecimiento. Este periodo puede variar en función del consumo, que ha aumentado un 50% la semana pasada: muchos franceses, previsores, han hecho acopio de combustible. Las reservas gubernamentales de petróleo, capaces de abastecer a Francia durante 90 días, todavía no se han tocado. En el caso de España, las existencias de seguridad mínimas equivalen a 92 días de consumo o ventas. La gestión de las reservas la realiza el Ministerio de Industria. Los 92 días se reparten al 50% aproximadamente entre las empresas y el ministerio.

El primer ministro francés, François Fillon, ha advertido de que bajo ningún concepto se va a producir desabastecimiento de combustible.

¿Cuál ha sido la incidencia de la movilización estudiantil?

Según el Ministerio de Educación de Francia, el jueves había 340 institutos afectados por el paro y las movilizaciones; los sindicatos de estudiantes cifraron la incidencia en 500. En total, hay en torno a 3.400 centros de enseñanza en Francia.

¿Por qué le preocupa al Gobierno de Nicolas Sarkozy la adhesión de los estudiantes a la huelga?

El Gobierno teme que las movilizaciones se radicalicen por la participación estudiantil. Las movilizaciones de adolescentes causaron el jueves varios incidentes y heridos en numerosas ciudades de Francia. Sarkozy no olvida, además, las protestas estudiantiles de 2006, que obligaron a retirar al Gobierno de Dominique Villepin una polémica ley de contratación laboral. Precisamente, Villepin declaraba el martes pasado en la televisión francesa: "Hay que sacar lecciones de la experiencia". Las revueltas de Mayo del 68 también permanecen en la mente de todos.

¿Cómo ha afectado la huelga a España?

El día del inicio de la huelga se cancelaron más de 200 vuelos entre España y el resto de Europa por el paro del personal en los aeropuertos galos. Hoy se está viendo afectado el tráfico ferroviario entre España y Francia.

¿Ha habido alguna reacción clara de Sarkozy a la huelga?

Por el momento, ninguna. El Presidente francés ha declarado que seguirá "hasta el final" con la polémica ley de pensiones, que considera "de justicia social", y ha añadido: "¿Qué pasaría si no hubiera dinero para pagar las pensiones de los jubilados más humildes?". Sarkozy ha dejado claro que no hará "ninguna concesión más". Se refiere a las modificaciones que introdujo en el proyecto de ley el pasado 8 de octubre, que suavizaban algunos preceptos pero no tocaban el núcleo duro de la redacción: el alargamiento de la vida laboral para optar a la pensión de jubilación.

Compartir

Vascos peligrosos. Eduardo Rothe

Compartir

Venezuela siempre atrajo a los subversivos y terroristas vascos, hijos, nietos, biznietos o tataranietos de la tierra de Vasconia, hoy mal llamada Euskal Herria, Euskadi o país vasco. Independizarse de España siempre fue común locura y grito de indianos o aldeanos. en Caracas o Bilbao, y por siglos Sus Majestades siguen preguntando “¿por qué no se callan?” esas voces malagradecidas que no entienden que la Iglesia pregona a los pueblos del mundo: “Nunca es tan grande el hombre como cuando está de rodillas ante Dios, o sumiso ante su señor natural El Rey.”

VASCOS POR LA LIBERTAD

El primer enemigo del Estado español que buscó refugio (pero encontró la muerte) en Venezuela fue un nativo de la villa de Oñati en Guipúzcoa, llamado Lope de Aguirre, famoso por sus crímenes y autor de cartas retadoras e insultantes al Rey de España. Aunque la corona y la iglesia católica tuvieron la precaución de infamarlo con el título de “Tirano Aguirre” que la superstición ha conservado hasta nuestros días, no faltó otro criminal de sangre vasca, el tal Bolívar, para llamar a Lope de Aguirre “Príncipe de la Libertad”.

Ese Simón Bolívar, de familia originaria de Ziortza-Bolibar en Vizcaya, violó su juramento militar al Rey y tornose traidor al participar en el golpe de Estado del 19 de abril de 1810 y, un año después, en la revolución y secesión de Caracas del 5 de julio de 1811. Entre los vascos y criollos traidores que aprovecharon la desgracia de España invadida por los franceses para declararse independientes, se destaca ese Bolívar que, como “coronel” de milicias combatió bajo las órdenes del fementido isleño Francisco de Miranda.

