Ingrese

FOTO DE PERFIL JUNIO

CABECERA DE PAGINA

[OPINIÓN] ¿Trescientos años de calma no bastan?

Compartir

19-abril

Ningún sentido tiene recapitular  hechos si no se aprende de ellos. En toda Venezuela se afanan cada año las comisiones protocolares para celebrar el 19 de abril de 1810 y el 5 de julio de 1811. Sabemos que en la primera fecha se destituye al capitán general del gobierno de España –quien había sido nombrado por el invasor francés José Bonaparte- con la excusa socarrona de conservar los derechos del rey Fernando VII. No hay que descalificar la estratagema: por lo general toda Revolución comienza como un intento de reforma moderada que es brutalmente atropellado por el poder. Para nuestras independencias aprovechamos un juego de poder planetario que se libra desde el Descubrimiento: cada vez que una potencia va en camino de la hegemonía en Europa y por consiguiente en el mundo, Inglaterra se alía con las demás para impedírselo. Así  desbarata las emergentes hegemonías de España, de Holanda y de Francia. Para inhabilitar las flotas de su rival, Napoleón declara un bloqueo de los puertos europeos. Portugal, cuyo comercio está literalmente en manos de los ingleses, se niega a unirse a él. Con la excusa de cerrar los puertos lusitanos, Francia invade la península ibérica. Cuando pelean los imperios, hay oportunidad para las revoluciones. La indefinición no es eterna. Nacemos dos veces: cuando venimos al mundo, y cuando tomamos el control de nuestra vida. Pasan quince meses desde el desconocimiento del capitán general Emparam. Llega la hora de la verdad.

Compartir

Leer más: [OPINIÓN] ¿Trescientos años de calma no bastan?

[CONTRATIEMPO] Comunicación ¿Contratiempo de la idiotez?

Compartir

Nota17

“Ser radical es atacar el problema por la raíz.
Y la raíz, para el hombre, es el hombre mismo."
(Karl Marx, Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel)
 

Nunca un contratiempo fue tan bienvenido como este que obliga a dejar de lado el pautado para esta semana y acometer la nada fácil tarea de contar una historia que apenas despunta y se celebra desde hace ya largo rato. Empecemos por el principio.

El principio, fundamento que constituye algo como unidad, en el caso de la comunicación es esencialmente el intercambio entre agentes capaces de emitir signos con significado y de decodificarlos para ir acordando cursos de acción comunes. Así, la comunicación tiene como propósito la construcción de una comunidad. Comunidad básica que permite acordar lo que es la realidad y actuar en consecuencia.

Pues bien, esa definición de comunicación ha sido sustituida por la imposición avasallante de una relación unilateral que es la denominada comunicación de masas que supone que el proceso de construcción de significados requiere de un proceso más cercano a una industria que produce significados que a la construcción de los mismos por los procesos de interacción entre humanos y con vocación de construir en comunidad.

La comunicación de masas se convierte en un proceso de homogeneización y normalización del interlocutor de modo que se convierte en un consumidor/receptor de un producto que se supone le corresponde hacerlo a cada sujeto. La información, aquella que se construye a partir de los datos y que cada quien debería elaborar para construir su “realidad” e interactuar a partir de ella para hacer “una realidad” más amplia, termina haciendo que la realidad sea la opinión hegemónica que se impone sobre otros de un modo que lo impulsa a un comportamiento idiota.

La palabra “idiota” se empleaba en la antigua Grecia para denominar a las personas que no se interesaban en los asuntos públicos o políticos, sino que se ocupaban sólo de sus propios asuntos. En una época donde los asuntos políticos son previamente digeridos estaríamos en presencia de un comportamiento idiota por la vía de la inducción de lo significados que le interesan a algunos imponer sobre los otros. Por ello, la comunicación en su definición original sería un contratiempo para la idiotez porque obliga a construir con otro una realidad. Construcción que no necesariamente implica pero puede dar lugar a una situación de conflicto. Porque a fin de cuentas, el debate político es un ejercicio de competencia (agónico) en cuanto se da un proceso de alcanzar con-vencer al otro en un proceso dialéctico de diálogo que es esencialmente la confrontación de dos discursos distintos u opuestos.

