Ingrese

logo sencillo fondoazul

Banner azul 2018 portal

Los rostros de Reverón, a 127 años de su nacimiento

Compartir

Reveron 8

Hoy 10 de mayo, a 127 años de su nacimiento, conmemoramos al artista plástico Armando Reverón, quien es referencia del arte venezolano a nivel mundial, conocido como el pintor de las luces, compartimos esta galeria que muestra parte de su obra y retratos realizados a su particular imágen.

Compartir

Leer más: Los rostros de Reverón, a 127 años de su nacimiento

Miyazaki se despide con dos cuentos feministas

Compartir

1aa

Despedida: y por todo lo alto. Este fin de semana se estrenan las dos últimas gemas que quedan en el baúl del Studio Ghibli, la mítica casa de animación japonesa que durante sus 30 años de historia ha sabido desplegar las obras de mayor esplendor de su industria. Se cierran las puertas al país de las maravillas, aunque no han echado la llave al río. La retirada de Hayao Miyazaki, el fracaso en taquilla nacional de El cuento de la Princesa Kaguya y la ausencia de algún proyecto rentable en la recámara les ha llevado al cierre del equipo de producción, que podría retomar los pinceles y las tabletas de dibujo cuando vuelva a merecer la pena.

Tal vez, en el futuro, con algún nuevo talento por descubrir que sepa incorporar fuerza al estudio, compuesto ahora por un equipo creativo notablemente envejecido. Mientras tanto, nos queda disfrutar de El recuerdo de Marnie y El cuento de la Princesa Kaguya.

La madurez de la niña asmática

Cliffhanger: la de Marnie es la historia de una niña asmática que necesita salir del túnel de la autoindulgencia y dar el paso definitivo hacia la madurez. Desde el momento en el que sabemos que hay algo paranormal en El recuerdo de Marnie, las ideas sobre su final se nos adelantan, más cuando, a medida que avanza el relato, vemos esas referencias a El Viaje de Chihiro y a Rebecca, de Hitchcock. Pero los que no hayan leído la novela de Joan G. Robinson en la que se ha basado Hiromasa Yonebayashi para realizar esta película se encontrarán con un sorprendente giro dramático en su último acto que hará que cobre un cariz más seductor del que le achacábamos a mitad de partido. Es una película que crece.

Folclore: el que tratan en El cuento de la Princesa Kaguya, que es una adaptación más, dentro del amplio catálogo de adaptaciones que se han hecho en suelo nipón, del relato popular El cuento del cortador de bambú. Una hermosa y diminuta princesa selenita nacida de una planta de bambú es cuidada por dos ancianos campesinos que, sin querer, confunden las necesidades de la pequeña y la enjaulan en la fastuosa y rígida vida de la nobleza japonesa.

Esta takenoko, a la que Isao Takahata llena de vida interior con una economía del lenguaje y un lirismo que sólo podía provenir de este país, luchará con todas sus fuerzas por no consumirse a sí misma, buscando una adaptación imposible entre su silvestre vitalidad y el deseo de sus cuidadores.

La presión del patriarcado

Vientos feministas: como los que siempre soplan en las producciones de esta casa. Esa pequeña diosa llamada Kaguya sentirá la presión del patriarcado que hace de las princesas literalmente objetos decorativos. En la escena más brava de la película, cuando la pintura se vuelve bosquejo expresionista, Kaguya se fuga del castillo en un torbellino de furia antisistema que va montaña arriba, sin cesar. El dibujo de un grito. La atormentada Anna de la película de Yonebayashi encontrará en su nueva compañera de juegos su red de apoyo emocional. Una amistad femenina tan tierna que podrá llegar a incomodar a cierta parte de la audiencia alérgica a la delicadeza.