Durante la segunda revolución de Caracas Bolívar cometió delitos de lesa humanidad, como ordenar el asesinato de un millar de prisioneros civiles presos en La Guaira y Caracas. A los siete años de comenzada la revuelta, los otros cabecillas insurgentes reconocen el fanatismo típicamente vasco de Bolívar, lo proclaman General y Jefe Supremo de la Gran Traición Americana y lo siguen en la horrenda tarea de destruir la civilización europea en América del Sur.

VASCOS DE HOY 

Bajo el actual gobierno tiránico y dictatorial de Hugo Chávez se incrementó el culto oficial y popular hacia el vasco Bolívar, al punto que Venezuela adoptó, por referendo, la denominación de “República Bolivariana”. 

No debe extrañar, pues, que los terroristas de ETA se refugien en ese país de indios, negros y mestizos, especialmente si cuentan con la ayuda del gobierno. Veamos: el social demócrata Felipe González le pidió al social demócrata Carlos Andrés Pérez que recibiera unos independentistas vascos sobre quienes no pesaba ni acusación ni condena. Uno de estos fue Arturo Cubillas quien, naturalizado y casado con venezolana, sigue en Venezuela y trabaja en instituciones oficiales. Cuando las autoridades españolas piden su extradición el gobierno de Chávez se niega alegando que es venezolano y no se lo acusa de nada concreto. 

¿Acaso el gobierno venezolano pretende hacernos creer que un vasco es inocente por el simple hecho de no cometer ningún delito? Que lo extraditen a ver si nuestros tradicionales métodos de interrogatorio no lo encuentran culpable hasta del asesinato de Kennedy. Por algo sobre la policía española pesan unas diez mil acusaciones de “tortura”: nosotros sí sabemos cómo tratar a los vascos.

La corona española lucha desde hace siglos contra los terroristas vascos, llámense Lope de Aguirre, José Antonio Anzoátegui o Simón Bolívar. Es punto de honor de la monarquía, después de perder tantas colonias en América, no permitir la organización política ni el desarrollo cultural, mucho menos la independencia de los vascos. Para eso se emplean todos los métodos legales y, si necesario, los semi-legales, porque como fiel heredera del franquismo, la Corona defiende sus mismos católicos principios: los violentos deben ser exterminados. 

Véase la lista de algunas acciones de justicia y paz realizadas por nuestros grupos paramilitares y parapoliciales, por fidelidad al Rey y a la Santa Tradición, coordinados por la Benemérita Guardia Civil según instrucciones del “Señor X” (Felipe González).

  • 16 de octubre de 1983: secuestro de los miembros de ETA José Lasa Arostegui "Joxean" y José Ignacio Zabala "Joxi" en Bayona (Francia). Posteriormente fueron asesinados de un tiro en la cabeza y enterrados en Busot (Alicante). Los cuerpos aparecieron en enero de 1985 pero no fueron identificados hasta 1995 a raíz de las investigaciones realizadas por el comisario Jesús García, que falleció precisamente durante la celebración del juicio en 1996. En dicho juicio resultó condenado, entre otros, el general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo.

  • 18 de octubre de 1983: intento de secuestro en Bayona por parte de cuatro policías españoles del dirigente etarra José Mari Larretxea Goñi. Los cuatro agentes fueron detenidos in fraganti por gendarmes franceses.

  • 4 de diciembre de 1983: secuestro de Segundo Marey en Hendaya, al confundirlo con Mikel Lujúa (presunto miembro de ETA), por parte de mercenarios franceses contratados por la policía española. Se exigió a Francia la liberación de los policías españoles detenidos en octubre. Los agentes fueron puestos en libertad el 8 de diciembre, y Marey el día 13.

  • 19 de diciembre de 1983: asesinato del presunto militante de ETA Ramón Oñaederra Vergara "Kattu" en Bayona.

  • 29 de diciembre de 1983: asesinato por parte de un francotirador del GAL del presunto dirigente etarra Mikel Goikoetxea "Txapela", cuando estaba abriendo la puerta del coche en Bayona. Muere a los pocos días en Burdeos

  • 8 de febrero de 1984: ametrallamiento y asesinato de dos presuntos miembros de ETA, Vicente Perurena Telletxea y Angel Gurmindo Lizarraga "Stein" en Hendaya.

  • 25 de febrero de 1984: asesinato por medio de un disparo de un francotirador del miembro de ETAm Eugenio Gutiérrez Salazar "Tigre" en Idaux-Mendy.

