[4F] Chávez y el “por ahora”

El 4 de Febrero de 1992 en horas del mediodía, apareció en las pantallas de Venezolana de Televisión,  un militar desconocido hasta entonces. Portando su traje militar y su boina roja, anunció al país lo siguiente:

“Primero que nada quiero dar buenos días a todo el pueblo de Venezuela, y este mensaje bolivariano va dirigido a los valientes soldados que se encuentran en el Regimiento de Paracaidistas de Aragua y en la Brigada Blindada de Valencia. Compañeros lamentablemente por ahora los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital, es decir nosotros acá en Caracas no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por allá, pero ya es tiempo de evitar más derramamiento de sangre, ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor. Así que oigan mi palabra, oigan al Comandante Chávez que les lanza este mensaje para que por favor reflexionen y depongan las armas, porque ya en verdad los objetivos que nos hemos trazado a nivel nacional es imposible que los logremos. Compañeros oigan este mensaje solidario. Les agradezco su lealtad, les agradezco su valentía, su desprendimiento, y yo ante el país y ante ustedes asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano. Muchas gracias.”

Con esta histórica alocución, Hugo Chávez asumía la responsabilidad de la insurrección militar, que hizo temblar los cimientos de la partidocracia puntofijista. De estas palabras rápidamente fue sintetizada la famosa frase “Por ahora” que quedó estampada en el imaginario del pueblo venezolano, dejando abierta y latente la continuidad de la gesta. Horas después, Chávez fue encarcelado junto a cientos de soldados valientes que participaron en la insurrección.

Varias lecciones se derivan a partir de esta honorable rendición:

1.- Se empieza a impregnar el pensamiento y el accionar Bolivariano en la conciencia colectivadel pueblo venezolano. Sentenció en estos breves minutos de alocución que en el país, lo nuevo, lo que estaba por nacer, la nueva República que estaba por engendrarse, necesitaba un nuevo discurso y una narrativa diferente.

2.- Reconoce a sus compañeros de armas por su participación y reivindica sus méritos y su entrega en la lucha por una patria nueva. Genera confianza, humildad y respeto entre sus compañeros ante la derrota militar. Los militares bolivarianos no salieron esta vez a defender a la decadente democracia representativa, como lo hicieran en el 89 con el caracazo, sino a un pueblo vilipendiado, y Chávez reconoce eso.

3.-Logra grabar en la conciencia colectiva venezolana la responsabilidad personal y el compromiso político con el país por lo acontecido. Por ahora no se asumiría el poder, por ahora era momento de recoger el sentimiento, las apreciaciones e interpretaciones del pueblo, de estudiar y luego reconfigurar la estrategia política, incentivar el sentido patriótico  e irrumpir  cuando las condiciones estuviesen dadas nuevamente.

4.- Dota de esperanzas al pueblo venezolano con la posibilidad de un cambio real de la situación imperante. Propicia una reapertura del debate político nacional y emplaza públicamente a los dirigentes de la democracia representativa y sus respectivos partidos. Evidencia el agotamiento de la partidocracia tradicional, y revela la urgencia de plantear nuevas propuestas al pueblo venezolano, hastiado del hambre y la represión que se ocultaba detrás de esta falsa democracia.

Pero a su vez, interpreta el clamor popular y plantea la necesidad histórica de construcción de un nuevo proyecto político para recuperar a la Venezuela enlodada y sumida en una profunda miseria. A partir de este hito, hubo un despertar de la conciencia.

5. Manifiesta la autocrítica frente a los desaciertos. Asume con entereza la derrota militar que posteriormente se convertiría en una victoria política, así como la responsabilidad histórica por los hechos ocurridos, posición que contrasta poderosamente con la forma en que los políticos tradicionales trataban los asuntos de la vida pública nacional.

Así se catapultó públicamente Hugo Chávez Frías frente a Venezuela y el mundo, como el hombre que junto a valientes soldados bolivarianos impulsaron un sacudón nacional que resquebrajó a la élite dirigente y evidenció aún más la tragedia política, social, económica que imperaba, abriendo las puertas a la posibilidad real de transformar la sociedad venezolana.x

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.