Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[SEMINARIO] - Bases militares e imperialismo: la lucha de los pueblos es una sola

Compartir

v-seminario-paz-abolicion-bases-militares-extranjeras

Se celebró este pasado viernes la segunda jornada del V Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, en la Universidad de Ciencias Médicas de la ciudad de Guantánamo, con la presencia de delegaciones de más de 20 países del mundo.

La jornada comenzó con una exposición de carteles titulada “Un mundo de Paz es posible”, donde diferentes artistas cubanos de la Asociación de Comunicadores de Cuba, plasmaron en carteles la necesidad imperiosa de luchar en unidad por un mundo diferente, sin guerra ni ocupación.

La sesión de trabajo contó con excelentes ponencias de compañeros de Nicaragua, Argentina, Palestina, Okinawa, Sardegna y Puerto Rico, entre otros. Cada uno dio testimonio de la presencia militar de potencias extranjeras en el territorio de sus países; visibilizando la injerencia en asuntos internos en pos de los intereses imperialistas.

Daniel Ortega Reyes, Presidente del Partido Unidad Cristiana de Nicaragua y Diputado al PARLACEN, disertó sobre el rol que tiene Guantánamo y la Revolución Cubana en la región, como bastión de resistencia y dignidad.  “Es importante señalar en qué condiciones políticas fue concedido el alquiler de la Bahía de Guantánamo a los Estados Unidos”, enfatizó, al describir la Enmienda Platt y caracterizar al gobierno cubano de aquel entonces, que no representaba los intereses del pueblo cubano ni tenía como prioridad la soberanía del país.  Recordó las promesas de campaña incumplidas por el ex Presidente Barack Obama, al afirmar que cerraría definitivamente la prisión de Guantánamo; hecho que aún hoy no ha sucedido y tiene pocas miras de ocurrir con la actual administración Trump.  En el camino al proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, se hace indispensable –además del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba en 1962- la devolución del territorio ocupado ilegalmente por Estados Unidos en Guantánamo.

Pero Guantánamo no es el único territorio con bases militares estadounidenses en América Central.  El Salvador cuenta con la base aérea de Comalapa, Honduras con la Base Aérea Soto Cano y la Base Militar en Caratasca; Costa Rica con la Base Aérea de Liberia y la operatividad de la fuerza naval de Estados Unidos bajo un acuerdo con el gobierno de ese país; Curazao con una Base Naval en el puerto de Willenstad y Aruba con la Base Aérea Reina Beatriz. 

Carlos Aznárez, periodista argentino y director de Resumen Latinoamericano, presentó su ponencia sobre el rol del gobierno neoliberal argentino en el marco de la militarización imperialista en la región.  Aznárez comenzó su presentación con los dichos poco felices del actual Presidente Mauricio Macri, cuando afirmó que “las Islas Malvinas serían un fuerte déficit adicional para la Argentina”, frase que dejaba en claro la posición del gobierno neoliberal ante la soberanía nacional. 

Haciendo un recorrido sobre la historia de la ocupación militar de Malvinas, Aznárez ejemplificó la militarización de parte del territorio argentino neocolonizado por el Reino Unido y la instalación de la Base Militar Mount Pleasant a 60 kilómetros de puerto argentino en 1982, tras la guerra.  Asimismo, denunció la política entreguista del Presidente Mauricio Macri, quien incluso ha aceptado públicamente, con la primera ministra de Gran Bretaña, Teresa May, sobre la posibilidad de discutir la soberanía argentina sobre las islas, a la vez de la decisión de quitarle el rango ministerial a la Secretaria de Asuntos Relativos a islas Malvinas, que pasó a ser Subsecretaria de Malvinas y Atlántico Sur. Otra denuncia importante es la posible instalación de tres bases militares en zonas estratégicas del territorio continental argentino con la excusa de controlar el narcotráfico: en Jujuy, gran reservorio de litio; en Misiones, mayor reserva de agua dulce y en el extremo sur en Usuhaia, conexión entre ambos accesos marítimos al continente.  

“Es necesario ubicar la causa palestina entre los modelos de proyectos coloniales que ha conocido la historia de la humanidad”, afirmó Bassel Ismail Salem, ingeniero palestino y representante en Cuba del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).  “Israel ha sido una base militar convencional y nuclear de EE.UU, sin ningún control o supervisión de la AIEA ni de Organismos Internacionales”, denunció Salem, dando cuenta del financiamiento estadounidense al desarrollo militar del Estado sionista de Israel y de la invisibilización de la lucha histórica del pueblo palestino.

También,  el dirigente del FPLP recordó que actualmente más de 1500 prisioneros y prisionaras palestinas sigue cumpliendo una heroica huelga de hambre para protestar por las condiciones de detención impuestas por Israel en las cárceles de exterminio donde se hacinan más de 6.000 detenidos.

La existencia de bases militares extranjeras continúa siendo una forma directa de intervención de las potencias extranjeras en los asuntos internos de otros Estados; implicando una violación a la soberanía y la independencia nacional y al derecho internacional.  Ante esto, se hace necesario continuar la lucha en unidad de acción, pues como quedó evidenciado en las diferentes ponencias del V Seminario, la lucha de los pueblos es una sola.

Diputado nicaragüense Daniel Ortega Reyes.

Expone el director de Resumen Latinoamericano, Carlos Aznárez.

Silvio Platero, del Movimiento Cubano por la Paz.

Manuel Carbonell, de Cuba.

Delegado por Palestina, Bassel Ismail Salem.

Delegado del Centro Arnulfo Romero, de Cuba.

Compartir