  • 1 de marzo de 1984: asesinato por un disparo al corazón del trabajador ferroviario Jean Pierre Leiba en Hendaya, sin ninguna relación con ETA. Un autodenominado portavoz declinó cualquier responsabilidad del GAL en el asesinato, y negó que los cuatro detenidos en Irún acusados del asesinato fueran miembros del mismo.

  • 23 de marzo de 1984: asesinato del presunto dirigente de ETA Javier Pérez Arenaza Fogorb, cuñado de "Txomin" Iturbe, en una gasolinera de Biarriz.

  • 3 de mayo de 1984: asesinato por disparos del presunto miembro de ETA Rafael Goikoetxea. Resulta herido su compañero Jesús Zugarramurdi "Kixkur", supuesto dirigente de ETA, en Saint-Étienne-de-Baïgorry.

  • 26 de mayo de 1984: secuestro, apaleamiento, malos tratos y posterior liberación de dos miembros de los comités antinucleares Xavier Lorenzo y Endica Lorenzo en Algorta. El GAL reconoce que el segundo fue un error.

  • 15 de junio de 1984: asesinato por medio de una moto bomba del presunto dirigente de ETA Tomás Pérez Revilla y su compañero Ramón Orbe, en Biarriz. El primero muere a los pocos días y el segundo resulta herido.

  • 10 de julio de 1984: atentado en el Bar Consolation de San Juan de Luz (Francia) por medio de un artefacto explosivo. Resultan heridos tres vascos supuestamente vinculados a ETA, José Oliva Gallastegui, Bonifacio García y Juan Jaúregui Aurria.

  • 18 de noviembre de 1984: asesinato por disparos desde una moto del bailarín Christian Olaskoaga en Biriatou. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. El hermano de Christian, Claude, resulta herido. El GAL reconoció posteriormente el error.

  • 20 de noviembre de 1984: asesinato por disparos del concejal y dirigente de HASI Santi Brouard, miembro de la Mesa Nacional de HB, en su propia consulta médica localizada en Bilbao.

  • 11 de diciembre de 1984: herido por una bomba Juan José Iradier en Hendaya.

  • Diciembre de 1984: bomba en el coche de Ramón López Abetxuko, responsable de seguridad de ETA.

  • 1 de febrero de 1985: herido por disparos el dirigente de Herri Taldeak, Xabier Manterola.

  • 5 de febrero de 1985: herido por un coche bomba Christian Casteigts en Bayona. Sin relación aparente con ETA ni con su entorno.

  • 4 de marzo de 1985 : son ametrallados en el bar "Lagunak" Josu Amantes y Ángel Zabaleta, ambos heridos.

  • 26 de marzo de 1985: herido de gravedad por disparos el presunto miembro de ETA Ramón Basañez Jauregui en Ciboure.

  • 29 de marzo de 1985: ametrallamiento contra el Bar "Les Pyreneés" en Bayona. Es fatalmente herido Benoit Pecasteing y son heridos Jean Marc Mutio y Pedro José Pikabea, presunto miembro de ETA. Detenido in fraganti Pierre Baldés.

  • 30 de marzo de 1985: asesinato por disparos del fotógrafo del diario Egin Xabier Galdeano en San Juan de Luz.

  • 14 de junio de 1985: ametrallamiento al bar "Trinkete" en Ciboure. Son muertos Emile Weiss y Claude Doer. No tenían ninguna relación con ETA ni con su entorno.

  • 26 de junio de 1985: asesinato por disparos en Bayona del supuesto miembro de ETA Santos Blanco Gonzalez "Aitite".

  • 8 de julio de 1985: herido el refugiado vasco Juan Carlos Lezertua en Ciboure.

  • 16 de julio de 1985: bomba en el coche de Fernando Eguilior en Anglet.

  • 2 de agosto de 1985: asesinato del presunto miembro de ETA Juan Manuel Otegui Elizegui "Txato" en San Juan Pie de Puerto.

  • 31 de agosto de 1985: herido por disparos en San Juan de Luz Dominique Labeyrie. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. El GAL reconoció el error.

  • 4 de septiembre de 1985: atentado contra el presunto militante de ETA Jose Arraztoaga en San Juan Pie de Puerto.

