[OPINIÓN] Emprendedores

Actualmente en Venezuela pasamos por una especie de opacidad teórica en lo referente a la economía crítica, alternativa o disidente.

Se habla mucho de emprendimiento y emprendedores como vías posibles para lograr la recuperación económica, se considera que la diversidad en la fauna de los sujetos financieros y la promoción de los pequeños productores independientes dinamizarán la economía.

Lo cierto es que esta disposición ingenua con respecto al escenario económico y sus tensiones no pasan de ser fruto de la desinformación en el mejor de los casos o en el peor de los casos simple demagogia.

En la mente de estos optimistas compulsivos se piensa que el espacio económico es neutro y calmo, casi como un centro comercial de una zona residencial de clase media, pero la verdad es diametralmente opuesta.

Con un breve examen encontramos en la economía una división Real y sustancial entre los que poseen el capital (maquinaria, capacidad de inversión, tecnología y mercado) y los que tienen su trabajo (ingenio, inteligencia, y buenas intenciones de salvar el mundo sin politizar la vida) lo cual convierte, como por arte de magia, el pacífico centro comercial en un matadero y al emprendedor en una vaca que desconoce su triste destino.

El viejo Marx describía en el primer tomo de El Capital, al analizar el reino de las mercancías y el trabajo, la diferencia entre los promotores de la economía mercantil simple (artesanos, pequeños campesinos y en los actuales tiempos emprendedores) que producen para subsistir ellos y sus familias y los promotores de la economía capitalista, los capitalistas, estos últimos invierten su capital, con la misión de obtener mayor acumulación del mismo a partir de la explotación del trabajo de los primeros.

Los primeros son representados con la fórmula M-D-M (vende mercancía a cambio de dinero para comprar más mercancía) el segundo representado con la fórmula D-M-D (tienen capital en forma de dinero, maquinaria y tecnología con el cual compra trabajo en forma de mercancía < quizás del ingenuo emprendedor > y luego vende la mercancía para generar más capital del que ya poseen).

Si usted representa a los de la primera fórmula, no se engañe no es un emprendedor, es un explotado y solo hay una forma de superar ese estado, politizando su vida y asumiendo la lucha de clases.

Si usted representa la segunda fórmula, prepárese, vamos por usted y sus medios de producción.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.