Ingrese

FOTO DE PERFIL

CABECERA PAGINA

Revolución o no Revolución…He ahí el dilema. La Mandarria. Por Chelo Guzmán

Compartir

Revolución o no revolución es una frase disyuntiva que con frecuencia viene a mi mente cada vez que visito alguna oficina pública o cuando veo a algún compañero que antes tenía casi nada y ahora lo tiene casi todo dada su vinculación con la burocracia, más aún – y debo confesarlo- se acentúa en mi un paradójico pensamiento –casi reaccionario- cada vez que oigo a algún vocero supuestamente revolucionario del buró de nuestro partido revolucionario - hasta que se demuestre lo contrario- (aquél cuyo nombre comienza por P) exponiendo un discurso casi de memoria y que no guarda en lo absoluto correspondencia ética con su acción.

Estas breves líneas son profundamente honestas, solamente buscan una reflexiva atención para hacer un modesto llamado a que no caigamos en la trampa de sentirnos decepcionados o peor aún, sentirnos sentenciados a un estado de escepticismo tal que nos empuje a abandonar nuestra verdadera lucha revolucionaria, sí, léase bien: R E V O L U C I O N A R I A.

Sí yo fuera una persona que nunca se ha acercado a la teoría revolucionaria y que no haya estudiado al menos algo de historia y el único referente que tuviera como “revolucionario” fuera el desempeño del actual funcionario público- por ejemplo-lo más seguro es que no me hubiese sumado a la causa y mucho menos estaría dispuesta hacer aportes para la transformación política de nuestro país y de ser necesario, dejar la vida en ello; pero es que el problema fundamental es que aquí -pese a las buenas intenciones de nuestro presidente y a algunas medidas estratégicas asumidas para transformar el sistema político, económico, social y cultural de nuestro país- no hemos avanzado en dicho proceso ya que toda transformación estructural implica NECESARIAMENTE una transformación ideológica, es decir, en la conciencia, en la forma de pensar y no es necesario ser incisivamente explícito para comprender que los cambios ideológicos –sin exagerar- pueden tardar cientos de años.

El elemento meramente formal de llamar revolucionario o revolución a todo aquello rojo rojito que se cruce por nuestro camino, es algo que en principio puede llegar a enfurecer, sin embargo, lo realmente importante es estar en la capacidad de comprender que nuestro sentido común cotidiano responde –aún- a la lógica del sistema hegemónico mundial, por lo tanto, nuestros lideres, personeros del gobierno, funcionariato público, estudiantes, trabajadores y todos nosotros, en consecuencia, nos comportamos siguiendo esta lógica, es decir, no actuamos teniendo conciencia de clase explotada y todavía muchos de nosotros pensamos que la medida de nuestra superación personal es la total satisfacción de necesidades y expectativas materiales por encima de cualquier tipo de interés colectivo.

Ciertamente, aún no podemos afirmar que hemos ideológicamente avanzado -al menos en un tilín- en el llamado proceso revolucionario, toda vez que una revolución si no es ideológica y cultural, no es revolución.

Entonces, es decisivamente necesario estudiar, profundizar analíticamente todo conocimiento quenos permita entender todo el fenómeno político y social de nuestro contexto. Sólo acercándonos a la teoría podremos ser conscientes de lo que verdaderamente está pasando y lo que está por suceder. No debemos crear juicios en base a lo que expresenlos medios de comunicación. Debemos ser unos empedernidos observadores de todo nuestro contexto. Así, podremos participar activamente y con conciencia en esta guerra a muerte que le hemos declarado al capitalismo y que sólo un proceso revolucionario sustentado en la comprensión y formulación de propuestas serias fundamentales y fundamentadas con ideas claras, lograremos el avance hacia la victoria…quedando resuelto nuestro dilema: revolución o no revolución…por si acaso quedan dudas: SIEMPRE EN REVOLUCIÓN!