  • 25 de septiembre de 1985: ametrallamiento al bar "Monbar" en Bayona. Son asesinados los presuntos miembros de ETA José Mari Etxaniz Maiztegi "Potros", Iñaki Asteasuinzarra Pagla, Agustín Irazustabarrena Urruzola "Legra" y Sabin Etxaide Ibarguren "Eskumotza" y herido Jean Iriarte. Fueron acusados Lucien Mattei y Pierre Frugoli. Este hecho inspiraría posteriormente la canción Hotel Monbar del grupo de rock Kortatu.

  • 4 de diciembre de 1985: sale ileso de un intento de asesinato Fernando Biurrun en Heleta.

  • 6 de diciembre de 1985: intento de atentado contra la asociación Argilo en Hendaya.

  • 24 de diciembre de 1985: herido gravemente en Biarriz Robert Caplanne, muerto el 3 de enero a causa de sus heridas. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. Acusados 5 miembros de la ultraderecha CEDADE e Ismael Miquel Gutierrez.

  • 8 de febrero de 1986: ametrallamiento al bar "Batxoki". Heridos: Frederic Haramboure (miembro de ETA que en 1987 participó en el atentado contra la casa-cuartel de Zaragoza), José Cau, Juan Luis Zabaleta Elósegui, Carmen Otegui,Nagore Otegui y Ainitze Zabaleta. Acusados José Paulo Figueiredo Fontes (detenido), Rogerio Carvalho da Silva y Antonio Ferreira

  • 17 de febrero de 1986: asesinato por disparos de Christophe Matxikote y Catherine Brion. No tenían ninguna relación con ETA ni su entorno.

  • 24 de julio de 1987: asesinato por medio de bomba lapa colocada en su vehiculo de Juan Carlos García Goena. Aunque el atentado no fue reivindicado los detenidos acusaron al GAL de haberlo ordenado. El asesinado no tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno.

  • 20 de noviembre de 1989: asesinato por disparos en el hotel Alcalá de Madrid del parlamentario de Herri Batasuna, Josu Muguruza. Resultó herido Iñaki Esnaola. Aunque se hizo una llamada en nombre de los GAL, no es fiable y fueron acusados formalmente Angel Duce y Ricardo Sáenz de Ynestrillas, sin ninguna relación con los GAL. Ynestrillas fue posteriormente absuelto.

URBANIZACIÓN LAS PALMAS, CARACAS

Para no herir algunas susceptibilidades nacionales no se incluyó en la lista anterior el ajusticiamiento, por un comando de nuestro Grupo Antiterrorista de Liberación GAL dirigido por J. P. Cherid, el 14 de Noviembre de 1980 en la Urbanización Las Palmas de Caracas, de Jokin Etxeberria y a su compañera Espe Arana, una joven pareja de exiliados vascos sorprendidos y abatidos por ráfagas de metralleta con silenciador, mientras almorzaban en su apartamento. 

La callada e ilegal pero valiosa colaboración de altos policías de Colombia y Venezuela en este acto de profilaxia antiterrorista, prueba el profundo respeto de la monarquía española por la soberanía de Venezuela. España tiene derecho a exigir idéntico respeto por parte de Venezuela, y espera que el mundo entienda que la lucha contra los vascos es tan legítima y necesaria como la del Estado de Israel contra los palestinos, o la de la Estrados Unidos contra los afganos. VIVA EL REY Y ARRIBA ESPAÑA.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: http://www.aporrea.org/actualidad/a109779.html

Compartir

Resisten Mapuches

Compartir

Resisten Mapuches

Compartir

Nota sobre el frustrado golpe de estado en Ecuador. Por Atilio A. Boron

Compartir

¿Qué pasó ayer en Ecuador?

Hubo una tentativa de golpe de Estado. No fue, como dijeron varios medios en América Latina, una "crisis institucional", como si lo ocurrido hubiera sido un conflicto de jurisdicciones entre el Ejecutivo y el Legislativo, sino una abierta insurrección de una rama del primero, la Policía Nacional, cuyos efectivos constituyen un pequeño ejército de 40.000 hombres, en contra del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas del Ecuador, que no es otro que su presidente legítimamente electo. Tampoco fue lo que dijo Arturo Valenzuela, Subsecretario de Estado de Asuntos Interamericanos, "un acto de indisciplina policial". ¿Caracterizaría de ese modo lo ocurrido si el equivalente de la Policía Nacional del Ecuador en EEUU hubiera vapuleado y agredido físicamente a Barack Obama, lesionándolo; lo hubiera secuestrado y mantenido en reclusión durante 12 horas en un hospital policial hasta que un comando especial del Ejército lo liberaba luego de un intenso tiroteo? Seguramente que no, pero como se trata de un mandatario latinoamericano lo que allá suena como intolerable aberración aquí aparece como una travesura de escolares.

