Ingrese

FOTO DE PERFIL JUNIO

CABECERA DE PAGINA

[OPINIÓN] Control de cambios y saqueo del tesoro

Compartir

control

En Venezuela 97,5% de las divisas provienen de exportaciones del Estado.

Compartir

Leer más: [OPINIÓN] Control de cambios y saqueo del tesoro

[ABORTO] Argentina #8A: ¿Quién dijo derrota?

Compartir

20-1-620x400

Un millón y medio, o más… ¿quien puede contar con certeza una multitud que copó todo el gran centro de la ciudad de Buenos Aires. Hay que agregar cientos de miles movilizados en cada ciudad importante o pueblito desde Jujuy a Tierra del Fuego. Los entendidos en marchas y concentraciones aseguran que hace mucho, pero mucho, que no se veía algo así. La marea verde de jóvenas, jóvenes, adolescentas, adolescentes, y también una gran cantidad de familias, padres y madres con hijas e hijos pequeños. Todas, todos, todes unidos en un solo grito: Aborto legal, seguro y gratuito, que en lenguaje de calle se traduce en consignas pegadizas dirigidas a la institución que más lobby ha hecho para frenar la ley: “saquen sus rosarios de nuestros ovarios”. ¿Suena fuerte, no? Imagínense cuántos años de “paciencia”, humillaciones y rabia acumulada han tenido que soportar las abuelas, madres y toda la cadena familiar que se les ocurra de cada una de esas mujeres y disidencias sexuales que marcharon este histórico #8A en Argentina y el mundo.

La masa humana verde superó con creces a la otra fecha insigne, cuando se obtuvo la victoria parcial en Diputados, y por supuesto le pasó por encima a quienes anhelan, con sus rostros celestes y rezos vivir en las cavernas o en los pasillos de las Iglesias.

tapa 4

No importaba lo que vote ya ese grupo de senadores, algunos de ellos y ellas, dinosaurios fascistoides, chupacirios y arrodillados ante lo que les digan sus gobernadores, igual de retrógrados que ellos. Lo que importa es que esta ley necesaria se ganó ya en la calle y no entre cuatro paredes. ¿Quién de estos tipejos se va a animar a pedirle  otra vez el voto a quienes luego traicionan a la hora de legislar?  Y más aún tratándose de estas chicas y chicos que vienen empujando con fuerza desde abajo y lo seguirán haciendo hasta que logren hacer parir (valga el término) esta ley. Para que no mueran más mujeres humildes, para que el patriarcado caiga definitivamente, y en su derrumbe sepulte a los retrógrados que este 8A histórico votaron en contra.

También, hay que saberlo: esta batalla se va ganando día a día en cada casa donde una adolescente le habla con franqueza a su madre del tema, y luego ambas, y no pocas veces el hombre de la familia marchan juntos en las movilizaciones del “ni una menos” o en estas de ahora mismo. La pelea además va tejiendo desobediencias, rebeldías y topetazos a la hipocresía reinante, cuando el desparpajo de las pibas rompe con sus iniciativas el almidonado y retrógrado discurso del patriarcado. Ese enano machista que anida en los lugares más insospechados.

106813 abortoargentina2

El partido no terminó este #8A, pero la marea verde ya puede festejar. A un millón y medio de voces y cuerpos brincando, cantando y gritando en las calles, no los reúne ningún político por estas tierras. ¿Se entiende?  Sus gestos desenfadados, su creatividad al confeccionar las pancartas y el colorido (en todos los matices del verde y el violeta) dan ánimos para seguir peleando por otras imprescindibles reivindicaciones. Claro que para obtener un triunfo definitivo hay que conservar la memoria de esta jornada memorable, de la fuerza de un pueblo-mujer que soportó frío y copiosa lluvia pero no se movió de la cita que los y las había convocado, pero también recordar lo que significa  esta pseudo democracia con que se engaña impunemente a poblaciones enteras. No, no es solo una ley la que se necesita aprobar para que esta sociedad se convierta en algo más soportable que este presente, son miles que en nombre de una delegación mentirosa a Parlamentos cargados de inútiles y corruptos han terminado en papel mojado. Pero todo se andará, mientras tanto: Salud compañeras y compañeros. O mejor dicho: compañeres, como dicen estas pibas maravillosas herederas de otras tantas que con sacrificio y valentía forjaron el camino.

