Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

NÚCLEO FRATERNO

Compartir

Es una enseñanza de la historia: El Núcleo Fraterno se encuentra en los fundamentos de la Revolución Socialista , dicho de otra manera, una Revolución Socialista tendrá en sus raíces, se origina, necesariamente, de un Núcleo Fraterno. De la calidad de éste depende la calidad del proceso. Veamos.

Los Cristianos Primitivos, que eran los Socialistas Primitivos, entendieron bien la necesidad del Núcleo Fraterno, y postularon las bases para su creación: la Propiedad Social y la Conciencia del Deber Social. Ya hace 2000 años ellos proclamaban estos principios socialistas. Dice el Libro de los Hechos:

…“no había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de la venta, y lo ponían al pie de los apóstoles y se repartía a cada uno según su necesidad.”

En estas condiciones consiguieron crear un Núcleo Fraterno que resistió todo los embates de la distorsión interna y externa, es tan fuerte este Núcleo que sostiene la idea cristiana hasta hoy.

El Núcleo Fraterno de la Revolución Cubana se forma alrededor de Fidel y se consolida en la Sierra Maestra , en aquellas condiciones, todos los revolucionarios vivían en fraternidad, la suerte de uno era la suerte de todos, y de la eficiencia del todo dependía la vida de cada uno.

Es decir, vivían en Socialismo, que es el Cristianismo Primitivo evolucionado, excelso.

La permanencia de la Revolución Cubana tiene en su raíz este Núcleo Fraterno.

El Socialismo se origina en una fracción de la sociedad que forma el Núcleo, éste prefigura la sociedad del futuro, se expande, toma la dirección de la sociedad, el poder político, y desde allí hace generales sus prédicas y su ejemplo, toma medidas que son coherentes con la prédica. Así se lleva a toda la sociedad la buena nueva de la vida en Socialismo, que ya probó sus beneficios en la fraternidad del núcleo.

La espiritualidad del Núcleo Fraterno, que es lo mismo que decir la espiritualidad socialista, debe impregnar a la sociedad venezolana. Debemos dar coherencia a esa espiritualidad con nuestras acciones, de gobierno y de partido, un desajuste entre espiritualidad y acciones traería confusión, y la confusión debilidad, y la debilidad derrota.

Raíces fraternas abundan en nuestra historia: Bolívar, con su desprendimiento material. Sucre, su entrega desinteresada a la causa de independencia. Simón Rodríguez, culto, conocedor de la historia y de su tiempo, y, desde esa atalaya, visionario. Fabricio, Américo Silva, dando la vida por sus ideas. El 4 de febrero, continuador de esas luchas libertarias.

Es momento de volver al Núcleo Fraterno, fortalecerlo, hacerlo ejemplo que irradie al resto de la sociedad, darle coherencia con las medidas. Sólo de esa manera fortaleceremos a la Revolución y daremos pasos firmes hacia el Socialismo.

Sólo fortaleciendo el Socialismo podremos vencer al enemigo capitalista que nos ataca de mil maneras, desde afuera y desde adentro, de frente y con sutileza.

El Socialismo sólo se construye con Socialismo, y el Núcleo Fraterno, y su coherencia con la práctica, es el camino.


¡Chávez es Socialismo!

Antonio Aponte

Compartir

EL MAESTRO ALLENDE

Compartir

El filósofo George Santayana escribió una vez: “Quien no aprende de la historia estará condenado a repetirla.” La historia ha demostrado que la sentencia es verdadera, quien ignore la historia está condenado a repetirla con una gran carga de sacrificio para las sociedades incautas.

Para nosotros en Venezuela, una de las experiencias históricas que debemos estudiar con mucho rigor, es la Revolución de Chile. Allende es para nosotros un maestro, de él debemos aprender.

La Revolución de Allende, guardando por supuesto las diferencias culturales de los dos pueblos, es muy parecida a la nuestra: las dos pretenden ser pacíficas, tienen los mismos enemigos, sufren las mismas agresiones. Sin duda, de ella debemos aprender, repetir su desenlace sería una catástrofe.

Las Revoluciones son un milagro hecho por el humano. Son muchísimos los factores que intervienen en ella, y muchísimos los errores que pueden conducir a la derrota del proceso, por tanto, es importantísimo el estudio de las experiencias pasadas, sólo así la humanidad aprende a construir asombros.

Veamos algunas enseñanzas de la Revolución de Allende.

Primera enseñanza: las clases dominantes son capaces de todo con tal de mantener su dominación, son capaces de crear la mayor ilusión de “democracia,” y también de apelar a la más feroz dictadura. Por tanto, las fuerzas revolucionarias no deben sustentar su política en la creencia del respeto oligarca a las leyes, ellos no tienen más ley que la defensa del Capital.

