[CHÁVEZ AHORA] Comandantes Radicales: Fabricio Ojeda, pensamiento y acción – Parte II

La figura de Fabricio Ojeda tiene múltiples dimensiones. Nuestra intención es solo hacer referencia a algunas destacadas por Chávez, en su reivindicación al guerrillero, compartiendo sus reflexiones y aportes, entre ellos sus escritos. El destaque es la carta de renuncia al Congreso y el libro La Guerra del Pueblo.

La Carta

Un documento histórico en la vida del país es la carta de renuncia de Fabricio a su diputación al Congreso Nacional. Allí denuncia la traición al pueblo que se lanzó a las calles el 23 de enero de 1958, expresada en el Pacto de Punto Fijo. Chávez precisaba lo sucedido así:

“Del 23 de enero a las guerrillas, símbolo de ese encadenamiento, de esa interrelación profunda entre la traición al 23 de enero, a través del Pacto de Punto Fijo, que se cocinó en Nueva York y en Washington, y la oligarquía volvió a adueñarse del poder, traicionando al pueblo una vez más”[i].

La famosa carta fechada el 30 de junio de 1962 fue compartida por Chávez en varias ocasiones. En una de ellas leía las siguientes líneas:

“El 23 de enero, lo confieso a manera de autocrítica creadora, nada ocurrió en Venezuela, a no ser el simple cambio de unos hombres por otros al frente de los destinos públicos. Nada se hizo para erradicar los privilegios ni las injusticias. Quienes ocuparon el poder, con excepciones honrosas claro está, nada hicieron para liberarnos de las coyundas imperialistas, de la dominación feudal, de la opresión oligárquica. Por el contrario sirvieron como instrumento a aquellos intereses que gravitan en forma negativa sobre el cuerpo desfalleciente de la Patria”[ii].

Luchar contra los privilegios implica mucho más que un cambio de nombre. La transformación de la base material, social y cultural de la sociedad venezolana es la tarea.

Lucha contra los privilegios

La Revolución Bolivariana debe asumir esas reflexiones sobre lo ocurrido para definir lo que debe cambiar. Por ello, el Comandante Chávez señalaba:

Hoy como nunca debemos ser vigilantes en aniquilar todas las perversas cualidades que alimentaron a un Estado al servicio de las prebendas y privilegios de una minoría a costa de los sacrificios de la mayoría… Este es el tránsito que hoy experimentamos, que estamos obligados a seguir profundizando, si queremos erradicar verdaderamente los signos de la vieja política, centrada en el despilfarro, la corrupción, la burocracia, el ventajismo y la ineficiencia que aún perviven infiltrados en las prácticas actuales”[iii].

No solo cambiar nombres, sino los mecanismos de opresión y control que impone el Estado burgués, sus lógicas y relaciones de poder, en simultáneo con una difícil lucha contra sus expresiones en el seno de la sociedad, y del gobierno mismo.

En caso contrario, se repetiría lo ya vivido y denunciado por Fabricio: “No podía esperarse otra cosa sino se había hecho otra cosa que cambiar los hombres del Gobierno. El 23 de enero hubo sólo esto: un cambio de nombres”[iv].

Cumplir el juramento

Fabricio en la carta describe lo que implicará sumarse a la lucha guerrillera, sus riesgos, dificultades y limitaciones, su alejamiento de la familia, del hogar. Para él nunca fue una opción disfrutar de las comodidades y prebendas de un diputado que defiende al sistema.

Su nuevo frente de batalla es para hacer cumplir realmente el juramento realizado al asumir la diputación: 

“Convoque pues señor presidente, al suplente respectivo porque yo he salido a cumplir el juramento que hice ante ustedes de defender la Constitución y las leyes del país. Si muero no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y deber de todo nuestro pueblo”[v].

Compromiso asumido por Chávez: “Murió Fabricio, pero hubo quienes vinieron después, humildemente me incluyo, quienes vinimos después y tomamos el fúsil que había que tomar y tomamos la bandera, la bandera de la Revolución Bolivariana”[vi].

El deber de luchar por un pueblo.

«Humildemente me incluyo…» Chávez, Recuerda a Fabricio Ojeda.
La Guerra del Pueblo

En 1966, en el campamento guerrillero Venus 3, el Comandante Fabricio Ojeda escribe La Guerra del Pueblo, declaración sobre la revolución necesaria, el papel del pueblo y de la unidad de los mas amplios sectores para garantizar la liberación, el triunfo contra el imperio y sus lacayos.

En un acto, el Comandante Chávez lee el siguiente fragmento del libro:

La base antifeudal y antiimperialista de nuestro proceso revolucionario plantea un género de alianzas que está por encima del origen, credo político, concepción filosófica, creencias religiosas, situación económica y profesional, y afiliación partidista de los venezolanos. El enemigo común, su fuerza y poderío, reclama una lucha unitaria para vencerlo”[vii].

Un bloque histórico para dar la batalla, también tarea de Chávez, quien seguía leyendo:

“Los obreros y campesinos, la pequeña burguesía, estudiantes, empleados, intelectuales, profesionales, etc., la mayoría de los oficiales, suboficiales, clase y soldados de las Fuerzas Armadas Nacionales de aire, mar y tierra, los industriales nacionales, los productores agropecuarios, los comerciantes no importadores los productores no independientes, pequeños industriales y artesanos”[viii].