Compartir

SIEMBRA TRÁMITES, COSECHARÁS CORRUPCIÓN . Luis Britto García

Compartir

imagen britoBurocracia mata Revolución

Contra la Unión Soviética no pudieron 14 potencias que le declararon la guerra al nacer, ni el ejército blanco de la oligarquía, ni la invasión nazifascista, ni el imperio de Estados Unidos. A la Revolución Soviética la aniquiló desde dentro la Nomenklatura, inepta burocracia que ahogó en trámites al proletariado.

Corrupción privatiza lo público

Lo público, que pertenece a todos, deja de serlo en la medida en que se lo apropian uno o algunos. Lo público comprende bienes y derechos. Los bienes públicos pueden ser apropiados mediante el robo. Ejemplo: la privatización de PDVSA. Los derechos son confiscados cerrando el paso a ellos con trámites.

O inventamos, o tramitamos

Las personas se dividen entre quienes crean bienes y quienes crean trámites. Quien cosecha tomates, cura enfermedades o escribe libros, crea un bien. Quien instaura trámites estorba el acceso a un bien. Un trámite es el candado que nos confisca un derecho.

Compartir

Leer más: SIEMBRA TRÁMITES, COSECHARÁS CORRUPCIÓN . Luis Britto García

De los Anexos del libro Apuntes Críticos a la Economia Política

Compartir

Ernesto che GuevaraSelección de Actas de reuniones efectuadas en el Ministerio de Industrias.

Dra. delCueto: (inaudible).

Comandante Guevara: Yo quiero contestarle una cosa a la doctora nada más, no para establecer una controversia científica, pues hace mucho que abandoné ese campo en que nunca fui muy brillante, pero para establecer, de todo la que usted ha dicho que todo es cierto, no podría decir que es una afirmación científica por lo menos hasta ahora, sino una manera de pensar. Nosotros tenemos que cuidar los cuadros, tenemos que cuidar al hombre, hemos insistido en eso. Ahora, hay algo que a determinado nivel no se puede olvidar que es el ejemplo y le aseguro que la vida de un dirigente de la revolución, de nivel de la dirección nacional, es realmente una vida que si no tuviera la compensación que uno puede lograr por la existencia de una obra que se construye, es el poder ver en esa obra algo que uno pone, sería realmente algo decepcionante. Es el precio que en las condiciones actuales hay que pagar, yo creo. A determinado nivel hay que pagarlo. Es evidente, uno no tiene familia prácticamente.

Muchas veces lo hemos dicho –sin que medie ninguna sospecha–, los hijos míos le dicen papá a los soldados que están ahí, que los ven todos los días, a uno no lo ven nunca y con la situación tan ideal, siempre tensa por lo menos, que sabe que lo van a mandar a un viaje de esos, con una bronca además. Y realmente hay, digamos, una compensación sublimada en el reconocimiento que los compañeros puedan hacer de un trabajo que pueda significar un ejemplo y en la obra que se va viendo.

Entonces es evidente que uno lo puede saber sin ser un gran psiquiatra, un gran fisiólogo, que una vida como la que llevamos nosotros es una vida que consume. El organismo humano esta más o menos equilibrado para llevar determinada vida, se ha acondicionado así durante el tiempo, y el esfuerzo tan constante pues quita años de vida. Pero eso es necesario, a determinada altura, a determinado nivel eso es necesario, yo diría que es imprescindible porque las condiciones en que Cuba construye el socialismo son muy difíciles, aunque hay una relativa abundancia comparado con otros lugares, es muy difícil porque precisamente esa abundancia es menor hoy que antes.

Compartir

Leer más: De los Anexos del libro Apuntes Críticos a la Economia Política

NÚCLEO FRATERNO

Compartir

Es una enseñanza de la historia: El Núcleo Fraterno se encuentra en los fundamentos de la Revolución Socialista , dicho de otra manera, una Revolución Socialista tendrá en sus raíces, se origina, necesariamente, de un Núcleo Fraterno. De la calidad de éste depende la calidad del proceso. Veamos.

