Ingrese

logo sencillo fondoazul

Banner azul 2018 portal

Carta a la Asamblea Nacional por la Extensión Post-Natal

Compartir

Oscar Figuera
Presidente de la Comisión de Desarrollo Social y demás Diputados y Diputadas de la Asamblea NacionalEstimados Diputados y Diputadas:

Nos dirigimos a ustedes, en el marco de la discusión que ésta Asamblea viene desarrollando de la Ley Orgánica del Trabajo, elevando nuestros planteamientos en torno a aspectos laborales y su articulación con el derecho a la vida, la salud y la maternidad/paternidad.

Somos madres, padres y organizaciones que hemos venido trabajando en la promoción y protección de la Lactancia Materna como estrategía de promoción de salud, calidad de vida y sobre todo de crianza con amor y respeto a las necesidades de nuestros niños y niñas y a su interés superior.

Considerando, que la Lactancia Materna es el primer acto de Soberanía Alimentaría, capaz de garantizar la salud y la vida de nuestras niñas y niños y la independencia y empoderamiento de las mujeres.

Considerando, que Las familias que alimentan a sus hijos con leche materna tienen garantizada la seguridad alimentaría de sus pequeños. La leche materna proporciona el 100% de los requerimientos nutricionales e hídricos hasta los 6 meses de vida o más. Durante el segundo año de vida sigue aportando hasta un tercio de los requerimientos nutricionales.

Considerando, que recomendaciones nacionales e internacionales establecem que La lactancia materna debe ser el alimento EXCLUSIVO durante los primeros 6 meses de vida y con alimentación complementaria durante al menos 2 años.

Considerando, que la lactancia materna exclusiva reduce en incidencia y gravedad de las enfermedades más frecuentes durante el primer año de vida. Estudios demuestran que los bebés que no reciben lactancia materna exclusiva tienen entre 7 y 20 veces más riesgo de diarreas y 2 veces más riesgo de contraer infecciones respiratorias, además de ser estas infecciones más severas.

Considerando, que en Venezuela, en el año 2006, murieron por enfermedades infecciosas intestinales 718 niños y niñas entre 0 y 2 años de edad y por enfermedades respiratorias 604 niños y niñas entre 0 y 2 años de edad. Ambas enfermedades guardan estrecha relación con los índices de amamantamiento.

Considerando, que Según cifras de la UNICEF todos los años mueren en el mundo 1.500.000 niños y niñas por falta de amamantamiento.

Considerando, que de acuerdo a lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico, la madre trabajadora venezolana debe retornar al trabajo cuando su bebé tiene escasamente 3 meses de nacido.

Considerando, que según estudio realizado por el Instituto Nacional de Nutrición el regreso al trabajo figura entre las causas más importantes de abandono temprano de la lactancia materna.

Considerando, que la mujer es la fuerza laboral que más crece en Venezuela y que el 67% de la población femenina activa ocupada tiene edades comprendida entre los 15 y 45 años.

Considerando, que contamos con un ordenamiento jurídico que antepone al ser humano y especialmente el interés superior de los niños y niñas: Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y del Adolescente, Convención Internacional los sobre los Derechos del Niño, Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna.

Considerando, que la construcción de una nueva sociedad pasa necesariamente por criar niños y niñas sanas y FELICES,

Le hacemos llegar este documento y un DVD que contiene videos que abordan aspectos específicos del impacto de la lactancia materna en la soberanía alimentaria, salud pública, economía familiar y patrones de consumo.

Solicitamos se incorpore en la Reforma de la Ley Orgánica del Trabajo la extensión del período postnatal remunerado a al menos 6 meses para garantizar la lactancia exclusiva de las niñas y niños, así como condiciones laborales que protejan la maternidad y la continuidad de la lactancia materna.

Seguras/os de su compromiso con la vida y la construcción de un mundo mejor 

Atentamente,

CAMPAÑA POR LA EXTENSIÓN DEL POSTNATAL

// Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. %20/"> Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: http://lactarte.blogspot.com/

Compartir

Eterno retorno del fascismo. Por Alvaro Ramis

Compartir

Durante los últimos diez años, en especial luego del 11 de septiembre de 2001, los partidos de extrema derecha han experimentado un auge electoral en la mayoría de los países europeos y en Estados Unidos.