Alianzas para avanzar a un horizonte: el socialismo. Chávez reafirma:

Este género de alianzas, como decía Fabricio, es necesario para que el proceso de liberación nacional, la conquista de nuestra definitiva independencia, que hoy se define como vía venezolana hacia el socialismo, sea viable. Alianzas que no deben partir de supuestos falsos: el camino es el socialismo”[ix].

Amplios acuerdos para recorrer el camino al socialismo, allí la viabilidad de nuestra independencia.

Lucha Revolucionaria

En La Guerra del Pueblo el Comandante Fabricio asume “uno de los procesos de radicalización ideológica más genuinos que se hayan dado en Venezuela”[x], según Chávez.

El líder guerrillero nos dice:

Abandonar el campo reformista y tomar el revolucionario significa decidirse a luchar sin temor alguno, tener seguridad de la victoria y desafiar, cual David, al gigantesco poderío reaccionario, como lo han hecho todos los verdaderos revolucionarios de la historia”[xi].

Plantea la histórica lucha entre reforma y revolución, quién fue radicalizándose ante las evidencias del comportamiento del enemigo y del empuje del pueblo, en tiempos de represión y guerra, también de victorias populares, como la cubana, que conocía de primera mano. Allí similitud con Chávez, que dice:

“Cuidado con el reformismo, ese es el camino más fácil pero eso significa abandonar la batalla, hay bastantes ejemplos en la historia reciente. Mucho de esos rostros los podemos ver a diario y la mayoría de ellos dan lástima, tratan desesperadamente, después de haber andado en filas revolucionarias o haber simulado andar, se quitaron la máscara y ahora son unos asquerosos reaccionarios”[xii].

Por ello pedía:

Alejémonos del reformismo y tomemos de verdad el camino revolucionario ¡radical revolucionario!, Radical socialista… yo voy a seguir en esa dirección hasta que me toque, yo voy a seguir profundizando la marcha, pido a todos que nos radicalicemos y eso no tiene nada que ver con lo irracional ¡no!, tiene que ver con las raíces, radical”[xiii].

Comandantes Radicales

Ir a la raíz para transformar, para asumir la revolución radical: “¡radicales seamos! radicalmente honestos, radicalmente revolucionarios, radicalmente socialista, radicalmente bolivariano, radicalmente patriotas. Seámoslo”[xiv], afirmaba Chávez.

Asumir el camino de la revolución, solo así se llegara a la victoria:

Cualquier otro nos llevaría al más rotundo fracaso y esto en todos los órdenes en lo moral, en lo social, en lo espiritual, en lo cultural, en lo educativo, en lo económico, en lo político, en lo militar, en lo popular, en lo obrero, en el trabajo, revolución obrera, revolución ¡general! Ofensiva general, ofensiva ¡artillería y ofensiva! En el pensamiento”[xv].

Chávez alertaba que debíamos tener cuidado con las tendencias reformistas, asumiendo las reflexiones de Fabricio Ojeda:

“El único camino que a nosotros nos permitirá lograr la transición del modelo que nos impusieron desde hace décadas, década y décadas, siglos más bien, el único camino que nos permitirá llegar a nuestro nuevo destino es el camino revolucionario, no hay otro, no hay otro, olvídense, lo demás conduciría a nuevos fracasos y nuevas frustraciones”[xvi].

Por los Comandantes Fabricio y Chávez, en su memoria, luchemos por el camino revolucionario, contra el reformismo, el imperio y la burguesía, para evitar fracasos y frustraciones. Solo así seremos libres.


[i] Hugo Chávez Frías. Acto de conmemoración del 52 aniversario del 23 de enero de 1958. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 23/01/2010. Ver: https://n9.cl/fpkcf

[ii] Fabricio Ojeda. Carta de renuncia. Op. Cit.

[iii] Hugo Chávez Frías. ¡Contraataque Bolivariano!. Líneas de Chávez. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 23/01/2010. Ver: https://n9.cl/tbrm9

[iv] Fabricio Ojeda. Carta de renuncia. Op. Cit.

[v] Ibíd.

[vi] Hugo Chávez Frías. Encuentro del Consejo Presidencial del Poder Comunal con los Consejos Estadales. Op. Cit.

[vii] Fabricio Ojeda. La Guerra del Pueblo. 1966. Colección: Alfredo Maneiro. Editorial El Perro y la Rana. Caracas, Venezuela. 1.a edición, 2017 (digital). Ver: https://n9.cl/5hyk9

[viii] Ibíd.

[ix] Hugo Chávez Frías. La artillería del pensamiento. Líneas de Chávez. Op. Cit.

[x] Ibíd.

[xi] Fabricio Ojeda. La Guerra del Pueblo. Op. Cit.

[xii] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 334. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Zulia, Venezuela. 21/06/2009. Ver: https://n9.cl/ie0gq

[xiii] Ibíd.

[xiv] Ibíd.

[xv] Ibíd.

[xvi] Hugo Chávez Frías. Juramentación de la Comisión Central de Planificación. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 22/06/2007. Ver: https://n9.cl/5du7a

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.