Los Cristianos Primitivos, que eran los Socialistas Primitivos, entendieron bien la necesidad del Núcleo Fraterno, y postularon las bases para su creación: la Propiedad Social y la Conciencia del Deber Social. Ya hace 2000 años ellos proclamaban estos principios socialistas. Dice el Libro de los Hechos:

…“no había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de la venta, y lo ponían al pie de los apóstoles y se repartía a cada uno según su necesidad.”

En estas condiciones consiguieron crear un Núcleo Fraterno que resistió todo los embates de la distorsión interna y externa, es tan fuerte este Núcleo que sostiene la idea cristiana hasta hoy.

El Núcleo Fraterno de la Revolución Cubana se forma alrededor de Fidel y se consolida en la Sierra Maestra , en aquellas condiciones, todos los revolucionarios vivían en fraternidad, la suerte de uno era la suerte de todos, y de la eficiencia del todo dependía la vida de cada uno.

Es decir, vivían en Socialismo, que es el Cristianismo Primitivo evolucionado, excelso.

La permanencia de la Revolución Cubana tiene en su raíz este Núcleo Fraterno.

El Socialismo se origina en una fracción de la sociedad que forma el Núcleo, éste prefigura la sociedad del futuro, se expande, toma la dirección de la sociedad, el poder político, y desde allí hace generales sus prédicas y su ejemplo, toma medidas que son coherentes con la prédica. Así se lleva a toda la sociedad la buena nueva de la vida en Socialismo, que ya probó sus beneficios en la fraternidad del núcleo.

La espiritualidad del Núcleo Fraterno, que es lo mismo que decir la espiritualidad socialista, debe impregnar a la sociedad venezolana. Debemos dar coherencia a esa espiritualidad con nuestras acciones, de gobierno y de partido, un desajuste entre espiritualidad y acciones traería confusión, y la confusión debilidad, y la debilidad derrota.

Raíces fraternas abundan en nuestra historia: Bolívar, con su desprendimiento material. Sucre, su entrega desinteresada a la causa de independencia. Simón Rodríguez, culto, conocedor de la historia y de su tiempo, y, desde esa atalaya, visionario. Fabricio, Américo Silva, dando la vida por sus ideas. El 4 de febrero, continuador de esas luchas libertarias.

Es momento de volver al Núcleo Fraterno, fortalecerlo, hacerlo ejemplo que irradie al resto de la sociedad, darle coherencia con las medidas. Sólo de esa manera fortaleceremos a la Revolución y daremos pasos firmes hacia el Socialismo.

Sólo fortaleciendo el Socialismo podremos vencer al enemigo capitalista que nos ataca de mil maneras, desde afuera y desde adentro, de frente y con sutileza.

El Socialismo sólo se construye con Socialismo, y el Núcleo Fraterno, y su coherencia con la práctica, es el camino.


¡Chávez es Socialismo!

Antonio Aponte

Compartir

EL MAESTRO ALLENDE

Compartir

El filósofo George Santayana escribió una vez: “Quien no aprende de la historia estará condenado a repetirla.” La historia ha demostrado que la sentencia es verdadera, quien ignore la historia está condenado a repetirla con una gran carga de sacrificio para las sociedades incautas.

Para nosotros en Venezuela, una de las experiencias históricas que debemos estudiar con mucho rigor, es la Revolución de Chile. Allende es para nosotros un maestro, de él debemos aprender.

La Revolución de Allende, guardando por supuesto las diferencias culturales de los dos pueblos, es muy parecida a la nuestra: las dos pretenden ser pacíficas, tienen los mismos enemigos, sufren las mismas agresiones. Sin duda, de ella debemos aprender, repetir su desenlace sería una catástrofe.

Las Revoluciones son un milagro hecho por el humano. Son muchísimos los factores que intervienen en ella, y muchísimos los errores que pueden conducir a la derrota del proceso, por tanto, es importantísimo el estudio de las experiencias pasadas, sólo así la humanidad aprende a construir asombros.

Veamos algunas enseñanzas de la Revolución de Allende.