Se trata de un fenómeno que no ha sido fácil de explicar para los analistas convencionales, ya que sus formas y discursos no responden a los parámetros clásicos usados por las derechas racistas y los grupos neonazis. Al contrario, se trata de nuevos partidos o movimientos remozados, con nombres lejanos a la retórica política tradicional: el Tea Party, en Estados Unidos, el Partido de la Libertad, en Holanda, los Verdaderos Finlandeses, el Partido del Progreso, en Noruega, etc.

Este giro ha sido asumido también por partidos de la vieja derecha cambiando de liderazgos y radicalizando sus posturas. Además han abandonado toda referencia a temas cruciales para ese sector político. Ya no hubo referencias a las razas inferiores o superiores. En cambio se empezó a hablar de incompatibilidades culturales, al calor de las tesis sobre el choque de civilizaciones de Samuel Huntington. Se abandonó la argumentación basada en las diferencias raciales para abordar una amenaza del multiculturalismo. Se encontró en el Islam un excelente recurso para criminalizar a todos los inmigrantes de una manera más tolerable. Y ya no se atacó a los judíos. Al contrario, estos nuevos partidos se han inscrito en un abierto apoyo al Estado de Israel, que pasa a ser un excelente aliado si se mantiene en su territorio y controla a los árabes, los nuevos chivos expiatorios de todos los males de Occidente. Tampoco se trata de “revisar” el pasado, tratando vanamente de negar Auschwitz, las fosas adreatinas o Villa Grimaldi.

Dados estos cambios formales, la mayoría de los políticos y los medios de comunicación han tachado a estos nuevos grupos políticos con rótulos ambiguos, tales como derecha populista, neoconservadores, derecha identitaria, antiislamistas, nacionalistas, etc. Sin embargo, una minoría ha advertido que todas estas categorías no dan cuenta del peligro que este fenómeno entraña para las democracias. Por ejemplo, el holandés Rob Riemen planteaba, en noviembre de 2010, que sólo cabe un nombre para describir este fenómeno: fascismo. De la misma opinión era el novelista sueco, autor de la famosa trilogía Milennium, Stieg Larsson, quién describió estos cambios en la revista Expo y por ello vivió largos años bajo amenaza de muerte. Sin embargo, las advertencias de este tipo de autores cayeron una y otra vez en saco roto.

En enero de 2011 un terrorista de ultraderecha identificado como Jared Loughner atacó un acto político en Arizona, matando a seis personas y dejando a 14 heridas, incluyendo a la organizadora de esa actividad, la congresista demócrata Gabrielle Giffords. Fue imposible dejar de asociar ese ataque con el tipo de discurso que los dirigentes del Tea Party han instalado en el debate político en Estados Unidos. En los últimos dos años, Sarah Palin, ex candidata a la Vicepresidencia norteamericana por el Partido Republicano, ha abusado de frases como “no hay que retirarse, hay que recargar”, entendiendo que en inglés reload (recargar) es una palabra que se refiere específicamente a las armas de fuego.

Ahora, julio de 2011, el atentado a los edificios de gobierno noruegos y la posterior masacre en la isla de Utoya ha arrojado un balance preliminar de más de setenta muertos. El terrorista se llama Anders Behring Breivik, un joven acomodado, autodeclarado cristiano, furibundo antimarxista, antiislamista, y enemigo del multiculturalismo y la tolerancia democrática. Tal vez lo más aterrador es su monstruoso texto de 1.500 páginas, titulado 2083, en el que ha sistematizado todo el odio acumulado en décadas por los fabricantes de la muerte.

Ambos atentados no son los únicos en este nuevo tipo de ultraderecha. Solamente son los más brutales y masivos.

No es posible pensar que este tipo de fenómenos se deba sólo a individuos con patologías mentales. Cada vez que han ocurrido estos atentados, los políticos que han instigado a estos terroristas se han escudado diciendo que es obra de locos aislados. Pero lo que han hecho estos criminales en Oslo o en Arizona no ha sido más que llevar los argumentos de estos políticos a su concreción y hasta sus últimas consecuencias. ¿Habrían sido capaces de tal grado de perversidad sin el cúmulo de prejuicios y obsesiones que han difundido por décadas grupos mediáticos como News International, de propiedad de Rupert Murdoch? ¿Habrían llegado a la paranoia total sin el empujón retórico de políticos como Geert Wilders, en Holanda, Berlusconi, en Italia, Le Pen, en Francia o Sarah Palin, en Estados Unidos? ¿Acaso su odio patológico al marxismo no es el mismo que hemos conocido en América Latina bajo los ropajes de la doctrina de Seguridad Nacional?

