Ingrese

FOTO DE PERFIL JUNIO

CABECERA DE PAGINA

[LA PATRIA BAJA] Rostros e Historias de una América diversa, en la 2da Cumbre de Base de la Poderosa

Compartir

1pod
Fidel Ruiz arengando en la 2da Cumbre de Base. Foto: Media Ninja – cobertura colaborativa
 

Fidel Ruiz tenía 9 años, cuando se puso bajo los 3 palos a tapar el arco de una cancha improvisada en la Villa Zavaleta, barriada emblemática de la capital argentina, por su extensión y composición popular. Antes un grupo de jóvenes junto a otrxs vecinxs, se reunían para fijar las pautas de un campeonato distinto. Lo primero que le extrañó fue saber que las niñas jugarían con ellos, que no había necesidad de tener un árbitro, y que antes y después de cada encuentro habría una ronda para conversar sobre los asuntos del Barrio y los detalles del torneo.

Esa Tarde, hace más de 14 años, nació La Poderosa, organización asamblearia y popular que hoy está en 12 países con casi 100 asambleas de base, articulando una forma distinta de hacer política y tejiendo lo que ellas y ellos llaman la Patria Baja. Desde ese día Fidel milita con este proyecto. Hoy a sus 23 años ya es uno de los referentes de ésta organización e impulsores de la recién culminada 2da Cumbre de Base en Porto Alegre, foro al que fuimos invitados como medio de comunicación popular venezolano, y espacio de encuentro de todos los procesos vinculados a La Poderosa, que sirve de estímulo y esperanza para los movimientos populares de un continente en el que las derechas se van articulando en múltiples espacios de poder y arremeten con sus distintas violencias a los sectores populares.

2pod
Nacho Levy en la apertura de la Cumbre. Foto: Midia Ninja – cobertura colaborativa

En la apertura, Ignacio “Nacho” Levy, referente de ésta organización decía: “Tenemos que ver que lo estamos logrando, lo empezamos nosotros solos. Que lo empezaron hace muchos años Alberto Granados y Ernesto Che Guevara*. Hoy, somos 12 países* pensando por qué y para qué llegamos hasta acá. Esto es el inicio. Hay que trabajar mucho estos días para que éste no sólo sea un evento, una anécdota, sino que sirva para darnos cuenta del poder que tenemos en nuestras manos desde siempre. (…) Muchas veces nos preguntan, ¿cómo hicieron para juntarse? Nosotros preguntamos cómo hicieron para separarnos, para hacernos creer que no se podía hacer nada.”

Seguimos conversando con Fidel, para quien estos años han sido una experiencia de educación popular, una forma de vivir, de entender e intervenir la realidad. “…Lamentablemente en los barrios la gente debe construir su vida en el día a día, con las urgencias, y nunca han proyectado el futuro de su vida, nunca han tenido un momento para decidir ´yo quiero esto para mi vida´. A mí me contagió del futbol popular esa manera de pensar un poco filosóficamente cómo ver la vida en el territorio, y que más allá de las urgencias, teníamos sueños y esperanzas que no podíamos ver en el inmediato. Así empezó la poderosa, entendiendo que si nos organizamos, los barrios podemos pensar, soñar y crear un futuro más allá de la dura realidad que estamos atravesando.”

Estos días en Porto Alegre, vecinxs de distintos barrios pudieron verse de frente, encontrarse y reconocerse como partes de un territorio común, que es éste gran continente con más de 500 años en resistencia contra lógicas opresoras, que nos intentan dividir aun cuando padecemos las mismas realidades. “Porque las fronteras que nos quisieron inventar, solo es un dibujo que no existe más” agregaba Fidel.

3pod
Foto: Emergentes – cobertura colaborativa

En más de 72 horas de encuentro ha sido clave entender los lugares y luchas que nos unen latinoamericanamente, continúa: “Control ciudadano a las fuerzas públicas, la unión de los medios y comunicadorxs populares, que el futbol popular pase a ser un futbol profesional, que la educación las construyamos desde abajo, que la urbanización de nuestros barrios la logremos latinoamericanamente, que el feminismo popular debe atravesar toda nuestra práctica y ser debatido entre compañeros y compañeras, que nos estamos solas ni solos para esta lucha que es de todxs.”

