[CHÁVEZ AHORA] Comandantes Radicales: Fabricio Ojeda, pensamiento y acción – Parte I

La Revolución Bolivariana tiene amplias raíces, muchas de ellas rescatadas del olvido o de la criminalización que impuso la cuarta república, y entre ellos, Fabricio Ojeda es un referente obligado. Sobre el insigne revolucionario, Chávez comentaba: “Fabricio destaca a la hora de fusionar pensamiento y acción: a la hora de construir una filosofía de la praxis para nuestra realidad específica”[i].

Fabricio es acción y creación intelectual, compromiso, constancia, solidaridad y coherencia, todo ello lo demostró en una época revolucionaria, siendo protagonista de muchos de los momentos claves en la lucha contra la dictadura de Pérez Jiménez, y también en el inicio de la cuarta república con sus ataques al pueblo venezolano:

“Era el dirigente máximo de la Junta Patriótica que luchaba por la democracia y por la revolución[ii] (…) era Pérez Jiménez el dictador y aquel hombre revolucionario era periodista acreditado en Miraflores y dirigía la resistencia y los movimientos populares y cívico-militares, y al final pues lo derrocaron el primero de enero y el veintitrés de enero, esas dos fechas, rebelión militar y rebelión popular, las dos unidas, derrocaron a al dictadura”[iii].

Nueva vida para el pueblo

Luego de la caída de la dictadura y en el inicio de la democracia representativa, fue congresista en los comicios de 1958, electo por Caracas como parte de Unión Rrepublicana Democrática (URD), partido del que era militante desde los 17 años, pero:

“Muy pronto se convenció de que por el camino del reformismo, Venezuela no tenía nada que buscar, si quería ser libre. En 1962 renunció a su cargo y se fue a las guerrillas. Fabricio sería uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional”[iv].

Las condiciones de la democracia que vivía, poco se parecía a lo que había soñado y luchado, suspensión de garantías de la nueva constitución, represión al pueblo que exigía se cumpliera lo prometido. Fabricio expone el contexto de la decisión:

“En el primer aniversario de la suspensión de las garantías Constitucionales, un grupo de estudiantes de la Universidad Central y yo, hicimos una promesa de extraordinaria significación. Estábamos en el Cementerio General del Sur, frente a la tumba de Alberto Rudas Mezzone – uno de los tantos jóvenes caídos en la lucha por la libertad -, allí levantamos las manos y las voces y juramos: que el sacrificio de nuestros mártires no sería en vano. Juramos continuar sus pasos y cumplir su obra, para que la sangre derramada retoñase en nueva vida para el pueblo”[v].

Honrando ese juramento se sumo a la lucha guerrillera.

Vive en la batalla del pueblo

En octubre del 62 Fabricio era detenido y condenado a 19 años de prisión por delito de rebelión, pero en septiembre del 63 escapa de la cárcel. El 17 de junio de 1966 es nuevamente detenido en La Guaira, seria el inicio de otro crimen del adeco Raúl Leoni.

El 21 de junio de 1966 fue asesinado en la sede del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA), en el Palacio Blanco, a pocos metros del Palacio de Miraflores, dijeron que era suicidio. Chávez dice sobre lo sucedido:

“No fue un suicidio: esa fue la versión que el aparato represivo del puntofijismo quiso hacerle creer al país. Una versión grotesca y absurda desde donde se la vea: Fabricio se habría ahorcado con el cordón de una persiana. La verdad verdadera es que fue asesinado en los calabozos del SIFA en el Palacio Blanco: su cuerpo presentaba toda clase de signos de haber sido torturado brutalmente”[vi].

Como en muchas otras ocasiones, la “versión oficial” imponía el suicidio para explicar la muerte de algún revolucionario o revolucionaria:

“Pero el tiempo se ha encargado de poner las cosas en su lugar: Fabricio vive, ha vuelto y está hecho millones, mientras que aquellos asesinos miserables son polvo pisoteado por la historia[vii] (…) Fabricio hoy es la batalla que no ha concluido, está vivo en estas comunidades que luchan, en estos pueblos que batallan”[viii].

El tiempo y la revolución, rescataron la memoria y la verdad.

Fabricio en la Revolución Bolivariana

El análisis de Fabricio de “nuestra realidad específica” y sus propuestas por supuesto que influenciaron en la Revolución Bolivariana, entre ellas asumir la necesaria transformación de la estructura socio-económica para poder impulsar la revolución:

“Redistribuir los activos nacionales, y eso es parte esencial de la revolución, ya lo decía también Fabricio Ojeda, se trata de redistribuir el ingreso nacional y dárselo, darle apoyo a los pobres, a los que nunca tuvieron nada, sólo esperanza; y bueno un gran esfuerzo y una gran voluntad”[ix].