Compartir

Leer más: Nota sobre el frustrado golpe de estado en Ecuador. Por Atilio A. Boron

Elementos de Historia Mapuche. Por Pablo Mariman Quemenado

Compartir

INTRODUCCIÓN

La historia Mapuche presenta dos momentos distintos en su desarrollo, estos permiten comprender el sentido de las transformaciones que como pueblo transitó desde su pasado más remoto hasta nuestros días. 

Una forma de establecer la separación o quiebre entre ambos, es prestar atención al instante en que el Estado chileno anexa definitivamente este territorio y población a la actual soberanía nacional. Proceso que si bien se inicia a mediados del siglo pasado, se consuma el año 1881, instante en que el último malón organizado para frenar la penetración del ejército chileno y la fundación de Temuco, sucumbe militarmente e inicia el tránsito hacia la historia contemporáneo mapuche. 

En el primero de ellos observamos a una sociedad, que asentada milenariamente en la zona centro sur del país, comienza a experimentar profundas transformaciones ante el contacto con el elemento europeo que llega a estas tierras. Estos cambios, que influyeron en el aspecto económico, social y político de su cultura, tendrán como contexto una situación de independencia política y expansión territorial. 

Mientras que el segundo se desenvuelve en un escenario completamente adverso para su desarrollo como pueblo, imponiéndosele una cultura y destino totalmente distinto al curso histórico que tenían los hechos hasta ese momento. Dominación y dependencia serán los nuevos elementos que cruzarán e identificarán esta nueva etapa. A continuación caracterizamos cada uno de éstos. 

I - INDEPENDENCIA POLÍTICA: 

Desarrollo económico y expansión territorial.
A la llegada del europeo, la cultura mapuche extendía su influencia entre el río Aconcagua por el norte y la Isla Chiloé por el sur. Si bien el mapudungun era hablado por los distintos pueblos que habitaban esta faja de tierra, existían elementos diferenciadores dentro de su cultura en los aspectos políticos, económicos y sociales. Estos cubrían e influenciaban determinadas zonas geográficas. 

La empresa de conquista iniciada el año 1541, terminó por aniquilar (vía la opresión y el mestizaje) todo vestigio social de las poblaciones ubicadas al norte del río Bio Bio. Mediante el pacto trazado en el Parlamento de Quilin del año 1641, se establecerá como línea divisoria el río citado, situación que comenzará a cambiar sólo en las décadas posteriores a la independencia de Chile. 

La sociedad mapuche de aquellos tiempos vivía esencialmente de la caza, recolección y horticultura. Agrupados parcialmente en territorios deteminados, la organización base de su sociedad lo constituyó el Lof, que comprendía la familia extensa emparentada consanguíneamente con otras familias de un mismo sector. El Rewe (altar religioso) era el centro de esta comunidad social y ritual. 

Como nación, la sociedad mapuche no tuvo aparatos que institucionalizaron el poder de manera centralizada y permanente, sin embargo su mancomunión política se dio toda vez que existió el peligro externo. La destrucción de los siete fuertes asentados entre Arauco y Osorno en 1598, demuestra el grado de concertación y organización de los primeros tiempos.
El jefe político del Lofche fue el Longko, condición sujeta a la aceptación del grupo, así como a los méritos y habilidad para maniobrar ante las circunstancias de la vida interna y externa de la comunidad. 

Época de Cambios.
La relación mapuche - hispanocriolla en los primeros cien años estará marcada por la violencia. A este período corresponden las hazañas - resgistradas en los poemas de Ercilla - de importantes longko como Kallfulikan, Leftraru o Pelontraru; sin embargo, la guerra abrió paso a una fluída relación intecultural entre ambos pueblos, la que -fruto de la incapacidad militar española por doblegar la resistencia mapuche- generó en el terreno político (con el pacto de Quilin) las condiciones necesarias para regular lo que en los hechos se estaba dando: intercambio, negociaciones, comercio; situación que permitió a esta sociedad nutrirse de elementos culturales nuevos y ajenos que terminaron por acrecentarla y enriquecerla bajo un clima que, si bien no estuvo excento de conflictos, proporcionó los mecanismos para el entendimiento pacífico. 

