Ingrese

logo tatuytv

tatuytv banner 2

siguenosCanal youtube TatuyTVtwitter tatuytvFacebook

Noticalles: Operativo Agropatria Comunal en Municipio Campo Elías Comuna Lomas Unidas

Compartir

Prensa TatuyTv.- Hacia el sur de la ciudad de Mérida, a dos horas de tránsito en automóvil, se encuentra el sector Macho Capaz, donde se constituyó la Comuna Lomas Unidas Macho Capaz, por iniciativa de ocho consejos comunales del sector y que se conformó con: campesinos que trabajaban para terratenientes del sector, madres solteras relacionadas y conocedoras de la actividad productiva en el campo y pequeños productores de la región.

La comuna labora en el terreno que anteriormente constituía la hacienda: La Carbonera y que luego de ser expropiado por el gobierno Nacional Venezolano, a través del Instituto Nacional de Tierras (INTI), en abril del 2011, es tutelado y utilizado para la producción de leche, queso, cebollín, lechuga, entre otros rubros, por los comuneros.

Desde el establecimiento de ésta organización social, política y económica en el sector, los cambios en la cotidianidad de los residentes no se han dejado esperar, puesto que inmediatamente permitió a los habitantes, un acercamiento continuo a las políticas nacionales de asistencia social, que se han expresado en: operativos de mi casa bien equipada, de mercal, de la Misión Agrovenezuela (importante por la cantidad de productores agrícolas que habitan en el sector), Misión Vivienda Venezuela (cuyo censo y actividad está por iniciarse) y la Agropatria Comunal que se inauguró en la comuna el día 19 de agosto del 2011. Es sobre ésta última que enfatizaremos, debido a que el día 12 de abril, se llevó a cabo un operativo de venta de insumos agrícolas y químicos, a productores del sector, en donde se podían adquirir productos esenciales para la siembra, y que garantizan el éxito de la misma, a un precio que incluso supera el cincuenta y el sesenta por ciento de descuento, comparados con el mercado de agroinsumos privado.

Este operativo está inmerso en un plan de asistencia y de abastecimiento formulado por los directores de la Agropatria Comunal, cuyo objetivo es la distribución de los productos que la empresa nacional del mismo nombre, comercializa en todo el país, los cuales son de venta exclusiva y poseen un valor justo, conforme a los principios sobre los cuales esta empresa de suministros y manufactura se creó, que son: la colaboración y acompañamiento a los sectores de la población venezolana, poseedores de pequeñas, medianas y considerables extensiones de terreno, dedicadas a la actividad agro-productiva.

Esta actividad es la quinta de éste tipo que realiza la Agropatria Comunal. Lo cual amerita un trabajo organizativo previo, puesto que se han desarrollado asambleas de campesinos, fomentadas y coordinadas por los voceros de la comuna y los encargados de la Agropatria, donde se reciben las solicitudes de insumos requeridos por los productores, entregadas personalmente por cada productor, y las cuales son utilizadas como base cuantitativa, determinante de los productos que posteriormente serán solicitados, para abastecer a los trabajadores del campo, cuyas fincas y unidades productivas se encuentran en el sector Macho Capaz y sus inmediaciones.

Aunque una cantidad importante de campesinos, hace presencia en las asambleas, también existen un grupo que se abstiene de apersonarse en las mismas, que igualmente son atendidos, pero solamente (y esto es una medida ética tomada por los directores de la distribuidora, para invitarles a participar de las asambleas) después que los productores censados y cuyas necesidades se encuentran cuantificadas con anterioridad, adquieren los productos que son menester para su actividad agrícola. Por lo tanto al iniciarse el operativo se fue lo suficientemente preciso y transparente con los productores que se encontraban en Agropatria, al comunicárseles que los primeros atendidos serían quienes previamente habían asistido a las asambleas.

Los directivos de la Agropatria y de la Comuna, al ser personas residentes de Macho Capaz y también agroproductores, son conocedores de que aunque ellos con esmero organizan estas actividades, no logran solventar en su totalidad, las necesidades de insumos de los productores del sector. Por esto mismo, han ideado un plan a largo plazo para solucionar en gran parte el problema, el cual estaría estructurado de la siguiente manera: comunicarse con los encargados de Agropatria a nivel nacional, para realizar con ellos un plan de abastecimiento directo, sin intermediarios, que se deslastre de la central en Mérida, la que actualmente cumple con suministrarle, cuanto está en sus posibilidades y de ésta manera disminuir los costos de transporte, que se invierten para trasladar desde Mérida, los insumos, al mismo tiempo que consideran asegurar, el continuo surtido de pesticidas y agroquímicos, para la sede comunal. De ésta manera se evidencia el compromiso de quienes no sólo lograron la instalación de la agropatria en la comuna donde trabajan y producen, sino que hacen cuánto está en sus manos para cumplir el objetivo, que se plantearon al instalarle: garantizar a quienes están abocados a la honrosa actividad del cultivo en el sector Macho Capaz, todos los insumos, entiéndase por insumos: herramientas, implementos, abono, urea y agroquímicos, que requiere su actividad.

Teniendo en cuenta esto, el hecho de que una experiencia de expropiación a un terrateniente, acaparador de difusas extensiones de tierras productivas (como muchos que actualmente son propietarios de numerosos latifundios por todo el bloque centro occidental de Mérida), sean evidentemente positivas, en un período de tiempo relativamente corto, permiten observar de que la socialización de la tierra mejora las condiciones de vida de los campesinos. Quienes dejan de estar bajo el grito despótico del terrateniente, que se enriquece con su trabajo, y pasan, debido a la organización entre trabajadores del campo, cuya situación económica y social es idéntica, a sembrar en comunidad, y de manera colectiva, superar su situación económica tambaleante. Así, los campesinos reunidos en comuna, con orgullo y esperanza inician una nueva etapa de sus vidas, trasladándose de vivir sobreponiéndose a los embates de una distribución injusta de la tierra, a trabajar conjuntamente para el bienestar común, además de realizar la honorable tarea, de ser ejemplo para sus compañeros de faena que aún se encuentran subyugados, demostrándoles que una manera nueva y mucho más humana de producir en el campo es posible, pero que el primer paso, es el valor, para construirla juntos.

Compartir