Ingrese

logo tatuytv

tatuytv banner 2

[OPINIÓN] - Con el diálogo ganaron tiempo y ¿Ahora?

Compartir

relojes salvador dali

Desde el 2013, el compañero Nicolás Maduro ha invitado a la oposición al diálogo en no menos de 30 oportunidades. Este intento reiterado pierde cada vez mas credibilidad en las bases políticas, tanto de oposición como del chavismo; sin embargo, desde la dirigencia de este último se insiste en mostrar un triunfo, el haber sido capaces de desviar a la derecha de sus ensayos violentos para el derrocamiento del gobierno bolivariano.

Compartir

Leer más: [OPINIÓN] - Con el diálogo ganaron tiempo y ¿Ahora?

[MÉRIDA] - Cronología del abuso

Compartir

CronicAbuso

Los atropellos por parte del sector de transportistas privados hacia la población merideña, son de vieja data, desde diciembre de 2015 una ola de sucesivos aumentos fuera de lo establecido en la ley y la paralización del transporte han afectado a la población en general.

Compartir

Leer más: [MÉRIDA] - Cronología del abuso

[CRÓNICA] - La ruta de Nelly en tiempos de paro

Compartir

Nelly Transporte

La señora Nelly Suárez tiene 47 años, su redondez es acompañada de su aire de bonachona. Trabaja todo el día en Mérida y estudia por las noches en Ejido; está resuelta a ser TSU en administración en la UPTM. Tiene tres hijos: Ana de diecisiete años, Brayan de catorce y Sara de apenas nueve. Los tres juntos son un terremoto en casa. Nelly, adora a su perrito “azul” y nunca se pierde el programa de boleros que transmiten en Yvke mundial. Lleva seis años ya trabajando en una zapatería del centro de la ciudad de Mérida. El señor gonzalo mientras tanto, su jefe, es un tipo obstinado con la vida, nada lo satisface: ni su negocio, ni su esposa, ni las grandes sumas que gana poniéndole sobreprecio a los zapatos comprados a dolar preferencial, ni su carro 4x4, ni el bigote de Maduro, ni siquiera la sonrisa “colgá-te” de leopoldo. El señor gonzalo, digamos, es un hombre infeliz; razón por la cual, claro, necesita hacerle la vida infeliz a todo aquel que se mueva, respire o se aparezca a su alrededor: La señora Nelly, por ejemplo. Ella sabe que si llega 15 minutos tarde a la zapatería, el señor gonzalo -que amaneció con el pie izquierdo, porque la arepa se le quemó en la mañana– la va a sancionar, o a lo sumo, la va despedir por llegar tarde otra vez.

Compartir

Leer más: [CRÓNICA] - La ruta de Nelly en tiempos de paro

Un tratado nada recíproco*

Compartir

tratado reciprocidad comercial eeuu vzla

A 77 años de la suscripción del Tratado de Reciprocidad Comercial con EEUU

A menudo se aborda el tema del rentismo como si fuera un asunto cuya naturaleza es inmanente a la vida económica venezolana; razonamiento que llevaría a desechar a priori cualquier posibilidad de su superación, ocultando la conjunción de los intereses de las clases dominantes, ávidas de asegurarse su acumulación originaria de capital frente a la abrupta expansión petrolera que emergía como sangre nueva para el capitalismo.

Compartir

Leer más: Un tratado nada recíproco*

Un Girón africano

Compartir

frase

Hoy 2 de diciembre día internacional de la Abolición de la esclavitud y tras la partida física de nuestro comandante eterno Fidel Castro, nos afianzamos en sus ideas y accionar, para así recordar un día como hoy, la solidaridad y la cooperación del Pueblo Cubano con la lucha Africana, acá un fragmento del Comandante en jefe, el 19 de abril de 1976.

Compartir

Leer más: Un Girón africano

Chapecoense: Levantarse Siempre, gambetear la muerte

Compartir

1541726

Cuando supimos del accidente de tránsito (Febrero 2015) que involucraba al bus dónde viajaba el equipo de mi pueblo, el susto lo calmó la frase “todos fuera de peligro”, sin embargo tras días de hospitalización la noticia de que el “Urugocho” Carlos De Castro, capitán de capitanes había fallecido, nos sorprendió a todos. El luto se colectivizó entre al menos las 5 mil almas que alentamos todos los domingos al rojiblanco. Las fiestas dominicales estarían desde ese día marcadas por la ausencia de este oriental, que supo ganarse el corazón de los merideños con entradas impecables contra los atacantes rivales y con cabezazos gloriosos, que dieron muchas veces el triunfo en los últimos suspiros. En cada córner será extrañado, a cada minuto 19, por su dorsal, la barra le cantará “u-ru-guayo u-ru-guayo”. Su rostro aparecerá siempre en los trapos y la afición jamás olvidará a la leyenda.

Compartir

Leer más: Chapecoense: Levantarse Siempre, gambetear la muerte