Ingrese

logo tatuytv

tatuytv banner 2

Equinoccio de primavera 19 de marzo, 2016: la Ecuanimidad de la Luz

Compartir

equinoccio

Este 19 y 20 de marzo del 2016 se celebra el Equinoccio de primavera en el hemisferio norte y el Equinoccio de otoño en el hemisferio sur, una fiesta astronómica llena de significado en la que por un breve momento la luz y la oscuridad entran en equilibrio.

Compartir

Leer más: Equinoccio de primavera 19 de marzo, 2016: la Ecuanimidad de la Luz

FOTOS: Dia Internacional de la Mujer Combatiente

Compartir

Mujeres 5

Este 8 de marzo en la Biblioteca Febres Cordero, el Colectivo de Mujeres Aquelarre Caribeño y el Ministerio de la Mujer, realizaron distintas actividades en el marco del Día Internacional de la Mujer, conmemorando a merideñas luchadoras de la historia merideña, con la disertación de la poeta Karelim Buenaño, quién hizo una exposición de mujeres en nuestra historia que han tenido particpaciones significativas en la escritura y en la propia lucha política, pero que han querido ser invisibilizadas no sólo desde los momentos históricos que les tocaron vivir, sino que todavía tiempo después, han sido etiquetadas por la sociedad como ejemplos negativos a seguir, por sus posturas atrevidas adelantadas a sus épocas: Manuela Saenz, Teresa de la Parra, Enriqueta Arvelo, Anonieta Madrid, Antonia Palacios, y así muchas otras.

Compartir

Leer más: FOTOS: Dia Internacional de la Mujer Combatiente

El discreto encanto del racismo venezolano

Compartir

1discreto

 

Venezuela es un país que ante cualquier coyuntura su principal preocupación es que la tradición de discriminar no se pierda, pero sobre todo, cuyo mayor temor es que negros, indios y pobres también seamos “iguales”.

Durante años he tenido que escuchar en diversos espacios académicos y cotidianos comentarios de personas que aseguran que Venezuela es un territorio libre de racismo, que por fortuna las desigualdades de carácter étnico-racial no han tocado nuestra tierra, que todos somos iguales, somos mestizos, que quienes consideramos que la discriminación racial existe es porque somos resentidos sociales o en el menor de los casos acomplejados, pues nuestras relaciones sociales se caracterizan por la armonía y la fraternidad entre coterráneos. Pero llama particularmente la atención que estas afirmaciones son repetidas hasta el cansancio por personas que no creen en la existencia de las múltiples y diversas formas de discriminación que coexisten en nuestra sociedad porque no han estado expuestos a ninguna de ellas.

No obstante, y a riesgo de que me sea atribuida la calificación de “manzana de la discordia” por visibilizar un problema social que pretende desconocerse, la realidad es que el racismo en nuestro país es una constante, siempre ha estado presente aunque sea de forma solapada. Este racismo además, periódicamente ha tenido y tiene drásticos repuntes y manifestaciones, motivadas principalmente por alguna situación en la que una persona indígena o afrodescendiente accede a posiciones de poder y reconocimiento social, ocupe algún tipo de notoriedad pública, porque visibilice las desigualdades sociales, vindique a algún grupo social históricamente excluido o bastará con que reclame algún derecho para convertirse en foco y detonante del racismo en sus formas más explicitas y vergonzosas.

Lo anteriormente señalado ha quedado en evidencia durante las dos últimas semanas en las cuales lamentablemente he leído comentarios profundamente desagradables en las redes sociales, los cuales además de generarme en lo personal mucho malestar, también profesionalmente mucha preocupación sobre la magnitud de los prejuicios instalados en nuestra sociedad y las consecuencias que estos pueden tener en el devenir de nuestro país.

Así bien, el nombramiento del sociólogo Luis Salas como Vicepresidente para el Área Económica y Ministro de Economía Productiva sacó lo peor de sí de muchos venezolanos, al dirigir de forma casi unánime todas las reacciones y comentarios a su aspecto físico, herencia étnica indígena y clase social, sometido a las burlas, el desprecio y el escarnio público en comentarios entre los que se pudo leer: “La cara de malandro de Luis Salas no es normal”, “¿Será que es santero?”, “Luis Salas con esa cara debe tener prontuario”, “Es un indio inmundo”, “Luis Salas tiene pinta de pran”, “Estamos en manos del recogelatas de Luis Salas”, “Metí una foto del nuevo ministro en mi cartera y se me perdieron 500 bolos”, “El mal bañado de Luis Salas”, “Mono”, “Malandro”, “Goajiro”, “Cara e crimen”, entre otros epítetos; los cuales además han sido acompañados de memes y montajes en los que se puede ver a Luis Salas en una cárcel, entre un grupo de pandilleros, sin camisas portando una diversidad de tatuajes, o siendo comparado con el ministro de economía de Argentina, cuyas facciones al parecer sí responden a las expectativas estéticas de los venezolanos.

