Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

siguenosCanal youtube TatuyTVtwitter tatuytvFacebook

[VIDEO] Chávez Radical: "Debe imponerse la hegemonía de la Propiedad Social"

Compartir

índice

En medio del intenso debate que surgió en Venezuela a partir del llamado a la Constituyente que realizó el Presidente Maduro, emerge nuevamente la histórica discusión en torno a la propiedad sobre los medios de producción.

Vale decir en principio, que dicha discusión ha estado minada de confusiones y gazapos que la derecha ha venido sembrando a lo largo de la historia. Se tiende a confundir la posesión de los bienes y medios de trabajo personales y familiares, con la propiedad sobre los medios de producción, buscando así contagiar de miedo y desasosiego a las clases medias y aquellos sectores que sienten que pueden perder su casa, moto, conuco, etc, cuando una revolución toma la decisión de recuperar los medios de producción para el bienestar de todo el pueblo.

Marx lo aclara cuando plantea en El Capital: “La economía política confunde fundamentalmente dos clases harto distintas de propiedad privada: la que se basa en el trabajo personal del productor y la que se funda sobre la explotación del trabajo ajeno. Olvida que la segunda no sólo es la antítesis directa de la primera, sino que, además, florece siempre su tumba”.

Aunque esta confusión contamina la discusión, otros elementos la enturbian aún más; y es que el derecho sacrosanto y natural a la propiedad privada suele ser el derecho principalísimo defendido a ultranza por la burguesía, muchas veces incluso por encima del derecho a la vida.

Con la discusión constituyente, corrientes reformistas y empresariales que participan del proceso, vienen torpedeando a la propiedad social de los medios de producción, señalándole como culpable de la crisis económica venezolana, y buscando decididamente revertir las nacionalizaciones impulsadas por el Comandante Chávez.

Consideramos que la Propiedad Social sobre los Medios de Producción, entendida como la Propiedad de todo el Pueblo, de los más de 30 millones de venezolanas, es un paso fundamental en el camino hacia el Socialismo, que representa además un derecho progresivo del pueblo en el ejercicio de su soberanía, requisito esencial para superar la contradicción capital-trabajo y la desvalorización de la esencia humana que caracteriza al capitalismo, como modelo de apropiación privada de las riquezas de todo el pueblo y de explotación de trabajo humano.

Dejemos que el propio Comandante Chávez, con su elocuente verbo, aclare la trascendencia y la necesidad histórica de imponer la Hegemonía de la Propiedad Social sobre los Medios de Producción. ¡He dicho!

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez, en la clausura del II Congreso Nacional de Economía Social de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Unefa. 08/05/2009. FRAGMENTOS

Entonces en el capitalismo reina, domina, se convierte en hegemónico, en el modelo capitalista las relaciones de propiedad privada, instalan su hegemonía la propiedad privada. (…) por eso es que los reyes... porque se creen reyes los ricachones, dueños de grandes extensiones de tierra y de monopolios y grandes fábricas en Venezuela, arremeten con tanto odio contra nosotros porque estamos planteando es el modelo socialista donde debe imponerse la hegemonía de la propiedad social, no de la propiedad privada (…) Eso es importante tenerlo claro, de esa manera, yo lo digo, en la medida en que vayamos avanzando en el camino seguirá creciendo en Venezuela la propiedad social sobre los medios de producción ¡sobre los medios de producción he dicho! Óiganlo bien, por qué digo esto...Y por qué digo que hay que oírlo bien, porque ustedes seguramente habrán oído a la burguesía gran propietaria que tiene grandes propiedades y las defiende por supuesto, tratar de tergiversar mi planteamiento, nuestro planteamiento, tratar de meterle miedo al pueblo diciendo por ejemplo, cosas que no son ciertas que Chávez les va a quitar la vivienda. No, ustedes saben que es mentira, más bien estamos construyendo cuantas viviendas podamos para asignársela en propiedad a la familia venezolana y en el socialismo cada familia deberá tener su vivienda propia.

(...) Ahora, fíjense, la propiedad privada, la propiedad social sobre los medios de producción ¿Cuáles son los medios de producción?

(...) La tierra.  La tierra. La tierra por ejemplo es por naturaleza propiedad social, muchos de los que dicen: no, esta tierra es mía. Mentira, mentira. Busquen los títulos a ver si es verdad que aguanta un análisis histórico jurídico, lo que llaman la cadena de propiedad de la tierra; casi toda las tierras venezolanas que hoy siguen en manos de grandes propietarios, fueron ocupadas ilegalmente, se las quitaron al pueblo, masacraron a los indígenas, a los campesinos y se adueñaron.

(...) El capital, ese es otro de los factores de producción, pero no para el capitalismo, no, es para ponerlo al servicio del socialismo.

La tecnología, la mano de obra, la capacitación y la organización de los trabajadores. He allí los factores de producción, los medios de producción y cuando uno dice el capital estamos hablando de las máquinas, la maquinaria. Las herramientas, la fábrica. Ahora esas maquinarias, esas herramientas, esas fábricas deben ser de propiedad del pueblo, de propiedad social dirigida y planificada por los trabajadores y las trabajadoras, y ustedes tienen que prepararse para eso muchachos, para eso muchachas.

Propiedad social sobre los medios de producción, las relaciones de propiedad, las relaciones de producción.

Ah, las relaciones de producción, el segundo ámbito en el capitalismo son sobre todo relaciones de explotación, un patrono que explota a unos esclavos, esas son las relaciones de producción.

En lo técnico, la división del trabajo que embrutece al trabajador. Simón Rodríguez lo decía con una claridad extraordinaria: (...) si para fabricar buenas tijeras de cortar uñas hubiera que convertir a los trabajadores en máquinas, en esclavos, mejor sería que sigamos cortándonos las uñas con los dientes, con una gran ironía además, Simón Rodríguez. Entonces las relaciones de producción en el trabajo productivo, en la fábrica no pueden ser, no pueden seguir siendo las relaciones capitalistas, donde el patrono explota y convierte a los trabajadores en verdaderos esclavos y máquinas, le sacan el jugo en la vida útil y después los echan a la miseria, y los convierten en ejércitos de harapientos, el socialismo debe liberar al trabajador, liberar a la trabajadora y crear nuevas relaciones de trabajo, nuevas relaciones técnicas y sociales de producción, relaciones de liberación.


(...) o se va por el capitalismo que es el sistema no social, o nos vamos por el socialismo. Por donde vamos nosotros construyendo la patria socialista.

Pulse la imagen para ver el video

Compartir