En Chile violaron los más elementales códigos, los fundamentales derechos, sin ni siquiera sonrojarse. Pinochet y Frei son las dos caras de la misma dominación oligarca.

Segunda enseñanza: Las alianzas con la oligarquía son como el beso de judas: traición. Las oligarquías no son humanas, son personificaciones del Capital, están poseídas por el dios dinero, obedecen a sus mandatos, no tienen otra voluntad.

Abrazarse a las oligarquías no salva a las revoluciones. Al contrario, el pueblo, la masa que apoya a la revolución se confunde, es presa del escepticismo, se aparta, y en ese momento la oligarquía saca sus garras y da el zarpazo.

Tercera enseñanza: La ofensiva de las oligarquías contra las revoluciones se hace desde un frente externo, de fácil detección, y desde un frente interno, más difícil de percibir. Este frente interno es el más dañino en las revoluciones pacíficas, plantea fórmulas que extravían y debilitan.

Este frente interno, reformista, fue en gran medida el error del milagro chileno, la conciliación en Chile desconcertó a su base de apoyo popular y posibilitó la arremetida del aparato militar burgués.

Los reformistas son la expresión más peligrosa de la oligarquía, son una eficaz fuerza taimada, disfrazada, parte importante en el derrumbe de las revoluciones. Después hacen la historia y como el gato ocultan sus culpas imputando a los verdaderos revolucionarios. Así, los Reformistas chilenos salieron por el mundo a deformar aquella historia y a culpar al MIR Chileno de la derrota producida por la oligarquía y la concertación castradora.

¡Gloria a Salvador Allende y a Miguel Enríquez!

¡Chávez es Socialismo!

Antonio Aponte

Compartir

Miguel Enríquez habla sobre Chile

Compartir

Esta entrevista fue realizada a Miguel Enriquez a pocas semanas del Golpe de Estado de Septiembre de 1973.

Pregunta: A su juicio ¿por qué cayó el gobierno de Chile?

Respuesta: La crisis del sistema de dominación que hacía años venía desarrollándose en Chile, cristalizó en el ascenso al gobierno de la Unidad Popular, agudizando la crisis interburguesa y multiplicando el ascenso del movimiento de masas. Esto generó condiciones que permitían, si se hubiera utilizado el gobierno como instrumento de las luchas de los trabajadores, culminar en la conquista del poder por los trabajadores y en una revolución proletaria. Pero el proyecto reformista que ensayó la UP se encarceló en el orden burgués, no golpeó al conjunto de las clases dominantes, con la esperanza de lograr una alianza con un sector burgués, no se apoyó en la organización revolucionaria de los trabajadores, en sus propios órganos de poder, rechazó la alianza con soldados y suboficiales, y prefirió fortalecerse al interior del aparato del Estado capitalista y en el cuerpo de oficiales de las FFAA buscando sellar una alianza con una fracción burguesa. La ilusión reformista, permitió a las clases dominantes fortalecerse en la superestructura del Estado y desde allí iniciar su contraofensiva reaccionaria, primero apoyándose en los gremios empresariales, luego en la pequeña burguesía y finalmente en el cuerpo de oficiales de las FFAA entonces derrocar sanguinariamente al gobierno y reprimir a los trabajadores. La ilusión reformista la pagaron y pagan hoy cruelmente los trabajadores, sus líderes y partidos, que trágica y heroicamente la defendieron hasta el último minuto, confirmando dramáticamente hoy, la frase del revolucionario francés del siglo XVIII Saint Just: "Quién hace revoluciones a medias no hace sino cavar su propia tumba".

Compartir

Leer más: Miguel Enríquez habla sobre Chile

Por una Constituyente Universitaria

Compartir

¡Hacia una Universidad en manos de todos los explotados!

En el devenir de la historia, la educación ha cumplido el papel de ideologizar a la sociedad para mantener y reproducir el orden establecido en un momento histórico concreto, es decir las relaciones sociales de producción, el régimen de propiedad que sustenta un modo de producción definido, requiere una ideología, una noción de vida y de mundo que permita que se reproduzca en el tiempo, lo que quiere decir que en las relaciones de poder y de dominación capitalista y en la historia de la humanidad permeada por las contradicciones y divisiones de clase, se requiere de un sujeto cuya conducta y creaciones culturales cotidianas desde el sentido común, mantengan el orden de opresión y explotación vigente. El individualismo, el afán de lucro, el desprecio por las raíces culturales que se derivan de la resistencia convertida en herencia ancestral de los pueblos, insertan al individuo en un competencia desigual en la que precisamente el hombre se devora a si mismo por sobrevivir en el mundo del privilegio, la opulencia, el estatus y el modo de vida.