De esta manera, animales domésticos (vacunos, equinos, porcinos y avícolas) desconocidos hasta entonces, fueron incorporados a la economía mapuche, los que -así como con la introducción del trigo y otros cereales- terminaron por girar la actividad mantenida, para convertirse en un pueblo ganadero y agricultor. 

El ámbito político-social también experimentará transformaciones. Se acrecentará la influencia de ciertos longko, los cuales concentrarán poder y riqueza. Las uniones matrimoniales entre miembros distintos lof traerán aparejados alianzas político-militares que conformarán extensos linajes asociados en ciertos casos a áreas ecológicas particulares. 

Los Wenteche (arribanos) se emplazarán entre el llano central y la precordillera andina; los Nagche (abajinos) lo harán entre las estribaciones y valles de la cordillera de Nahuelbuta; los Lafkenche en el litoral de Arauco, Malleco y Cautín; los Pewenche en la precordillera y boquetes cordilleranos de Alto Bio Bio y Lonquimay. Agrupaciones menos extensas serán las de Makewe, Llaima, Choll Choll, Boroa, Wilio, etc. las que mantendrán alianzas esporádicas con unos y otros de los nombrados anteriormente. 

Cabe recordar que la pérdida de territorio y población de los primeros tiempos de la conquista, se vio rápidamente superada con la expansión iniciada hacia el oriente de los andes (Puelmapu) a partir del 1600, hegemonizando cultural y socialmente una basta zona comprendida entre los ríos Cuarto (provincia de Córdoba) y Negro (provincia de Rio Negro y Chubut). 

Las agrupaciones que allí se conformaron con el correr del tiempo (Salineros, Ranqueles, Manzaneros) estarán estrechamente relacionados con sus similares del sector occidental (NagMapu), a través del tráfico y comercio de ganado, sal y utensilios de montar y vestir, así como por los pactos de colaboración militar acordados. 

Ocaso de la Vida Independiente: Surgimiento y Expansión del Estado Chileno.
Su comportamiento político, personificado en la acción de los longo (como Mariluan, Külapan, Kolipi, Painemal, Coñuepan, etc) se reflejará en su relación con la corona y en seguida con la República. 

Mientras que con los españoles el instrumento utilizado para regularizar las tensiones provocadas por el contacto fueron los Parlamentos, una vez desatada la guerra de independencia en Chile Central, se trastocarán las alianzas y lealtades mantenidas hasta entonces. Para los Wenteche, los acuerdos consagrados con la corona desde el pacto de Quilin en adelante se verán comprometidos con el triunfo criollo. O'Higgins declaró en 1919 que los chilenos eran iguales en derecho y que los mapuches al ser chilenos quedaban acogidos a la legislación común que regía al territorio; mientras que el pacto de 1641 se hacía entre la corona y la nación mapuche (convirtiendo a esta última en vasalla de la primera), reconociendo su independencia política y territorial desde el Bio Bio hacia el sur. 

Los nagche se aliaron a la fracción patriota, manteniendo -luego de consumada la independencia- instancias de diálogo y colaboración con el ejército republicano en la denominada "guerra a muerte" que éste sostuvo con los últimos reductos del contingente hispano. No obstante, ambas agrupaciones (incluyendo las de menor extensión) no trepidaron en oponerse y hacer frente a la política de ocupación que el Estado Chileno promovió a contar del 1860. 

Así es como entre el 4 y 10 de Noviembre de 1881 culmina un proceso de enfrentamiento que -iniciado parcialmente por los Wenteche en las décadas anteriores- logra aunar a la mayor parte de las agrupaciones contra los enclaves chilenos asentados en su territorio. En este breve lapso de tiempo se sucedieron reiterados ataques a la línea de fuertes y pueblos que el ejército a su paso iba creando, los que al ser repelidos por la inminente superioridad militar del nuevo conquistador, decretaron en los hechos el fin de la independencia política territorial mapuche. 

Allende los andes, el conflicto tuvo idéntico desenlace. Tras la llamada "Conquista del Desierto" el ejército argentino se interna hasta los últimos confines de la Patagonia, reduciendo a las poblaciones qu en ella moraban. De esta manera la historia de la nación mapuche quedará prisionera y separada por dos configuraciones político-administrativa: Chile y Argentina.
"Así culmina la vida y comienza el sobrevivir".
 
