Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[MÉRIDA] Amenazas y violencia marcaron jornada de "paro cívico" llamado por la MUD

Compartir

AmenazaResistencia2

La salida del presidente Maduro sigue planteada en la agenda de la MUD, y la violencia continúa como eje trasversal en su forma de hacer  “política”. Esta vez iniciando el pasado 16 de julio del 2017 con la convocatoria a plebiscito o “consulta popular” donde a través de diversas preguntas buscan justificar cualquier decisión que de aquí en adelante tome la oposición venezolana.  Este acto inconstitucional se realizó con plena libertad, pero no contó con el acompañamiento del ente rector, es decir, del Centro Nacional Electoral (CNE), aumentando la poca veracidad y transparencia  de la actividad al dar a conocer  los votos y la voluntad de los que ell@s llaman  la mayoría del pueblo.

Las declaraciones siguieron su curso para el día lunes 17 de julio, anunciando la cantidad de votos, pero además, informando sobre las siguientes actividades: Jueves 20 de julio Paro cívico, viernes 21 de julio nombramiento de nuevos magistrados y sábado 22 de julio gran marcha nacional.

    Pero qué pasó este jueves 20 de julio ¿Fue el paro cívico un hecho pacífico y voluntario?

    En el estado Mérida desde tempranas horas de la mañana se dieron manifestaciones violentas como resultado del llamado al paro cívico, evitando que las personas lograran movilizarse hasta sus lugares de trabajo, mientras otr@s simplemente decidieron quedarse en sus casas como medida de seguridad, efecto de una campaña de miedo implantada en l@s venezolan@s. Registrando como consecuencias daños materiales y personales en la población merideña:

    Mediante un comunicado emitido por los simpatizantes de la oposición, con el siguiente mensaje de  amenaza: “Resistencia Mérida 2017: Comunicado al comercio de Mérida. Se les agradece no abrir sus negocios, si lo  hacen no nos hacemos responsables por los daños ocasionados ya que podrá ser saqueado o quemado, no avisamos dos veces y estaremos en las calles”.  L@s comerciantes decidieron no abrir sus santa marías para procurar su seguridad.

    Cinco unidades Yutong pertenecientes a la flota operativa de Trolebús (Tromerca)  fueron atacadas por violentos la mañana de este jueves, cuando la estatal se dispuso a garantizar la movilidad de l@s merideñ@s en su sistema de transporte.  El gerente general de Tromerca Edwar Rojas, informó que en los municipios Libertador, Campo Elias y Alberto Adriani, las unidades fueron impactadas y estuvieron a punto de ser secuestradas.

    Mientras tanto, en el Municpio Santos Marquina de Tabay grupos violetos ingresaron al CDI de San Rafael de Tabay, agrediendo a l@s medic@s y trabajador@s que se encontraban prestando el servicio a la comunidad.

    Por su parte, Aguas de Mérida (AGUAMERCA) informó que encapuchados ingresaron a las instalaciones  de la Hoyada de Milla, restringiendo la salida de l@s trabajador@s.
    
    Tres funcionarios adscritos al Instituto Autónomo de Policía del Estado Mérida (Iapem) resultaron heridos tras recibir impactos de arma de fuego en distintos hechos registrados en la entidad.

En el sector Centenario, Ejido, municipio Campo Elías, el supervisor jefe Wilmer Guillén, recibió un impacto de arma de fuego en la parte posterior del cuello por lo que fue trasladado al Hospital Universitario de los Andes para ser atendido.

    Ya en horas de la tarde, se reportaron disturbios en la Avenida Universidad por parte de grupos violentos de la oposición, enfrentamientos que dejaron heridos a los funcionarios Eduar Dávila Calderón, de rango oficial, quien resultó con una lesión por el paso de un proyectil en la falange izquierda, mientras que el oficial jefe motorizado Carlos Alberto Carrizo, fue herido por un proyectil en la extremidad superior izquierda. Los tres policías se encuentran estables.

    En el Municipio Andrés Bello, La Azulita, tras finalizar un acto político, autoridades del Municipio y miembros de a Misión Ribas, fueron atacados por grupos violentos, recibiendo lesiones fuertes en la cabeza, siendo trasladado de inmediato al CDI de la zona.

    Todos estos hechos violentos fueron resultado de una agenda pacífica convocada por los dirigente de la MUD en la ciudad de Mérida, y que la lucha por la libertad para salir de la dictadura no cuenta.

Compartir