El nuevo terrorismo de la derecha europea y norteamericana no es obra de un puñado de locos. Es el producto más completo y sofisticado de un nuevo fascismo. Recoge, reconfigura y renueva los rasgos esenciales del viejo fascismo: nihilismo, miedo patológico al cambio, nostalgia de un pasado tan idílico como irreal, rechazo a la democracia, búsqueda de liderazgos autoritarios, criminalización de los adversarios y discriminación del diferente. Nuevas ropas para un viejo relato de terror.

Publicado en “Punto Final”, edición Nº 739, 5 de agosto, 2011

revistapuntofinal@movistar.clEsta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.puntofinal.cl

www.pf-memoriahistorica.org

Suscríbase a PF!!

Fuente: http://www.revolucionomuerte.org/index.php/especiales/3810-eterno-retorno-del-fascismo-

Compartir

Una mercancía llamada “educación” Movilización nacional de estudiantes y profesores. Por Fernando Buen Abad

Compartir

Anda, por las calles de Chile, un clamor que contiene mil clamores continentales e históricos. Un clamor de muchachos que ponen sus palabras y movilizaciones en sintonía con la urgencia de unidad hacia una Revolución educativa. Un clamor que piensa y dice lo que decimos y pensamos en todas partes. Un clamor que denuncia y exige combatir una aberración que, agudizada en Chile, cercena el derecho a la educación –ya bastante agobiada por la ideología de la clase dominante- con una de las más descaradas operaciones privatizadoras del conocimiento. La lucha de clases no se detiene en las puertas de las escuelas.

En el alma de ese clamor se expresa, con más o con menos conciencia, el malestar histórico de los pueblos contra la lógica demencial del neoliberalismo, contra la idea burguesa que, además de adoctrinar muchachos con fardos ideológicos al servicio de la explotación, pretende cobrárselos, hacerlos que paguen por esa “educación” que el sistema fabrica para servirse a sí mismo. La náusea.

Ese clamor que camina las calles chilenas, transita con una historia a cuestas en la que todos estamos involucrados y todos debemos asumir responsabilidades solidarias. La lucha de esos muchachos, la lucha de ese pueblo, que ha debido padecer canalladas infernales, no se agota con exigir “educación gratuita”. Está muy claro. Ya hemos visto que, además de estar en extinción, la educación pública padece, en lo general, infiltraciones ideológicas de toda calaña, con vicios sectarios y burocráticos de género tan injusto como obsceno. Ya hemos visto cómo la “educación pública y gratuita” ha sido vaciada de su obligación histórica de ser un motor de transformación social y una fuerza del saber para la resolución de los problemas y las necesidades sociales. Ya hemos visto que, bajo el capitalismo, -sin olvidar las excepciones más honrosas- los modelos educativos están condenados al servilismo para el saqueo y la explotación.

“Estudiantes de universidades tradicionales y privadas, escolares, profesores de establecimientos educacionales, académicos y funcionarios de planteles, entre otros, marcharán este jueves, a partir de las 11:00 horas, desde Plaza Italia por la calzada sur de la Alameda y hasta Los Héroes, en demanda por la recuperación la educación pública para Chile y fin al lucro en la enseñanza.” [1]

Ya se preparan los carabineros, ya se preparan los gerentes saliváceos del gobierno… ya se alistan los lebreles de las cloacas periodísticas burguesas, ya se preparan todos los que querrán aprovecharse de este episodio para abonar su cuota de oportunismo, desviación, degeneración y reformismo. Ya están listos, para eso los han “educado” paciente y sistemáticamente. También los muchachos se preparan en el crisol de la movilización y del debate transformador y a ellos debemos hacer llegar un abrazo solidario y una voz de alerta. Ellos lo tienen bastante claro pero… “Hace un mes que los estudiantes agrupados en la Confederación de Estudiantes Universitarios (Confech) se encuentran movilizados. Alumnos de la Universidad de Chile ocuparon la semana pasada la casa central del plantel. La presidenta de la Fech, Camila Vallejo, dijo que para conversar con las autoridades de Educación necesitan garantías porque las veces que se han reunido con éstas ha sido un repaso de información, declaración de buenas intenciones, pero compromisos reales, concretos, que vayan en la dirección real de recuperar la educación pública y de terminar con el lucro, porque es un derecho y no una mercancía, no existen, expresó la dirigenta.” [2]

