Ingrese

FOTO DE PERFIL

CABECERA PAGINA

Editorial del Periódico Mocotíes en Movimiento Julio 2011. Por Bernardo Homero Corredor

Compartir

Publicamos en la página 4 de la presente edición la introducción del libro Historia Local: UNA INVITACIÓN  DESDE LA DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE UNA HISTORIA VIVA, segunda edición 1.998, Imprenta Santiago Ltda, Santiago de Chile, de utilidad mutatis mutandi (cambiando lo que se deba cambiar), coincidiendo con el investigador cubano Fernando Martínez Heredia, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2.007, quién afirma: "Los fracasos de las experiencias sucedidas en Europa en nombre del Socialismo están íntimamente asociadas a su incapacidad de constituir una nueva cultura", El ejercicio del pensar, pág. 97 Fundación Editorial El perro y la rana, 2.010. Y es que constituye un desafío dar cuenta de esa historia, que a diario la construyen las mujeres y los hombres de nuestras comunidades, participantes de un proceso en rol patagónico, pero que es ignorada por quienes están obligados en construir a su vez redes para su divulgación e infraestructuras donde se emule la creatividad popular, en su más amplio espectro artístico e ideológico; ocupados según la tradición, sólo en destacar sus narcisistas y grises imágenes.

Conducta esta última, que las más de las veces protege intereses espurios, reñidos con los de un mundo en efervescencia constante, con una dinámica que aceleró en forma inédita en la historia de la humanidad, nuevas maneras de pensar, hacia la integración transdisciplinaria de los saberes y de prácticas pedagógicas, poniéndose a espaldas nuestros Municipios, al no coadyuvar a lo que constituye una política del Estado docente, al considerar a la Educación como un derecho humano universal y a la vez un deber social fundamental y servicio público, orientado por principios de integridad, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad, que garantice la equidad e incorpore a la comunidad a su rol protagónico.  Entonces, se convive con el tradicionalismo a gusto, cuando no se designan los cronistas municipales o no se les asignan recursos y retos para rescatar esa memoria histórica, que a fuerza de desconocerse , no se transforma, impidiéndose crear y generalizar una nueva cultura, diferente y opuesta a la del capitalismo.

Este marasmo cultural expone este territorio al enemigo, donde los agotados desfiles ya no ponen a vibrar el alma nacional, en su desmedro más hacen los vallenatos del que son asiduos muchas de las autoridades; queda sólo depositar la esperanza en que del proceso enseñanza-aprendizaje, surjan las investigaciones para que se de un conocimiento de nuestra historia local, sobre todo la actual, para que conociéndola, todos la puedan sentir y enriquecer.  Necesario es convertir el debate en una constante diaria, donde"...la cultura tiene que ser la forma más abarcadora y profunda de la acción política, el campo de su plan más trascendente y de sus enfrentamientos más decisivos", ibidem; donde los que pretendan seguir dirigiendo al proceso, se desnuden a la altura, de lo que significa pensar con cabeza propia, aportando ideas desde nuestras comunidades que enriquezcan el arsenal que requiere esta etapa de transición al socialismo, acechada por un enemigo implacable, del que esa política cultural de manos cruzadas equivale a suicidarse en primavera

Anexo.

INTRODUCCIÓN

Desde hace varias décadas, tanto en Chile como en el extranjero han abundado las críticas a la enseñanza tradicional de la Historia: la forma de interacción entre la disciplina histórica, su enseñanza y el tipo de aprendizaje que requiere. Algunas de las críticas más nítidas han sido el considerar que se centra en la memorización de contenidos, fechas, hechos aislados y personajes; abordar temas ajenos a la experiencia de los alumnos y presentarse como una Historia excluyente y, a menudo, ajena al sentir de los actores sociales. Al enseñarse así, la Historia aparece como un saber anquilosado o un discurso acabado e inmutable sobre el pasado que, a menudo, representa la visión de una Historia oficial.

Con el fin de estimular a los profesores a considerar una forma diferente de enseñar la Historia, se ha diseñado este Módulo centrándolo en el tema de La Historia Local; es decir, la historia acotada a un territorio y a una forma social. Entendemos la historia local como "relatos acerca de vivencias explicadas por sus propios protagonistas ....Historia de grupos de base de comunidades o pueblos donde emergen variados rostros y voces de hombres, mujeres y niños que enfrentaron más de alguna vez la necesidad de decidir sobre su futuro individual o colectivo" (Eco, 1994, p.10).

La historia local no representa un fin en sí misma. Más bien, ella puede entenderse como un camino para acercarse a la construcción del conocimiento histórico y para su contextualización en un ámbito espacio-temporal definido, siendo al mismo tiempo un medio que permite  superar lo "local" y aprehender la historia nacional e internacional. Así  "la estructuración del tiempo local ofrece al maestro la ocasión de introducir los demás niveles temporales (..) la referencia a un tiempo histórico nacional e internacional permite no reducir la noción de  pasado a las dimensiones de la ciudad o a las fronteras del país. La Historia también existe más allá de las fronteras"(Luc, 1981, p.134).