Fantasmas: sus presencias se sienten por igual en las películas de Takahata y Yonebayashi. En el caso del primero lo descubrimos hacia el final, cuando comprendemos que la propia preservación de lo humano, es decir, de lo caduco, sólo se queda en una bruma lejana cuando lo ponemos frente a frente con la eternidad de la naturaleza, con lo divino.

Más terrenal es la metáfora de El recuerdo de Marnie, quien vive una aventura en la que el supuesto espectro de una niña acecha a su protagonista para ayudarla a superar sus traumas como adoptada y ponerla en paz con sus antepasados.

Animación poética

Trazo: del tradicional al fantástico. Para el caso de El recuerdo de Marnie sus responsables han aplicado la paleta de sus producciones más reconocidas y reconocibles, con un renderizado exquisito y el mismo acierto estilístico que siempre se le ha exigido a su estudio. Sorprende y emociona más la opción de Takahata, maestro artesano de 78 años que ha optado para esta ocasión por la animación fantástico-poética que también han empleado otros directores como Mizoguchi o Kobayashi, como de dibujo a mano acuarelado.

Esta decisión no sirve sólo para traducir de una forma más hermosa este relato fantástico en el que se basa su historia, sino también para hacer una demostración de la humildad que hasta los más veteranos deben rendirle no sólo al arte de la animación, sino también a los mitos de los que nacen nuestras diferencias culturales.

Consciente canto de cisne: es pura melancolía la que cruza de lado a lado ambas películas, pero muy especialmente la de la Princesa Kaguya, una de las grandes cumbres de la animación y, sin medias tintas, uno de los filmes más hermosos de los últimos años, como si la obra fuese en sí misma un sueño lúcido de la situación del propio estudio Ghibli, de quien los mortales hemos reconocido su grandeza pero no hemos sabido tratar como se merecía. Tal vez no podremos reparar el daño que nuestra falta de atención ha causado sobre esta casa de artistas, pero sí podemos consolarnos sabiendo que Takahata se ha ganado la luna.

Compartir

Equinoccio de primavera 19 de marzo, 2016: la Ecuanimidad de la Luz

Compartir

equinoccio

Este 19 y 20 de marzo del 2016 se celebra el Equinoccio de primavera en el hemisferio norte y el Equinoccio de otoño en el hemisferio sur, una fiesta astronómica llena de significado en la que por un breve momento la luz y la oscuridad entran en equilibrio.

Compartir

Leer más: Equinoccio de primavera 19 de marzo, 2016: la Ecuanimidad de la Luz

FOTOS: Dia Internacional de la Mujer Combatiente

Compartir

Mujeres 5

Este 8 de marzo en la Biblioteca Febres Cordero, el Colectivo de Mujeres Aquelarre Caribeño y el Ministerio de la Mujer, realizaron distintas actividades en el marco del Día Internacional de la Mujer, conmemorando a merideñas luchadoras de la historia merideña, con la disertación de la poeta Karelim Buenaño, quién hizo una exposición de mujeres en nuestra historia que han tenido particpaciones significativas en la escritura y en la propia lucha política, pero que han querido ser invisibilizadas no sólo desde los momentos históricos que les tocaron vivir, sino que todavía tiempo después, han sido etiquetadas por la sociedad como ejemplos negativos a seguir, por sus posturas atrevidas adelantadas a sus épocas: Manuela Saenz, Teresa de la Parra, Enriqueta Arvelo, Anonieta Madrid, Antonia Palacios, y así muchas otras.

Compartir

Leer más: FOTOS: Dia Internacional de la Mujer Combatiente

El discreto encanto del racismo venezolano

Compartir

1discreto

 

Venezuela es un país que ante cualquier coyuntura su principal preocupación es que la tradición de discriminar no se pierda, pero sobre todo, cuyo mayor temor es que negros, indios y pobres también seamos “iguales”.