Primera enseñanza: las clases dominantes son capaces de todo con tal de mantener su dominación, son capaces de crear la mayor ilusión de “democracia,” y también de apelar a la más feroz dictadura. Por tanto, las fuerzas revolucionarias no deben sustentar su política en la creencia del respeto oligarca a las leyes, ellos no tienen más ley que la defensa del Capital.

En Chile violaron los más elementales códigos, los fundamentales derechos, sin ni siquiera sonrojarse. Pinochet y Frei son las dos caras de la misma dominación oligarca.

Segunda enseñanza: Las alianzas con la oligarquía son como el beso de judas: traición. Las oligarquías no son humanas, son personificaciones del Capital, están poseídas por el dios dinero, obedecen a sus mandatos, no tienen otra voluntad.

Abrazarse a las oligarquías no salva a las revoluciones. Al contrario, el pueblo, la masa que apoya a la revolución se confunde, es presa del escepticismo, se aparta, y en ese momento la oligarquía saca sus garras y da el zarpazo.

Tercera enseñanza: La ofensiva de las oligarquías contra las revoluciones se hace desde un frente externo, de fácil detección, y desde un frente interno, más difícil de percibir. Este frente interno es el más dañino en las revoluciones pacíficas, plantea fórmulas que extravían y debilitan.

Este frente interno, reformista, fue en gran medida el error del milagro chileno, la conciliación en Chile desconcertó a su base de apoyo popular y posibilitó la arremetida del aparato militar burgués.

Los reformistas son la expresión más peligrosa de la oligarquía, son una eficaz fuerza taimada, disfrazada, parte importante en el derrumbe de las revoluciones. Después hacen la historia y como el gato ocultan sus culpas imputando a los verdaderos revolucionarios. Así, los Reformistas chilenos salieron por el mundo a deformar aquella historia y a culpar al MIR Chileno de la derrota producida por la oligarquía y la concertación castradora.

¡Gloria a Salvador Allende y a Miguel Enríquez!

¡Chávez es Socialismo!

Antonio Aponte

Compartir

Miguel Enríquez habla sobre Chile

Compartir

Esta entrevista fue realizada a Miguel Enriquez a pocas semanas del Golpe de Estado de Septiembre de 1973.

Pregunta: A su juicio ¿por qué cayó el gobierno de Chile?

Respuesta: La crisis del sistema de dominación que hacía años venía desarrollándose en Chile, cristalizó en el ascenso al gobierno de la Unidad Popular, agudizando la crisis interburguesa y multiplicando el ascenso del movimiento de masas. Esto generó condiciones que permitían, si se hubiera utilizado el gobierno como instrumento de las luchas de los trabajadores, culminar en la conquista del poder por los trabajadores y en una revolución proletaria. Pero el proyecto reformista que ensayó la UP se encarceló en el orden burgués, no golpeó al conjunto de las clases dominantes, con la esperanza de lograr una alianza con un sector burgués, no se apoyó en la organización revolucionaria de los trabajadores, en sus propios órganos de poder, rechazó la alianza con soldados y suboficiales, y prefirió fortalecerse al interior del aparato del Estado capitalista y en el cuerpo de oficiales de las FFAA buscando sellar una alianza con una fracción burguesa. La ilusión reformista, permitió a las clases dominantes fortalecerse en la superestructura del Estado y desde allí iniciar su contraofensiva reaccionaria, primero apoyándose en los gremios empresariales, luego en la pequeña burguesía y finalmente en el cuerpo de oficiales de las FFAA entonces derrocar sanguinariamente al gobierno y reprimir a los trabajadores. La ilusión reformista la pagaron y pagan hoy cruelmente los trabajadores, sus líderes y partidos, que trágica y heroicamente la defendieron hasta el último minuto, confirmando dramáticamente hoy, la frase del revolucionario francés del siglo XVIII Saint Just: "Quién hace revoluciones a medias no hace sino cavar su propia tumba".

Compartir

Leer más: Miguel Enríquez habla sobre Chile