Es una condición básica para construir condiciones para la liberación real, efectiva, lo que debe impulsar toda revolución si es verdadera: «Decía Fabricio Ojeda: “La independencia nacional tiene que ver con la calidad de la vida”. Un pueblo pobre no es independiente, no es libre, es esclavo de su pobreza, hay que romper las cadenas de la pobreza para que seamos libres”[x].

Ser libres, es para la Revolución Bolivariana darle poder al pueblo, lo que pasa por luchar contra la desigualdad para garantizar la calidad de vida del pobre.

Democracia Revolucionaria

Otra línea central del proceso encabezado por el Comandante Chávez es la construcción de una democracia revolucionaria, basada en una amplia participación popular, reivindicada también por Fabricio:

“Escuchemos sus palabras: “La nueva democracia revolucionaria y antiimperialista se impondrá y el pueblo será dueño de su propio destino y la Patria recobrará su perfil soberano, su vida independiente”… Por eso es que decimos que Fabricio hoy está más vivo que nunca en esta nueva democracia, la democracia revolucionaria; y en esta la guerra del pueblo, la guerra por la vida”[xi].

Sobre su propuesta de democracia, Chávez también destaca:

“Fabricio dice: “Es preciso una transformación estructural que cambie el sistema formalista de la democracia…”. Eso viene por aquí, por los consejos comunales. “…por la efectiva realización de la misma”. Es decir, que arrase con todo lo podrido, lo injusto, lo indigno de nuestra sociedad, y en su lugar erija una nueva vida de justicia y de libertades”[xii].

Efectiva realización de la democracia, lo dicho de mil maneras en la Revolución Bolivariana.

Vocación de poder

Su visión de luchador antiimperialista es otra de las características que Chávez rescata, reivindicando la “fórmula” para una lucha efectiva contra el imperio que planteaba el trujillano:

“Fíjense esta buena fórmula que propone Fabricio … “para dar esta batalla antiimperialista y triunfar en ella es necesaria la creación de una firme mentalidad de poder por parte de las clases populares”, poder popular en las clases populares “patrióticas y progresistas”, estoy leyendo, “es el primer paso para liberarse del fatalismo geográfico y de la tesis de la invencibilidad del imperialismo y demás fuerzas reaccionarias”[xiii].

El imperio es vencido a la medida que la vocación de poder de las clases populares asume la conducción efectiva de la revolución. Las luchas revolucionarias en las que fue parte Fabricio lo llevaron a esa afirmación, que era compartida por Chávez, quien, a propósito de esas palabras, decía:

“Unidos, con mayor conocimiento, organización y conciencia el pueblo tendrá más poder, las clases populares, la obrera, la campesina, las clases medias profesionales y técnicos, los militares como parte de ese pueblo y de esas clases populares patrióticas, cada día tendremos más conciencia del poder que tenemos, del potencial que tiene Venezuela, es la conciencia del poder”[xiv].

Esa es la garantía de triunfo contra el imperio, ya demostrada en diversas luchas de pueblos hermanos del mundo.

El Comandante Fabricio Ojeda realizo importantes escritos, en la próxima entrega haremos un repaso por dos: su carta de renuncia al congreso y el libro La Guerra del Pueblo, comentadas por el Comandante Chávez.


[i] Hugo Chávez Frías. La artillería del pensamiento. Líneas de Chávez. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 20/06/2009. Ver: https://n9.cl/j3wv5

[ii] Hugo Chávez Frías. Declaraciones a periodistas al llegar al núcleo de desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 15/06/2004. Ver: https://n9.cl/03ogl

[iii] Hugo Chávez Frías. Visita al núcleo de desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 15/06/2004. Ver: https://n9.cl/swvr4

[iv] Hugo Chávez Frías. La artillería del pensamiento. Líneas de Chávez. Op. Cit.

[v] Fabricio Ojeda. Carta de renuncia. Venezuela. 30/06/1962. Ver: https://n9.cl/0tihm

[vi] Hugo Chávez Frías. La artillería del pensamiento. Líneas de Chávez. Op. Cit.

[vii] Ibíd.

[viii] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 230. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 31/07/2005. Ver: https://n9.cl/kcyym

[ix] Hugo Chávez Frías. Declaraciones a periodistas al llegar al núcleo de desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda. Op. Cit.

[x] Ibíd.

[xi] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 230. Op. Cit.

[xii] Hugo Chávez Frías. Encuentro del Consejo Presidencial del Poder Comunal con los Consejos Estadales. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 21/06/2007. Ver: https://n9.cl/145du

[xiii] Hugo Chávez Frías. Reimpulso del Sector Energético y Juramentación de la Junta Directiva de la Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Mérida, Venezuela. 24/05/2008. Ver: https://n9.cl/pwk7h

[xiv] Ibíd.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.