II - DOMINACIÓN Y DEPENDENCIA:

La Historia Contemporánea Mapuche.
Las consecuencias de la derrota no se hicieron esperar. La expoliación de que fue objeto su economí se traducirá inmediatamente en la pérdida de la mayor parte de la masa ganadera, la cual será repartida entre la oficialidad y la tropa, así como subastada públicamente. 

El territorio será expropiado, amparándose en legislaciones que declaraban la propiedad fiscal de todas las tierras no ocupadas por mapuche. Consecuente con esto se aplicará hasta 1929 una política de acorralamiento espacial mediante la creación de reducciones que no contaban en promedio con más de 5 hectáreas por persona. Esta política no contempló la organización socio-espacial que mantenía la sociedad mapuche, mezclando arbitrariament a familias de distintos lofche. 

Las agrupaciones dejaron de ser funcionales y con ellas decayó la autoridad de los grandes longkos. La influencia de éstos a nivel de la reducción se relativizó y disminuyó considerablemente por cuanto su rol de conductor y regulador de la vida y conflictos cotidianos de la comunidad, fue reemplazado por el de organismos ajenos y externos a ésta (Protectores de Indígenas y luego los Juzgados de Indios) al cual concurrían los comuneros litigando para asegurar un espacio mínimo para su sobrevivencia. 

Este será el contexto de un nuevo giro en su economía. Se produce la campesinización forzada del mapuche, surgiendo un campesino pobre, viviendo de una economía de subsistencia. 

La familia extensa tiende a nuclearse en la familia directa destinando su poca tierra al cultivo de cereales, chacras y a la crianza de ganadería menor (ovino, caprino, porcino) en baja escala.
La imposición de una institucionalidad ajena y la destrucción de las propias -bajo un marco de conflictos intrasectoriales como los vividos por la reducción- conllevará a acrecentar la dependencia hacia los instrumentos propios de la cultura dominante. Como en el caso de los juzgados de indios, la escuela también será un elemento necesario para quienes por la fuerza tuvieron que comprender que la única forma de ser entendidos y aceptados por los detentores del poder era utilizando su propio idioma, ésto a cambio de su asimilación cultural sistemática.
Otros sistemas penetraron de igual forma, la religión, las ideologías políticas, la salud, etc. Como veremos, lo constante en este nuevo momento histórico no es el diálogo, ni el entendimiento mutuo. La "Pacificación de la Araucanía" otorga un nuevo destino a la sociedad mapuche: su integración definitiva a la chilenidad. Pasan a ser ciudadanos con iguales derechos, sometidos a la legislación común, pero sin embargo son víctimas de una serie de cuerpos legislativos que tienden a ser mella sobre su escuálida propiedad, no reconociéndole ningún derecho colectivo y particular como pueblo. 

Movimiento Mapuche y Relaciones con el Estado.
A medida que avanzan las décadas, ya en pleno siglo XX, la presión demográfica se hace sentir en las escuálidas porciones de tierra. Esto traerá consigo dos hechos trascendentes para la salud continuidad temporal y social de este pueblo. 

El primero de ellos se relaciona con el surgimiento de un nuevo interlocutor que asume la representación ante el Estado de aquellas necesidades, intereses y expectativas más sentidas por la población mapuche. 

Esto se manifestó con las primeras organizaciones de resistencia de este pueblo. La Sociedad Caupolicán (1910), la Federación Araucana (1919), la Unión Araucana (1926) y el Frente Unico Araucano (1939), serán las canalizadoras de su demanda y reivindicación y pasarán a constituir el actual movimiento mapuche. 

Si bien en las primeras organizaciones influirá sobre su dirigencia el nexo y descendencia con los antiguos longko (muchos de ellos serán hijos de aquellos), con el correr del tiempo -y hasta nuestros días- sus líderes surgirán de acuerdo a las maniobras y méritos personales.
Estas mismas agrupaciones responderán en su conformación a criterios más bien funcionales, los que desencajarán con la organización local tradicional, por cuanto estas pretenden hacer una representación global del componente social y territorial de la sociedad mapuche contemporánea. 

En cuanto al Estado, por más de sesenta años (1927-1990) la relación unilateral que este traza sólo emplea como mecanismo de regulación leyes indígenas que buscaban la división de la propiedad reduccional; de ahí que jamás halla prestado atención ni obrado en otra dirección que no fuera la impuesta por la clase política chilena y sus intereses puntuales. 