El desarrollo del Módulo gira en torno al concepto de una historia local, en que la observación de la historia personal permite llegar a la historia local y de allí a aspectos más universales de la misma; se trata de la historia de Omar Mella, titulada Curanilahue. Una Historia para Sobrevivir. Su narrativa representa una referencia didáctica para introducir al maestro a lo que es una historia local propiamente tal y a la re-significación, en ella, de algunos procesos de la historia de Chile y de la cultura occidental que tradicionalmente se enseñan en las clases de Historia en la Enseñanza Media. Así, la Historia Local se ve como parte del continuo que representa el devenir del hombre por el itinerario del tiempo. El que la Historia se entienda como un continuo de lo personal, lo local, lo nacional a lo internacional, significa que los profesores y sus alumnos pueden examinar los diversos niveles temporales en que es posible organizar el tiempo histórico, sus singularidades y sus características comunes; dicho de otro modo, permite entender los atributos de continuidad y cambio propios del sentido histórico o sentido del tiempo.

Es en este espacio de interacción, en esta suerte de espacio didáctico, donde centraremos la propuesta de trabajo de este módulo: caminar desde una Historia revelada por el maestro hacia una Historia develada por los estudiantes, o lo que es lo mismo desde una Historia tradicional hacia una Historia viva.

Este modo de tratar la Historia se enmarca dentro de la óptica de la creatividad. Centrarse en la historia local y estimular a los estudiantes a construir Historia, permite destacar esa capacidad, tan propia del ser humano, de buscar solución a los problemas mediante la invención o innovación o mediante el descubrimiento; sea que a través de la asociación de factores aparentemente diferentes se arribe a un aspecto nuevo, se perciba algo ya existente sobre el cuál no había conciencia. Ser creativo, por lo tanto, significa producir algo nuevo o descubrir relaciones que no se veían con anterioridad. Pensamos que este enfoque, orientado a una actividad creativa, puede ser un buen punto de apoyo para revisar la forma como se enseña la Historia en la Enseñanza Media.

Al diseñar este Módulo se han tenido presentes los objetivos que el MECE-Media ha formulado para los GPT (en la práctica, será un sub-grupo del GPT constituido por los profesores de Ciencias Sociales); es decir, de un trabajo conjunto para examinar y desarrollar nuevas propuestas didácticas. Desde esta perspectiva, por tanto, se ha pensado en un conjunto de objetivos a modo de principios orientadores de las actividades del Módulo, que necesitan ser aplicados con mucha flexibilidad. Estamos conscientes que durante el desarrollo de las sesiones y en el seno del trabajo de los GPT irán emergiendo nuevos objetivos que enriquecerán y orientarán las sesiones de trabajo y que, en suma, contribuirán a dar sentido y significado al quehacer de cada GPT.

Compartir

A propósito del asesinato de Facundo Cabral. Por Edgar Gutiérrez

Compartir

El problema no es que el tiempo sentencie extravío cuando

hay juventudes soñando desvíos.

El problema no es darle un hacha al dolor y hacer leña con todo y la palma.

El problema vital es el alma, El problema es de resurrección,

El problema señor, será siempresembrar amor.

S.R.

Desgraciadamente, apenas ahora notamos que Guatemala, aun, existe.

En los últimos dos meses murieron en Guatemala, de forma violenta, alrededor de quinientas personas. Sabemos el nombre de uno de ellos: Facundo Cabral. De los otros 499 ni siquiera en Internet pude averiguar nada.

Compartir

Leer más: A propósito del asesinato de Facundo Cabral. Por Edgar Gutiérrez

Facundo Cabral pagó los platos rotos… Por Marcelo Colucci

Compartir
La muerte nunca puede ser buena noticia. En Guatemala, lamentablemente, la muerte por hechos de violencia es noticia cotidiana. Tan es así con sus 15 muertes diarias por causas violentas que el hecho pasó a ser normal, natural. ¿Cómo se puede haber llegado a esto?

Los 15 muertos diarios conmueven, sin dudas, pero ya pasaron a ser parte del paisaje habitual. Cuando muere alguien connotado, como el cantautor argentino Facundo Cabral, en todo caso se disparan las alarmas.

Quizá –no podemos estar seguros– se investigue exhaustivamente el caso y se logre encontrar, juzgar y condenar a los autores, quizá más los materiales que los intelectuales. Aunque tal vez, recordando que el mismo Ministerio Público reconoce que el 98% de los crímenes queda impune, ni siquiera se llegue a eso. Así todo, por tratarse del asesinato de un afamado internacionalmente, el tema ocupará la cartelera por varios días y hasta movilizará al servicio diplomático. Otros muertos menos famosos no correrán la misma suerte. Y ni hablar de los muertos que no mueren asesinados aparatosamente: los que mueren de hambre, por falta de recursos básicos, olvidados y en el anonimato.