Para sacar a la Educación del secuestro en que vive hay que proyectar la lucha hacia el Socialismo. El problema no es sólo de recetas pedagógicas o, administrativas. La crisis de la educación es la crisis de la sociedad burguesa y eso es una crisis mundial que se expresa en la pugna de las trasnacionales por negociar con el conocimiento. No nos es suficiente una reforma… es necesario liberar a la Educación de las limitaciones ideológicas y materiales de una sociedad basada en la miseria, la barbarie y la ignorancia. Exigir una educación poderosa en lo cultural, técnico, científico, artístico; para romper con toda enajenación de familia, iglesia… la sociedad burguesa hasta su superación definitiva apoyada en sus mejores conquistas. “Por su parte Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, realzó la transversalidad del movimiento que estalló hace dos meses en el país suramericano y en el que se exige que el Estado sea garante de la educación. La educación debiese ser un derecho y en Chile no lo es, recalcó la dirigente universitaria.” [3] 

Ese clamor que recorre a Chile es un clamor tan de todo el mundo, es un “fantasma” joven que va y viene entre los muchachos de España. Grecia, Francia. México, Venezuela, Ecuador… es un ánimo nuevo, urgente y necesario. Es imperativo que se sepa acompañado. Rompamos el bloqueo mediático.

[1] http://noticias.123.cl/noticias/20110616_850eda83131af70b0e3d90c6f06331ad.htm
[2] http://noticias.123.cl/noticias/20110616_850eda83131af70b0e3d90c6f06331ad.htm
[3] http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=297583&Itemid=1

 Fuente del artículo:http://www.rebelion.org/noticia.php?id=130692

Compartir

El monopolio de la violencia. Por Armando Unsain

Compartir

El Estado es prisionero de las grandes empresas, y la nación lo es del Estado. Economía atrofiada y Estado hipertrofiado, tales son los factores que determinan la situación del país.

Joaquín Maurín

“Revolución y contrarrevolución en España”, 1966.

El gobierno catalán envió a desalojar a la fuerza a los acampados, que participaban en una protesta pacífica, de la Plaza de Cataluña con el resultado de centeneras de heridos. Esos mismos ciudadanos que sufrieron la violencia de los cuerpos represivos del estado pasaron a ser calificados como “radicales” por empujar, escupir, pintar las ropas, lanzar agua o poner la zancadilla a los mismos diputados que ordenaron o apoyaron el levantamiento violento de la acampada de los “indignados”. Ni un solo diputado tuvo que dar un parte médico por dichas agresiones. Felip Puig, Consejero del Interior de Cataluña, dijo a los medios en rueda de prensa que a los violentos hay que aislarlos…pero cada vez son más y están más organizados… ¡A por ellos vamos! También dejó claro que el movimiento 15-M es necesario para regenerar la democracia. Sin duda, la clase política es consciente de esta necesidad y no están dispuestos a dejar de ejercitar el monopolio de la violencia contra aquellos que no se conformen con la “regeneración” del sistema. Esa misma clase política es consciente de que por la vía pacífica no hubieran podido derrocar a los gobiernos que hoy son títeres de sus intereses y tampoco podrán derribar a Gadafi o a los futuros países por conquistar sino es mediante el uso de la fuerza. Saben que primero es necesario infiltrase en la oposición y financiarla o crearla directamente, aprovechar las nuevas tecnologías y los medios de comunicación para acelerar el desencanto de la población, crear el caos y sedar a la opinión internacional para dar el golpe definitivo, socavando la soberanía de cualquier país que no se ciña a sus intereses en nombre de los derechos humanos o de cualquier otra patraña. Pero la acción violenta se lleva a cabo, preferiblemente, en los países que gozan de una posición estratégica y que son ricos en petróleo, gas o cualquier otro recurso imprescindible para mantener el alto nivel de vida de un cada vez más reducido porcentaje de ciudadanos que habitan en los llamados países “democráticos”. Su auténtico temor es perder la supuesta legitimidad que poseen sobre el uso de la violencia. Por eso les preocupa el vertiginoso aumento de personas inconformistas que ya no aceptan jugar a la democracia bajo una legislación impuesta a base de decretazos o recortes sociales que sólo afectan a la clase trabajadora. Un estado que fomenta constantemente la violencia, dentro y fuera de sus fronteras, no tiene derecho a exigir a sus ciudadanos que sean pacíficos. No tiene derecho a solicitar el apoyo de la ciudadanía para sus guerras “preventivas” o a esconder las cifras abismales que obtienen mediante la venta de armamento a países tan “pacíficos” como Israel. Nos permiten que protestemos, pero eso si, dentro de los márgenes de la legalidad. Pero el problema surge cuando los márgenes de la legalidad son pisoteados constantemente por el propio Estado.

