Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[EDITORIAL] - La política como espectáculo

Compartir

PoliticaEspectáculo

Siempre se habla de la necesidad de que en política debe existir conexión entre el o los líderes y la masa, y esto es así en tanto todo gobierno se debe a su Pueblo, y aunque en las democracias que tradicionalmente conocemos, también se habla de la conexión con el Pueblo, en el caso revolucionario, dicha conexión no puede ser falsa, debe estar alimentada con hechos concretos, para que sea testimonio del nuevo modelo político que se busca implementar.

Bien es conocida la frase “Pan y Circo”, haciendo alusión al uso del show en la antigua Roma para apaciguar a las masas... para entretenerlas, sin embargo, cuando se pretende hacer revolución y más hacia la construcción del Socialismo, no es el entretenimiento lo que le proporciona sentido al discurso y la acción política, es la verdad, es la posibilidad de comprender y concientizar el momento político que se vive, entender sus causas estructurales, entender las acciones de gobierno y las políticas que se implementan, sobre todo si hay un período de crisis, entender los sacrificios que tod@s, incluyendo dirigencia y pueblo, debemos hacer, en miras al objetivo histórico fundamental trazado.

Convertir a la política en escenario para el entretenimiento, el show y la farandulería es un vicio que bien las reglas del sistema imperante han sabido cimentar, por un lado, mantiene a los políticos convencidos de su “estabilidad”, de su confianza de gobernabilidad, y por otro, mantiene a la masa ciega de los elementos que contribuyen a su propia destrucción, y a los militantes, esos que se entregan fieles a las ideas, convencidos del camino revolucionario, nos embelesa, nos distrae y nos vela lo que realmente ocurre, detrás del telón.

En la Revolución Bolivariana asistimos a una suerte de espejismo político con aires de faranduleo, el discurso y la acción política se muestran carentes de contenido revolucionario, es la burla y el chisme el nuevo centro del discurso: la toalla de tintori, los marihuaneros de la MUD; insultos nos llegan y no tardamos en responderles. Parece que se nos olvidaron las razones por las cuáles el Comandante Chávez y el Presidente Nicolás Maduro llegaron al poder: la construcción del Socialismo. Carecemos de la orientación pedagógica respecto al plan, qué hacemos, hacia dónde vamos, cómo avanzamos, por dónde nos abrimos brecha para continuar la construcción del nuevo modelo de sociedad, urgente para la salvación de la humanidad misma; la tarea es grande y no basta con atender las goteras.      

Si seguimos así, emborrachados en la fiesta por las debilidades del enemigo y nuestros aciertos, estaremos declarando la muerte ante las fieras al proyecto mismo, a la esperanza de una sociedad diferente. El año 2016 no fue fácil, tenemos el mérito de haber superado todos estos años de Revolución las arremetidas del enemigo. No sacrifiquemos los avances que tanto han costado, aprovechemos el tiempo ganado y abramos senda para lo impostergable. 

 

 

Compartir