DkKJrSbXcAAV7XA.jpg large

Compartir

[OPINIÓN] Santrich, Maduro, asesinados…

Compartir

santrich

Resumen Latinoamericano, 6 agosto 2018

El hermano Santrich es un ejemplo de cómo el símbolo es una fuerza material que trasciende las fronteras de su país. Una vez asentado un potente movimiento de resistencia, las cárceles pierden parte de su eficacia represiva porque los pueblos han aprendido a hacer de ellas altavoces de la injusticia que se oyen en mundo entero. La dignidad de Santrich llega a Euskal Herria, a Palestina, a Vietnam… pero también muestra su potencial teórico –que nosotros debemos desentrañar- al sugerirnos que dentro de los muros que le aprisionan podemos descubrir la lógica criminal que ha intentado asesinar a Maduro y que poco antes había asesinado a tres representantes de la Marcha Campesina Admirable, además de los cientos de exterminados por el neofascismo en Colombia y en toda Nuestra América.

El hermano Santrich milita por la emancipación de la humanidad universalmente explotada, por su expresión particular en Nuestra América y singular en Colombia. La mundialización de la ley del valor hace que la cadena de extracción de plusvalor y de saqueo de la naturaleza recorra internamente todas, absolutamente todas las minúsculas maneras de sojuzgamiento que desarrolla el capital. Aunque cada una de ellas disponga de autonomía relativa más o menos amplia, aunque en apariencia no exista nada que les cohesiones internamente hacia un objetivo último, en realidad desde las mentiras crecientes de Trump hasta la más anodina medida impuesta por el FMI pasando por el rearme imperialista, la censura mundial de prensa y un largo etcétera… existe esa diámica interna.

El hermano Santrich sabe que las oposiciones interimperialistas, las luchas de las clases y de los pueblos, el caos que se escapa a los intentos de control, las dificultades que encuentra la acumulación de capital por razones múltiples y la tendencia al descenso de la tasa media de ganancia, es decir, sabe que la contradicciones del capitalismo aumentan las posibilidades de las fuerzas emancipadoras. Pero de la posibilidad a la realidad está el trecho que sólo lo pueden llenar las direcciones estratégicas coordinadas por las organizaciones. Sin éstas, la posibilidad objetiva apenas puede avanzar a probabilidad y a revolución de facto, y menos aún a victoria obrera y popular. Por eso, liquidarlas como sea, o sobornarlas e integrarlas en el engranaje del poder mediante el reformismo, ha sido y es una obsesión burguesa. Los asesinatos de militantes y atentado contra Maduro forman parte de un todo.

El hermano Santrich conoce por experiencia vital todo lo dicho aquí, muy especialmente asume que su militancia práctica no cesa del todo en prisión sino que cambia de forma en algunas áreas y se camina por otros senderos. Pero, en cuanto comunista, el hermano Santrich es consciente de que la cárcel siempre limita, merma la salud y hasta destruye la personalidad, matándola, porque ese es su objetivo además del de propagar el miedo y la pasividad. El objetivo último de la prisión burguesa es asesinar legalmente a luchadoras y luchadores. Por es esto hay que liberar a Santrich y a las revolucionarias y revolucionarios, estén donde estén.

IÑAKI   GIL DE SAN VICENTE

EUSKAL HERRIA 6 de agosto de 2018

Compartir

[LA MANDARRIA] Epitafio de un Magnicidio

Compartir

LaManda

 

Aquí yacen algunas líneas que pretenden aportar ideas para la comprensión colectiva de lo sucedido el pasado cuatro de agosto en el marco de la conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional.

A primera vista, tomando el hecho como un ataque terrorista con pretensiones magnicidas, podríamos afirmar que se trató de una operación para matar dos pájaros de un sólo tiro: asesinar al presidente (en principio, considerando que al lado del presidente estaban personas de alto gobierno cívico – militar) y por el otro lado, asesinar o lesionar a otras personas. De haberse concretado, lo predecible hubiese sido que la Vice – Presidenta de la República, Delcy Rodríguez, asumiera lo que por norma constitucional le corresponde o, en su defecto, el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, nótese que ambos no se encontraban en ese palco presidencial.

Seguramente, la incertidumbre en la ciudadanía y un Estado Shock hubiese impregnado al país. Repetir el escenario del año 2002 es poco probable tomando en cuenta que los niveles de acompañamiento que pudiera tener el Pueblo hacia el Gobierno ha mermado por una sensación generalizada de que éste lo ha abandonado. La oposición no cuenta con un liderazgo sólido o alguna cara visible que permita hacer foco como una opción para la toma del poder y, dada la tendencia de manejar el ocultamiento de información por parte de los medios oficiales, la tesis que más cobra vigor es que la reacción popular se traduciría en una especie de suspensión nacional mientras se asumen medidas como cierre de fronteras, suspensión de algunas garantías para evitar un caos o conmociones, escasez de alimentos y otros.