No es una casualidad hacer esto en Brasil en estos Tiempos. El asesinato a Marielle Franco, Socióloga, Feminista, negra e hijas de las favelas (como ella misma se definía); la injusta condena al expresidente obrero Lula, y las tremendas desigualdades que un gobierno golpista como el de Temer, siguen generando. “En Brasil está en juego ahora la democracia de todos nuestros países, que es un bastión fundamental para toda la región y que su pueblo está pasando una situación bastante jodida. Encontrar a esta patria baja, para hacer un plan de lucha común que nadie pueda pararla…” es el propósito, asentaba Fidel.

Para La Poderosa ha sido clave, la resistencia y control popular contra la violencia sistemática de las fuerzas públicas. La denuncia y visibilización de las víctimas de la represión ha servido para articular continentalmente en un mismo grito, un eco de justicia que reclame por las desapariciones que siguen ocurriendo a lo largo del continente desde los mapuches al sur, hasta las y los dirigentes sociales en Colombia.

4pod
En el primer día de la cumbre, con familiares de Marielle y Santiago al frente,
se marchó por las calles de Porto Alegre. Foto: La Tinta – cobertura colaborativa

Las invitadas e invitados.

Desde Adolfo Pérez Esquivel, Premio Novel de la Paz e ícono en la defensa de los derechos humanos; Claudia Korol referente del feminismo Popular; comunicadores y comunicadoras populares de varios países de la región, activistas de derechos humanos y de distintos frentes de lucha. Pudimos conversar con 3 de ellas.

5pod
Foto: Tatuy Tv – cobertura colaborativa

Ninoska Paulakura, es Mapuche, viene a la cumbre de base desde el extremo sur de Chile, a dar a conocer el Caso de Macarena Valdes, líder Mapuche que fue colgada después de muerta en su casa y tras la mirada de su hijo de año y medio. Macarena lideraba una lucha que sigue dándose en las comunidades mapuches de Liquiñe, Tranguil; contra una central hidroeléctrica que desplaza los asentamientos originarios para satisfacer las demandas energéticas de otra empresas extractivistas y trasnacionales. Convencida de recorrer el mundo si es necesario para que esto no se repita nunca más y los responsables de su muerte sean precisados. “A macarena la mataron también por ser mujer, por ser mapuche y por oponerse a los intereses de estos grupos poderosos que atentan contra las tierras y ríos, elementos sagrados para la cosmogonía de nuestros ancestros. Esta violencia es también una violencia contra nuestra espiritualidad y forma de vida.”

6pod
Foto: Tatuy Tv – cobertura colaborativa

Luz Marina Bernal Parra es colombiana, activista por la defensa de los derechos humanos. Es una de las Madres de Soacha, organización de mujeres a quienes en el año 2008, las fuerzas armadas públicas les asesinaron a sus hijos, los cadáveres de estos 19 jóvenes se mostraron como guerrilleros, constituyendo uno de los tantos falsos positivos que las políticas del uribismo y las derechas en Colombia tanto han repetido. Para ella es fundamental asistir a estos espacios para saberse acompañada, que el caso de su hijo como el de miles de colombianxs víctimas del terrorismo de estado, no sea olvidado y que nos podamos seguir juntando las fuerzas que estamos a favor de la vida, del amor, de la paz y la justicia social.

7pod
Foto: Camila Parodi – cobertura colaborativa

Finalmente compartimos con Rosalinda Santiz Díaz, quien vino desde México, es indígena Tzeltal, y participa del centro de formación y capacitación para mujeres K'inal Antzetik (tierra de mujeres en tzeltal). Reunen a más de 500 mujeres tejedoras en Chiapas y zonas aledañas. Su trabajo además del incalculable valor que representa el resguardo y la transmisión de la tradición, implica también una lucha contra las trasnacionales del vestido, entre ellas las tiendas Zara, quiens han plagiado y siguen plagiando sin reconocimiento alguno, las técnicas y diseños propios de estas comunidades originarias.

Estos rostros muestran nuestra América diversa, pero que camina junta contra toda injusticia y en favor de labrar a muchas manos el lugar donde merecen vivir nuestros hijos y nietos. Experiencias como la de la Poderosa, nos empodera para seguir creyéndolo, para motivar esta fuerza indetenible de los pueblos, quienes (como lo cantara un trovador cubano) entienden que el sueño se hace a mano y sin permiso, arando el porvenir con viejos bueyes.

Compartir