Como dijo Rafael Cuevas “Guatemala está pagando el precio de su anacronismo y Facundo Cabral es una más de sus víctimas”. Es decir: en el país se siguen viviendo injusticias y asimetrías históricas que fueron las que llevaron a una guerra fratricida que costó un cuarto de millón de muertos. Es porque esas causas siguen presentes –y no por los gobiernos de turno– que la violencia aún campea impune. Si la mitad de la población vive en pobreza sin más futuro que irse de “mojado” al Norte, la violencia ya ahí está presente.

El año en que aquí se firmaba el Acuerdo de Paz Firme y Duradera, 1996, Cabral era declarado Mensajero Mundial de la Paz por la UNESCO. Pero por lo que vemos, ninguna de las dos acciones ha servido mucho para la verdadera solidificación de la paz. Porque, sin ningún lugar a dudas, la paz no es sólo la ausencia de guerra, o una declaración pomposa. Una sociedad donde la muerte, el autoritarismo y la impunidad están entronizados, jamás vivirá en paz.

Pasaron distintas administraciones desde el final oficial de la guerra, y la paz nunca llegó. Si ahora alguien quiere hacer leña del árbol caído y achacar esta nueva muerte –tan condenable como la de todos los que a diario mueren– al gobierno de turno, se equivoca. O es malintencionado. Y de hecho, eso ya está pasando en medio de una acalorada campaña política.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=132003
Compartir

EL FILTRO. Un Grano de Maíz

Compartir

Entre la realidad y la sociedad se interpone un poderosísimo filtro, son los "medios de comunicación", más exacto es llamarlos medios de deformación. La sociedad vive en una ficción creada por estos medios que manipulan y controlan la sensibilidad, el pensamiento, el conocimiento, el manejo de ese conocimiento y de la conducta. Así llevan a la humanidad sumisa al patíbulo, donde ella misma es su verdugo. Veamos.

La civilización capitalista lesiona de tal manera a la naturaleza, que la especie corre riesgo de extinción. Sin embargo, la sociedad norteamericana, por obra del Filtro, no tiene idea del peligro que corremos, lo subestima o lo ignora. Una encuesta que se muestra en el artículo de Rosa Tristán del Debate Socialista de esta semana, nos da idea de la manipulación bestial de la sociedad gringa, de su ceguera.

Al Gore, aquel vicepresidente de los Estados Unidos, ganador del Premio Nobel por sus aportes a la defensa de la naturaleza, ya declara que la situación es grave y que es necesario movilizar "el alma de la sociedad norteamericana". La siente ajena, como zombis que consumen y callan.

Cuando nos fijamos en la manipulación política, el cuadro es igual de grave. El filtro puede "matar" a un dirigente político con sólo ignorarlo, vetarlo, o puede transformar a una nulidad en un líder de papel y pantalla. Tiene la capacidad de crear desabastecimientos ficticios, construir protestas, ficcionar democracias y dictaduras a su antojo, modificar la historia, justificar genocidios, condena y absuelve. El filtro es un poder.

Donde más daño hace es en la creación de estructuras mentales, instrumentos psíquicos para percibir y significar la realidad. En este campo el filtro usa a la tv, las novelas, los reality show, y tiene como objetivo crear modos de ver y de significar que condicionan la percepción de la realidad: la disgregación, el individualismo, la envidia, el culto por lo material y el lucro, son la norma. Así nos tallan a imagen del siervo capitalista.

La política es en esencia toma de decisiones. Al individuo y a la masa se le reclaman decisiones que determinarán su vida, y desde el filtro se les enseña a tomarlas de manera conveniente para el capitalismo. Excusados en trivialidades se toman decisiones trascendentes, por pequeñas gratificaciones se construyen adhesiones, apegos, y se pone en la picota a un líder o a un proceso.

¡Con Chávez más resteaos que nunca!

Compartir

“Loa a la dialéctica”. Por Bertolt Brecht

Compartir
Con paso firme se pasea hoy la injusticia.
 Los opresores se disponen a dominar otros diez mil años más.
La violencia garantiza: Todo seguirá igual.
No se oye otra voz que la de los dominadores,
y en el mercado grita la explotación: Ahora es cuando empiezo.
Y entre los oprimidos, muchos dicen ahora:
Jamás se logrará lo que queremos.
Quien aún esté vivo no diga jamás.
Lo firme no es firme.
Todo no seguirá igual.
Cuando hayan hablado los que dominan,
hablarán los dominados.
¿Quién puede atreverse a decir jamás?
¿De quién depende que siga la opresión? De nosotros.
¿De quién que se acabe? De nosotros también.
¡Que se levante aquel que está abatido!
¡Aquel que está perdido, que combata!
¿Quién podrá contener al que conoce su condición?
Pues los vencidos de hoy son los vencedores de mañana
y el jamás se convierte en hoy mismo.
 
Bertolt Brecht: Poemas y canciones
Compartir