Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[CONFERENCIA] Reclaman libertad de Milagro Sala

Compartir

milagro

Desde Montevideo

Con la presencia inesperada de la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, se llevó a cabo una conferencia de prensa por el reclamo de la urgente libertad de Milagro Sala. “Venimos después de dos años a exigirle al gobierno argentino que libere a Milagro y a los siete presos políticos que tenemos en Argentina”, dijo Alejandro “Coco” Garfagnini, coordinador nacional de la Tupac Amaru e integrante de la mesa nacional del Comité por la Libertad de Milagro. La conferencia buscó poner en agenda el reclamo por la vida de la dirigente en el contexto de las audiencias de la CIDH, antes del encuentro de trabajo que hoy mantendrá a puertas cerradas por el incumplimiento de la medida cautelar con los peticionantes del CELS, Amnistía Internacional, Andhes y representantes del Estado argentino. 

La conferencia estuvo marcada por una numerosa presencia de parlamentarios del Mercosur que exhortaron al Estado argentino a cumplir con la cautelar. Y por el reclamo de justicia en la investigación por Santiago Maldonado. Estuvieron Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y Lita Boitano, de Familiares, a quienes la vicepresidenta uruguaya se acercó a darles un sólo mensaje: “La única lucha que se pierde –les dijo– es la que se abandona”.

“El resultado electoral del domingo –dijo Garfagnini– no significa que el Gobierno no deba cumplir con los tratados internacionales que Argentina firmó y que sistemáticamente el gobierno nacional está violando desde hace dos años. Violó la resolución de Naciones Unidas que pidió la inmediata libertad de Milagro y ahora está violando de una manera vergonzante una cautelar de esta Comisión Interamericana.” 

Los parlamentarios del bloque progresista del Mercosur se acercaron a dar cuenta de los reclamos que realizan hace dos años en la región, la OEA, la ONU y la CIDH, dijo Julia Perié. “Queremos que conste que Milagro Sala tiene su nombre en el Parlamento, que en cada plenario damos cuenta de su situación y reclamamos por su libertad”. Ese espacio, que cada vez que sesiona, dijo Mario Metaza, de Santa Cruz, recuerda que allí hay una silla vacía, presentó un comunicado consensuado por el bloque. “Los y las parlamentarias de la bancada progresista del Parlasur rechazamos y denunciamos el incumplimiento del Estado argentino de la medida cautelar de la CIDH”. Sala “electa parlamentaria del Mercosur en octubre de 2015 no ha podido asumir debido al hostigamiento del gobierno provincial”. “La vida y la salud de nuestra colega parlamentaria corre peligro como consecuencia del maltrato y hostigamiento que sufre junto a sus compañeros”. 

En la mesa estuvieron Eduardo Tavani y Aníbal Ibarra, del Comité, integrantes de la APDH, gremios, entre otras decenas de organizaciones. “Nuestra presencia aquí –señaló Ibarra– expresa la realidad argentina: tener que venir a reclamar por el cumplimiento a la CIDH y a Uruguay por este hostigamiento que los organismos ya denunciaron”. Algo de eso también dijo Lita Boitano. “Me parece que estoy en mi casa”, explicó. “Pero también me siento en el exilio como hace 40 años, con los compañeros uruguayos, con la CIDH, y realmente esto me hace temblar”. Taty le pidió a Topolansky que se acercara al escenario. A la mesa se había arrimado también Macarena Gelman. “Estoy acá para apoyar el reclamo por la libertad –dijo la nieta del poeta Juan Gelman–, por el respeto a Milagro Sala y en ella de la sociedad argentina y de la sociedad latinoamericana”.

Paula Alvarez Carreras, del equipo de abogados de Sala, aclaró que esperan que emerja una respuesta de la reunión de la CIDH. “Esperamos que el Estado argentino –como último responsable de garantizar la vida de Milagro– dé cuenta de por qué no volvió al domicilio que dispuso la Justicia jujeña y esperamos que la Comisión realmente tome alguna decisión. Estamos participando de las audiencias y viendo el retroceso que hay en la región. Esto es sumamente preocupante. Si la Comisión no emite señales que realmente denoten esa preocupación y evidencie –en el caso argentino lo que está pasando en materia de derechos humanos–, ya no sabremos dónde más acudir.”

Compartir