Un Nuevo Componente Social: El Mapuche Urbano
Un segundo hecho desprendido de la presión demográfica sobre el escaso suelo, fue el fenómeno de la migración hacia las grandes urbes iniciado a partir de la década del treinta. Este desgajamiento poblacional traerá consigo la aparición de un nuevo componente social mapuche, cuyo asentamiento será definitivamente urbano. 

Este grupo se insertará mayoritariamente en los sectores populares de la población nacional y su actividad económica la constituirán todo tipo de labores desdeñadas comunmente por la sociedad dominante (asesoras del hogar, construcción, gastronómicos, etc), su ubicación espacial comprenderá esencialmente los sectores urbano - marginales que rodean las ciudades (campamentos y poblaciones). 

En nuestros días, este sector constituye el porcentaje más significativo de su población. Según datos del último censo, esta equivale aproximadamente al 60%, ubicándose mayoritariamente en Santiago. Los datos demuestran las consecuencias nefastas de una política etnocida, que aún así no han exterminado el anhelo de un grupo que se niega a renunciar a su identidad y a morir como pueblo.
 
III - LA NUEVA RELACIÓN QUE ESPERAMOS:

La actual ley indígena y los anhelos mapuches.
La democratización del país, a contar de 1989, crea una nueva situación para el desarrollo de las relaciones entre ambos pueblos. En 1990 el Estado detiene las divisiones de tierras reduccionales y crea la Comisión Especial de Pueblos Indígenas (CEPI), ésta propone un cuerpo legislativo que al ser sometido al parlamento, se transforma en la Ley No. 19.253. Mediante ésta, se constituye la actual Comisión Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI). 

Sin embargo, el ejercicio democrático del cual participan sectores de la clase política opuestos a los intereses mapuches, terminó por excluir importantes tópicos de su demanda como el Reconocimiento Constitucional de los pueblos indígenas de Chile y la ratificación del Convenio No. 169 propuesto por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual reconoce y extiende un cúmulo de derechos colectivos que le han sido negados -y del cual gozan los países actuales- a todas aquellas naciones sin Estado. 

La actual demanda de los pueblos indígenas dentro de las cuales se inscribe la Mapuche, buscan imperiosamente retomar el hilo de su propia historia. Es cierto que esto no volverá a ser lo que fue, pero impone un serio reto para quienes tenemos hoy en día el deber de mejorar una relación que -si bien heradamos con demasiados conflictos- se entrecruza en todos los niveles de nuestras vidas.

BIBLIOGRAFÍA PARA CONSULTAR
Ancán J., José 
"Los Urbanos: Un nuevo sector dentro de la sociedad mapuche contemporánea" Pentukun, No. 1, Temuco: Instituto de Estudios Indígenas, 1994.
Bengoa, José & Valenzuela, Eduardo 
Economía Mapuche: Pobreza y Subsistencia en la sociedad mapuche contemporánea. Santiago: PAS, s/f. 
Bengoa, José 
Historia del pueblo mapueche, Santiago: Ediciones Sur, 1985. 
Canals Frau, Salvador 
Las poblaciones indígenas de Argentina, Buenos Aires: Hyspamérica, 1986.
Domeyko, Ignacio
Guevara, Tomás 
Las últimas familias. Tomo VII. Santiago de Chile: Imprenta "Barcelona", 1913.
Mansilla, Lucio V. 
Una Excursión a los indios Ranqueles. Caracas, Venezuela: Biblioteca Ayacucho, 1984.
Compartir

Si se conmovieron por Sakineh Ashtiani, ¿por qué no les interesa Teresa Lewis?

Compartir

Gennaro Carotenuto. Giornalismo Partecipativo

Traducido para Rebelión por Gorka Larrabeiti

Tendrán la misma edad más o menos, y a ambas las han acusado de haber matado a su marido. Ambas han sido condenadas a muerte en sus respectivos países: el escuálido régimen de los ayatolás iraníes y la gran democracia estadounidense.

Pero mientras ha habido una campaña mundial de solidaridad que acaso haya salvado la vida de Sakineh Ashtiani, Teresa Lewis será ajusticiada en silencio mediante una inyección letal este jueves a las 21 en la cárcel de Greensville en Virginia.

Compartir

Leer más: Si se conmovieron por Sakineh Ashtiani, ¿por qué no les interesa Teresa Lewis?