<span style="font-family: verdana, geneva; font-size: 10pt;">Por eso, cuando se menciona a la comunicación alternativa como una forma de comunicación que procura combatir al pensamiento único, es una muestra de que la comunicación se ha deteriorado hasta el nivel de que se tenga que optar por llamar alternativo al modo natural de comunicación con la cual se supone se construye la sociedad entre seres humanos que les interesa el bien común: la esencia de la política. La comunicación alternativa es entonces en su justa medida, una comunicación radical porque apunta precisamente a los fundamentos de la comunicación entre humanos en tanto que “animales políticos”.

Por todo lo anterior, quien se empeñe en desarrollar la comunicación alternativa no tiene otra opción que explorar criticamente los instrumentos que la comunicación de masas tiene y ejercer un proceso de revolución que no siempre es la simple puesta al servicio de lo alternativo las armas melladas de la comunicación de masas. El proceso creativo, innovador y apostar en ello algo más que un producto, una forma de vida es lo que nos va enseñando la experiencia que recientemente ha sido reconocida por su trabajo en la edición y divulgación del pensamiento de un hombre que marcó la presencia de Venezuela en el pensamiento crítico desde el ejercicio de la política. El Chávez Radical, como programa premiado pone el acento no sólo en el producto sino en los caminos y surcos que conducen a ese producto que nos hace sentir orgullosos de la juventud venezolana de este comienzo de siglo.

Podremos decir que el contratiempo de la idiotez, es sencillamente una comunicación radical: Ejercicio de lo común de todos, la razón, para la definición de un mundo común para todos. Por eso, Tatuy TV es entonces, un bienvenido contratiempo.

Emergencia: Cuando los partidos políticos se piensan lo comunal como espacio de ejercicio de poder, secuestran el poder de los de abajo para el usufructo del oportunismo.

A Tiempo: Los países guiados por la agenda neoliberal no tienen otra posibilidad que instaurar el terror en nombre de defender la nación del terrorismo de los excluidos.

Allende: Una frontera que decide separar padres de hijos, sólo es posible porque definitivamente la idea de humanidad les es ajena. De esos, se debe esperar todo.

Compartir

[ENTREVISTA] Tatuy TV – una fábrica de municiones revolucionaria

Compartir

20M-640x427

Con más de 10 años de trayectoria, Tatuy Televisión Comunistaria es un medio de referencia tanto en Venezuela como fuera del país, produciendo una variedad de contenidos indispensables para quienes quieran comprender y acompañar la realidad de Venezuela. En esta entrevista hablamos con dos de sus miembros, Juan Lenzo e Iris Rodríguez, sobre la historia de Tatuy TV, cómo se organizan, cómo entienden el papel del medio comunitario en el contexto de la Revolución Bolivariana. Hablamos también de la serie vídeo “Chávez Radical”, uno de los proyectos recientes de Tatuy TV.

Compartir

Leer más: [ENTREVISTA] Tatuy TV – una fábrica de municiones revolucionaria

[ECOSOCIALISMO] Ideas para Un Nuevo Ministro

Compartir

mural-terminado-en-baja

En vísperas del solsticio de verano (20/06/2018) celebramos la primera reunión de los movimientos sociales-ambientalistas, con el nuevo Ministro para el Ecosocialismo, el joven Erick Rangel.

En esa reunión se contó, con la oportuna presencia de varios miembros de la comisión de ecosocialismo de la Asamblea Nacional Constituyente. Quienes en sus distintas vocerías, el Presidente de la Comisión en mención, el Ing. Ricardo Molina, consideró e integró los distintos postulados de la Ley Plan Patria, con las seis líneas que el joven Ministro Rangel nos presentó, para impulsar su gestión ministerial.

Las líneas estrategias a seguir son: construcción colectiva del ecosocialismo; consolidar la re-forestación y recuperación de áreas degradadas; reciclaje de desechos; formación ecosocialista; manejo sustentable de parques nacionales, áreas protegidas y biodiversidad; gestión del territorio ante las consecuencias del cambio climático y sequías.

Compartir

Leer más: [ECOSOCIALISMO] Ideas para Un Nuevo Ministro

[OPINIÓN] ¿Potencia?

Compartir

potencia

Ni cuando se la escuché al comandante Chávez me gustó la expresión "Venezuela potencia". Formado políticamente en tiempos de la "guerra fría", el concepto "potencia" se me asociaba inmediatamente al de imperialismo, fuese yanqui o soviético, como lo tildaban los camaradas chinos de los tiempos de Mao y la revolución cultural. La palabra me remitía inmediatamente a otra: "satélites". Toda potencia seria, incluso las socialistas, debían tener sus países satélites. Si no, era otra cosa.

Compartir

Leer más: [OPINIÓN] ¿Potencia?