Estos hechos en su conjunto ponen en manifiesto el pensamiento colonial que aún habita nuestro imaginario colectivo, donde todo aquel que no responda a los criterios fenotípicos e indumentarios que evoquen al europeo y el empresario socialmente idealizado será rápidamente excluido y bombardeado con el “chalequeo idiosincrático”, utilizado como vehículo conductor del racismo y el clasismo que determina las relaciones y procesos interactivos en la sociedad venezolana; un país que ante cualquier coyuntura su principal preocupación es que la tradición de discriminar no se pierda, pero sobre todo, cuyo mayor temor es que negros, indios y pobres también seamos “iguales”.

Compartir

Pianista venezolano presentó en Quito homenaje a Simón Bolívar

Compartir

pianista.jpg 1718483346

El pianista venezolano Yohannazaret rindió un sentido homenaje al Libertador Simón Bolívar y a la música venezolana Teresa de la Parra.

Compartir

Leer más: Pianista venezolano presentó en Quito homenaje a Simón Bolívar

Últimas conversas

Compartir

eduardo-coutinho

Últimas conversas fue el último trabajo del hiperactivo Eduardo Coutinho. En él trabajaba cuando la muerte le sorprendió a sus lúcidos 81 años, con treinta y dos horas de grabación y un cuaderno de anotaciones. Ése bloc fue la batuta que siguió su productor, João Moreira Salles, para terminar el filme; mientras que su cómplice en la edición desde 1999, Jordana Berg, fue la montadora. Ambos asumieron el reto para cerrar una obra de homenaje al maestro.


Coutinho, el documentalista de las personas corrientes, deja un filme póstumo que retrata la adolescencia brasileña de hoy, con sus sueños, pensamientos y vivencias. Hasta el último de sus días, el paulista se sirvió de la ética como mejor herramienta para acercarse al otro, siempre con cuidado de no caer en la complacencia. Casi un sociólogo de imágenes.


Últimas conversas es también una excusa para revisar al genio. Y así lo harán algunas ciudades brasileñas, programando retrospectivas que incluyen lo más interesante de su filmografía como director. Es decir, casi todo. Su ciudad natal ofrecerá doce títulos finalizados entre 1984 y 2014: Cabra marcado para morrer, Santo Forte, Babilônia 2000, Edifício Master, Peões, O fim e o princípio, Jogo de cena, As canções, A família de Elizabeth Teixeira, los mediometrajes Santa Marta, duas semanas no morro y Boca de lixo y el corto Sobreviventes de Galileia.

La cartelera brasileña estrenó el filme póstumo del polifacético Eduardo Coutinho. Quien fuera actor, guionista, periodista y productor, es un nombre imprescindible en el renglón latinoamericano del documental.

 

Compartir

FILVEN

Compartir

filv1

Luego de algunos tartamudeos, llegó la fiesta de la FILVEN a Mérida. Nuestra Feria, la Feria de todos los merideños, una fiesta cultural de lo mejor, de altura y en las alturas, será del 25 al 29 de noviembre en el Centro Cultural Tulio Febres Cordero, en pleno centro histórico de la Ciudad de los Caballeros, y también de los ancestrales Cuicas y Tatuy. Nuevamente tendremos la oportunidad de disfrutar y compartir entre libros, con poetas y escritores, aprender de los intelectuales, gozar de la música, el teatro y la danza hecha por merideños. La 11ª Feria Internacional del Libro de Venezuela, FILVEN 2015, en el capítulo Mérida es ya una realidad, y es también tradición en esta época de fin de año, enmarcando las festividades decembrinas y coronada por el trascendental evento electoral del 6D. La FILVEN es cultura de la mejor, cultura lectora, cultura formativa, cultura recreativa, cultura política, es un episodio extraordinario e imperdible en la vida cotidiana de nuestra ciudad.

Compartir

Leer más: FILVEN