Un modelo de conducta acorde al respeto por la legalidad burguesa, que no es mas que la legitimación de que la opulencia de unos dependa de la miseria de otros y que una minoría ilustrada e iluminada mande y gobierne sobre una mayoría explotada, empobrecida y sumisa, se convierte en la premisa sobre la que se sustenta el sistema educativo en una sociedad capitalista como la nuestra.

En sociedades profundamente industrializadas, se han creado los modelos educativos adecuados a la estrategia de dominación y posterior domesticación del hombre, convirtiéndolo en pieza autómata o robotizada, que sin pensamiento propio se convierte en pieza o ficha de la maquina que lo exprime, asumiendo como natural la situación de explotación a la que es victima, por parte de quienes son propietarios de los medios de producción.

Así se crea un sistema educativo, que deriva en un modelo de conducta en la sociedad.

Pero en este proceso de socialización capitalista, a través de la pedagogía de la dominación, la universidad no escapa del señalamiento antes mencionado, la única diferencia radica en que se fomenta la obtención de una certificación académica en la educación universitaria para supuestamente garantizar un ascenso en la escala de la estratificación social, cuando en la realidad se gradúan igualmente explotados pero con mentalidad de explotadores.

En tiempos de Revolución, evidentemente que las condiciones deben ser antagónicas, pues la vocación de la educación en el contexto de la lucha de clases es la de convertirse en instrumento para la emancipación de la humanidad su condición de mercancía. Por ello la Ley Orgánica de Educación presenta un escenario posible de transformación de la realidad universitaria, entendiendo que finalmente la transformación de la realidad pasa por romper con la propiedad nosocial sobre los medios de producción.

En la historia de la Universidad hemos sido testigo de la práctica antidemocrática que se traduce en un gobierno de privilegios para las castas iluminadas, existen mecanismos de ingreso que solo se abren a quienes participan de la red de clientelas y corrupción que giran alrededor del sistema de evaluación. Pero por otro lado ingresan aquellos que por iniciativa y estudio sistemático presentan la prueba de aptitud académica, esperando resultados como quien juega a la lotería.

En conclusión la tarea revolucionaria planteada frente a esta realidad, la LOE presenta significa una oportunidad pues de esta, se derivan leyes especiales para la creación, defensa y consolidación de un nuevo paradigma pedagógico que se sustente en la emancipación revolucionaria, entendiendo el contexto de la legalidad burguesa y su condición negadora de cualquier iniciativa liberadora de la clase explotada. Es decir, con esto decimos que no es el marco de la legalidad burguesa el contexto de acción para el impulso de la transformación revolucionaria pero si servirá para propiciar un proceso de acumulación de fuerza social consciente acompañada de un referente que este convencido en torno a la idea y el ejemplo en los hechos, por lo que se requiere crear un referente de unidad de los revolucionarios y colocara a nivel nacional los elementos centrales de la discusión en torno a la pertinencia de convocara a un PROCESO POPULAR CONSTITUYENTE POR LA TRASFORMACIÓN UNIVERSITARIA.

Queda entonces como compromiso nuestro, sentar las bases de un programa minimo de lucha acompañado de la consigna acertada, para avanzar en el horizonte trazado que es la construcción del socialismo hacia una sociedad sin clases.

¡POR UN SENDERO DISTINTO, RESISTIR CON DIGNIDAD HASTA VENCER!

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL REVOLUCIONARIO

INTEGRACIÓN UNIVERSITARIA

Compartir

Miguel Enríquez retumba los oídos del presente en la Revolución Bolivariana

Compartir

miguel enriquezDiscurso del Secretario General del MIR, Miguel Enríquez, en el teatro Caupolicán de Santiago Chile , 17 de Julio de 1973.

(Transmitido a todo el país por cadena nacional de emisoras encabezada por "Radio Nacional").

Compañeros,

Compañeros trabajadores,

Compañeros dirigentes de las organizaciones de masas,

Compañeros dirigentes de otras organizaciones políticas,

Compañeros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria,

Trabajadores de todo Chile.

Compartir

Leer más: Miguel Enríquez retumba los oídos del presente en la Revolución Bolivariana

El sacrificio de los hombres no se mide por las revistas de la moda

Compartir

celia(Una nota para el camarada Hugo Chávez) por Celia Hart

Y acá no le voy a decir Presidente ni una sola vez. Porque mi reflexión es con el camarada Chávez, al que considero un puntal para la victoria de Nuestra América. Este camarada por el cual he sido feliz o desgraciada hasta los límites últimos de la palabra dado el caso

Compartir

Leer más: El sacrificio de los hombres no se mide por las revistas de la moda

Más artículos...

  1. EL SOCIALISMO SEGÚN BADUEL