Durante años he tenido que escuchar en diversos espacios académicos y cotidianos comentarios de personas que aseguran que Venezuela es un territorio libre de racismo, que por fortuna las desigualdades de carácter étnico-racial no han tocado nuestra tierra, que todos somos iguales, somos mestizos, que quienes consideramos que la discriminación racial existe es porque somos resentidos sociales o en el menor de los casos acomplejados, pues nuestras relaciones sociales se caracterizan por la armonía y la fraternidad entre coterráneos. Pero llama particularmente la atención que estas afirmaciones son repetidas hasta el cansancio por personas que no creen en la existencia de las múltiples y diversas formas de discriminación que coexisten en nuestra sociedad porque no han estado expuestos a ninguna de ellas.

No obstante, y a riesgo de que me sea atribuida la calificación de “manzana de la discordia” por visibilizar un problema social que pretende desconocerse, la realidad es que el racismo en nuestro país es una constante, siempre ha estado presente aunque sea de forma solapada. Este racismo además, periódicamente ha tenido y tiene drásticos repuntes y manifestaciones, motivadas principalmente por alguna situación en la que una persona indígena o afrodescendiente accede a posiciones de poder y reconocimiento social, ocupe algún tipo de notoriedad pública, porque visibilice las desigualdades sociales, vindique a algún grupo social históricamente excluido o bastará con que reclame algún derecho para convertirse en foco y detonante del racismo en sus formas más explicitas y vergonzosas.

Lo anteriormente señalado ha quedado en evidencia durante las dos últimas semanas en las cuales lamentablemente he leído comentarios profundamente desagradables en las redes sociales, los cuales además de generarme en lo personal mucho malestar, también profesionalmente mucha preocupación sobre la magnitud de los prejuicios instalados en nuestra sociedad y las consecuencias que estos pueden tener en el devenir de nuestro país.

Así bien, el nombramiento del sociólogo Luis Salas como Vicepresidente para el Área Económica y Ministro de Economía Productiva sacó lo peor de sí de muchos venezolanos, al dirigir de forma casi unánime todas las reacciones y comentarios a su aspecto físico, herencia étnica indígena y clase social, sometido a las burlas, el desprecio y el escarnio público en comentarios entre los que se pudo leer: “La cara de malandro de Luis Salas no es normal”, “¿Será que es santero?”, “Luis Salas con esa cara debe tener prontuario”, “Es un indio inmundo”, “Luis Salas tiene pinta de pran”, “Estamos en manos del recogelatas de Luis Salas”, “Metí una foto del nuevo ministro en mi cartera y se me perdieron 500 bolos”, “El mal bañado de Luis Salas”, “Mono”, “Malandro”, “Goajiro”, “Cara e crimen”, entre otros epítetos; los cuales además han sido acompañados de memes y montajes en los que se puede ver a Luis Salas en una cárcel, entre un grupo de pandilleros, sin camisas portando una diversidad de tatuajes, o siendo comparado con el ministro de economía de Argentina, cuyas facciones al parecer sí responden a las expectativas estéticas de los venezolanos.

Estos hechos en su conjunto ponen en manifiesto el pensamiento colonial que aún habita nuestro imaginario colectivo, donde todo aquel que no responda a los criterios fenotípicos e indumentarios que evoquen al europeo y el empresario socialmente idealizado será rápidamente excluido y bombardeado con el “chalequeo idiosincrático”, utilizado como vehículo conductor del racismo y el clasismo que determina las relaciones y procesos interactivos en la sociedad venezolana; un país que ante cualquier coyuntura su principal preocupación es que la tradición de discriminar no se pierda, pero sobre todo, cuyo mayor temor es que negros, indios y pobres también seamos “iguales”.

Compartir

Pianista venezolano presentó en Quito homenaje a Simón Bolívar

Compartir

pianista.jpg 1718483346

El pianista venezolano Yohannazaret rindió un sentido homenaje al Libertador Simón Bolívar y a la música venezolana Teresa de la Parra.

Compartir

Leer más: Pianista venezolano presentó en Quito homenaje a Simón Bolívar