Ahora bien, el magnicidio se frustró y a éste antecede eventos de importante atención: Acciones en lo económico, afirmación tajante del presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, “A Maduro le queda poco tiempo”; y la reunión de campesinos con el presidente Maduro con posterior muerte en Barinas de tres de sus líderes. Adicionalmente, mientras se desarrollaban los acontecimientos, Álvaro Uribe se encontraba en Francia ofreciendo un discurso en perfecto inglés, refiriéndose a la situación de Venezuela. Entre tanto, una vez que se dieron las explosiones en la Avenida Bolívar de Caracas, luego de una hora, Patria Poleo (optante a la salida del gobierno mediante la violencia) desde Miami lee un comunicado emitido por Soldados de Franela quienes se adjudican la autoria material e intelectual del hecho.

En medio de todo esto, subyacen en el Pueblo unas subjetividades disimiles en torno a la crisis que, naturalmente, serán determinantes al momento de mirar e interpretar lo sucedido, así tendremos:

1. La mirada de quienes apuestan a que, junto al Presidente Maduro, lograremos rescatar el camino hacia el proyecto revolucionario;

2. La actitud de quienes abrumados por una sensación de derrota y decepción ya no quieren apostar a nada, más que a la sobrevivencia dentro o fuera del país (aquí entran opositores y no opositores);

3. La insistencia de quienes defienden la idea de una salida del presidente y aquí entran quienes confían en la divinidad, otorgándole a ésta el destino de la salida del Presidente; otros que apuestan a una trifulca civil y militar que provoque un golpe o magnicidio y,

4. La receptividad de quienes apegados a las instituciones, asistieron a votar el pasado 20 de mayo y seguramente asistirían a un revocatorio.

Visto así, un intento de magnicidio podría reagrupar estas subjetividades en: quienes desprecian los actos de violencia y respetan la institucionalidad (sea opositor o no) desdeñando cualquier hecho de asesinato o terrorismo y, quienes desean la salida del presidente por cualquier medio, algunos celebrarán el hecho, otros tantos de manera escéptica, dudarán de la veracidad del mismo calificándolo de montaje.

Finalmente, ¿Quién o quiénes lo hicieron? ¿Por qué lo hicieron? ¿Por qué ese día y no otro? ¿A quiénes beneficia un magnicidio? ¿Podría sacarse algún beneficio de un magnicidio en grado de frustración? No tenemos las respuestas, pero dejaremos en este epitafio algunos elementos para que sean tomados en cuenta al momento del análisis continuado que cada lectxr pueda estar haciendo en tiempo real:

• Acto formal a cielo abierto, en conmemoración del aniversario de la Guardia Nacional, el componente más cuestionado en su desempeño en el marco de la llamada Guerra Económica.
• Celeridad en el comunicado socializado por los medios más fascistas de la oposición.
• Presunción de la intervención de mafias vinculadas a todo tipo de contrabando en la frontera colombo - venezolana.
• Asesinatos de líderes campesinos, presunción de mafias terratenientes.
• Percepción o subjetividad en torno al Presidente Maduro antes y después del 04 de agosto.
• Los protocolos de seguridad activados antes y después del suceso.
• Convocatorias a concentraciones y marchas en la calle, muy arriesgado tomando en cuenta que representa un peligro agrupar a nuestras fuerzas sin ningún tipo de seguridad y con evidentes alertas de intenciones terroristas.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Compartir

[LA MANDARRIA] El liderazgo y La Demagogia.

Compartir

LaManda2

Es innegable reconocer que al momento de tener a un líder frente a tus ojos, así hablando de tú a tú un discurso coherente, lleno de gracia, lleno de verdades que te resuenan en los huesos; logras mirar la realidad de un modo distinto, te sientes co-partícipe de algo y ese algo lo define justamente las palabras de ese líder. No hay nada más sabroso que un discurso político repleto de información para entender cosas sobre la vida, la economía, la cultura, la política, en fin; todos los temas posibles. El Poder de la Palabra se hace materia gracias a la actitud de un líder que comunica verdades para transformar la realidad social, así es posible ir emancipando conciencias. En contraposición a esto existe la demagogia. Veamos.

Compartir

Leer más: [LA MANDARRIA] El liderazgo y La Demagogia.