Compartir

Leer más: El monopolio de la violencia. Por Armando Unsain

Fechas para la reflexión. Por un grano de Maíz

Compartir

La historia tiene fechas que compendian procesos, los marcan, son su inicio o su culminación, del análisis certero de estas fechas depende la comprensión del momento que se vive.

Son muchas, por ejemplo, sin comprender el 1810 como una insurrección mantuana, no se puede entender las vicisitudes de la Revolución de la Independencia , la caída de la primera república, los decretos de liberación de los esclavos.

Hay dos fechas que es importantísimo revisar si queremos entender la batalla que hoy se libra en la Revolución Bolivariana : el 26 de julio cubano y el 23 de Enero venezolano.

26 de julio de 1953: unos jóvenes asaltan uno de los principales cuarteles de la Isla de Cuba, estaban guiados por Fidel Castro y seguían las enseñanzas de Martí. El Asalto al Cuartel Moncada tenía como objetivo usar un motor pequeño: la acción, para activar un motor grande: la conciencia del pueblo de Cuba, incorporarlo en la lucha por derrocar la dictadura de Batista, y emprender la construcción del Socialismo. El asalto fue un éxito, las revoluciones tiene extraños caminos.

Los móviles del asalto se resumen en la defensa que Fidel hace en el juicio que le siguen a él y a sus compañeros, que termina con la frase “Condenadme, no importa, la Historia me Absolverá”.

El 23 de Enero de 1958: una insurrección civil-militar derribó la dictadura de Marcos Evangelista Pérez Jiménez, el pueblo fue guiado en esa gesta por la Junta Patriótica presidida por Fabricio Ojeda, oriundo de Boconó.

Una Junta Provisional de Gobierno presidida por Wolfgang Larrazabal da inicio a un período de amplias posibilidades revolucionarias.

Mientras el 26 de julio de 1953 dio origen al desembarco del Granma, a la gesta heroica de la Sierra Maestra , a la entrada triunfante en La Habana del Ejército Rebelde el 1 de Enero de 1959, que fue el inicio de la experiencia revolucionaria y Socialista más importante de la humanidad.

La energía popular del 23 de Enero, la posibilidad revolucionaria de aquellos días fue torcida por el dogmatismo y el reformismo, y el país desembocó en medio siglo de un lúgubre pacto de punto fijo que conduce a la sociedad a los bordes de la desintegración.

Una fecha, el 26 de julio, marca el camino hacia la esperanza Socialista redención de la humanidad.

La otra, el 23 de Enero, fue la puerta de un fraude “democrático” que nos llevó a medio siglo de oscuridad.

Reflexionando estas fechas aprendemos que no basta la acción popular desatada, el pueblo triunfante es aquel que produce líderes extraordinarios, concientes del momento histórico, que sepan adaptar a sus circunstancias el pensamiento revolucionario universal, que eviten los zarpazos del reformismo y el dogmatismo que en las entrañas de la Revolución siempre se incuban.

Se precisó medio siglo para arribar al 4 de febrero del 1992, para que la patria de Bolívar retomara el rumbo perdido el 23 de Enero.

Ahora tenemos un líder, Chávez, un pueblo digno heredero de los Libertadores, y tenemos la experiencia de los extravíos, de los errores.

¡Las condiciones están dadas para triunfar!

Criticar es Amar

José Martí

Fuente: http://ungranodemaiz.blogspot.com/2008/07/fechas-para-la-reflexin.html

Compartir